CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

¿El viaje a la Luna es mentira? Las teorías de conspiración sobre Apolo 11

Desde supuestos montajes cinematográficas hasta encuentros con alienígenas, estas son las explicaciones más raras sobre lo que sucedió (¿o no?) en la Luna hace 50 años.

A pesar de toda la evidencia científica, a días de cumplirse los 50 años después de que el hombre pisó por primera vez la Luna, hay millones de personas que dudan del pequeño paso para el hombre y el gran salto para la humanidad.

El 20 de julio de 1969, la nave Apolo 11 (o Apollo 11) aterrizó en suelo lunar. El astronauta Neil Armstrong descendió, marcó una huella y soltó su famosa frase que aún hoy repetimos. Sin embargo, el ser humano es dado a las conspiraciones. 

La más reciente encuesta realizada sobre el tema data de 1999, y es de  Gallup. Según esta firma, cerca del 6 por ciento de la población de Estados Unidos tiene dudas sobre la veracidad de la llegada a la Luna. Puede parecer poco, pero estamos hablando de 15 millones de personas. 

En 2018, el diario El País de España, sin citar fuentes, en el artículo "¿De verdad llegaron a la luna?", afirma que entre el 10 por ciento y  el 20 por ciento de la población está convencida de que los vuelos a la Luna fueron un engaño. Ese mismo año, la agencia de noticias de Rusia Sputnik informó que más del 50 por ciento de la población rusa duda de la llegada del hombre al satélite natural de la Tierra.

¿Por qué sucede esto? Pues porque hay miles de libros, blogs, documentales y películas que han explotado esta vertiente y es realmente rentable. Basta solo agarrarse de una fuente medio fiable para desarrollar el tema y generar credibilidad. Revisemos entonces algunas teorías y afirmaciones de los llamados "negacionistas": 

Fue un invento de Kubrick y Nixon

Es una de las teorías más populares en Internet: todo lo que hemos visto sobre el Apollo 11 y el Apollo 12 no es más que la imaginación del director de cine Stanley Kubrick, bajo las órdenes del presidente Richard Nixon. Todo porque en 1968, un año antes del primer alunizaje, se estrenó 2001: Odisea en el Espacio.

Posteriormente salió una supuesta entrevista con un hombre que se hace pasar por Kubrick, refrendando esta teoría. Sin embargo la propia esposa aclaró que no se trata del cineasta. La "prueba" está tan mal hecha, que resulta divertido echarle un ojo:

Todo está oculto por culpa de los extraterrestres

Es lo que cree Richard Hoagland, un hombre que trabajó como "Curador de Astronomía y Ciencia del Espacio" en la NASA. Según él, en las diferentes misiones del Apollo, se acumularon informaciones sobre extraterrestres. Las colonias de vida alienígena le servirían posteriormente a Estados Unidos para mejorar sus proyectos científicos, debido al encuentro con unos seres superiores. De allí que exista tan poquita información oficial sobre los alunizajes y se juegue al despiste.

Hoagland, que tiene una carrera respetable como astrónomo, es un antagonista de un documentalista llamado David Percy, un fotógrafo del que hablaremos más adelante, pero que en resumen, asegura que todo sobre los viajes a la Luna son montajes de estudio. 

Estados Unidos nunca pisó la Luna

Esta afirmación se le atribuye a Bill Kaysing, un hombre licenciado en literatura inglesa que, por cosas del destino, trabajó de rebote con la NASA. Al formar parte del Departamento de Publicaciones de Rocketdyne (contratista de la NASA), aseguró que los seis alunizajes del Apollo, entre julio de 1969 y diciembre de 1972 fueron engaños y lo sintetizó en el libro We never went to the Moon

Kaysing era el jefe de la compañía de publicaciones técnicas, pero no se formó como ingeniero o científico. A pesar de que no tenía el conocimiento para exponer sus teorías, todas fueron tomadas como ciertas por los que dudan del alunizaje. 

Estas son las principales "pruebas" que expuso en su libro para confirmar su teoría y que de hecho se repiten hasta el día de hoy:

  • La NASA carecía de los conocimientos técnicos para poner un hombre en la Luna.
  • La ausencia de estrellas en las fotografías de la superficie lunar.
  • La película utilizada por los astronautas en la Luna debía haberse fundido debido a los supuestos niveles altos de radiación.
  • Las inexplicables anomalías ópticas en las fotografías tomadas en la Luna.
  • La ausencia de cráteres de explosión por debajo de los módulos lunares. Debido a los motores, toneladas de polvo lunar debían desprenderse en los segundos finales del descenso. 
  • La misteriosa muerte de Thomas Ronald Baron, un inspector que había escrito un informe crítico sobre el programa Apolo, no fue un accidente. Su informe también desapareció después de su muerte.

Además Kaysing afirmó que la muerte durante ensayos de algunos astronautas fueron premeditadas, debido a que varios querían exponer la conspiración de la NASA.

Todo es un montaje

Ralph Rene publicó en 1992 el libro NASA Mooned America, un juego de palabras que podría traducirse como "La NASA le enseñó el trasero a EE.UU.". El punto que hizo más famoso a este trabajo y que consiguió una respuesta oficial se refiere a un video en el que se ve una bandera ondeando, algo que no debía suceder según Rene porque en la Luna no hay viento. LA NASA explicó que no se trata de un ondeamiento sino que la bandera está arrugada, lo que contribuye a esa ilusión visual.

La Luna fue un escenario para tomar fotos

David Percy, experto en fotografía, filmó el documental ¿Qué sucedió en la Luna?. Este trabajo audiovisual se divide en tres partes. La que nos interesa es la primera. Allí analiza detalladamente todo el material fotográfico disponible y concluye que los errores son tan obvios, que fueron hechos a propósito para que cualquiera pudiera confirmar que es un montaje. 

El sustento de este documental es más bien pobre. Por ejemplo, Percy explica que el sistema geológico (montañas, cráteres, etc.) en las diferentes misiones se parecen mucho, por lo cual se trata de una escenografía. Pero esto fue fácilmente desmontado porque existe mucho material donde se ven que los ambientes no son iguales. 

El negacionista también advierte que para simular la gravedad, los saltos de los astronautas se hicieron con cables, como sin fuera una película de los Avengers. En la segunda y tercera parte del documental, retoma conceptos de Kaysing, como la imposibilidad de contar con la tecnología para viajar en el espacio o soportar la radiación.

Reproduciendo: Mira esto: Apollo 11: Así reaccionó el mundo a la llegada de la...
4:33

Las gráficas no son de la Luna

Jack White, un fotógrafo profesional, se tomó el tiempo para revisar todas las fotografías disponibles y aún cuando acepta que es posible el alunizaje, asevera que las gráficas no son de la Luna. Para certificar su teoría saca una cuenta en la que afirma que para registrar el material existente, cada astronauta debía tomar una foto cada 50 segundos, algo imposible dadas las dificultades físicas y técnicas para desplazarse.

Ahora, es probable que te haya entrado la curiosidad y quisieras tener las respuestas a cada una de las teorías o sospechas que hemos repasado. Pues bien, Discovery Channel, en su famoso programa "Cazadores de Mitos", se dio a la tarea de responder una por una a todas las interrogantes que se han planteado desde el primer alunizaje. 

Igualmente, el canal Space estrenó Truth Behind the Moon Landing, un especial que cuenta con el exastronauta Leland Melvin, quien ayuda a desacreditar las teorías de conspiración

Finalmente, el escritor y "divulgador" científico Álex Riveiro (certificado en Twitter), publicó en 2017, un hilo maravilloso en el que debate uno por uno los comentarios más alocados que existen en Internet. Te lo dejamos por si te quedó alguna duda: