El tiempo se detiene para fabricantes de relojes con Android Wear

Ahora que el Apple Watch Series 2 y el Gear S3 de Samsung están por llegar, rivales como Motorola y LG están optando por no lanzar nuevos 'smartwatches' esta Navidad.

Josh Miller/CNET
090716-apple-watch-series-2-hermes-7023.jpg

Apple Watch Series 2 está por llegar al mercado.

Foto de James Martin/CNET

El tiempo se ha detenido para algunos en el mercado de los smartwatches.

Ahora que Apple se alista para lanzar su Apple Watch Series 2 y Samsung prepara su Gear S3, muchos de los grandes jugadores que han adoptado el software Android Wear de Google han decidido poner pausa a sus propios esfuerzos. LG, Huawei y Motorola, una unidad de Lenovo, no darán a conocer un smartwatch en los últimos meses del año, las empresas confirmaron a CNET.

Mientras que LG lanzó un reloj en la primera mitad del año, ha pasado más de un año desde que Huawei y Motorola ofrecen una actualización de sus wearables.

Eso marca un cambio respecto al año pasado, cuando las tres compañías lanzaron relojes inteligentes con Android Wear en la feria de electrónica IFA en Berlín, en lo que se suponía era un resurgimiento de la plataforma. En la feria de este año, el fabricante chino Asus fue la única gran empresa de alta tecnología en volver con un nuevo reloj Android Wear.

El resultado pone de relieve la falta general de entusiasmo por los relojes inteligentes, que la industria ha promocionado como la próxima tendencia de moda en tecnología. Los consumidores, sin embargo, siguen cuestionando la utilidad de estos aparatos. Incluso Apple, que lidera el mercado de smartwatches, vio sus envíos caer un 55 por ciento desde hace un año en el segundo trimestre, de acuerdo con IDC.

"Los smartwatches todavía tienen que causar una impresión en los consumidores como un dispositivo que deben tener", dice Ramón Llamas, analista de IDC.

Eso no detiene a Apple, que dará a conocer su Apple Watch Series 2 este mismo viernes. Después de su presentación en IFA de este año, Samsung dará a conocer el Samsung Gear S3, que ejecuta su propio software de Tizen, a finales de este año.

Actividad, no moda

El interés en los relojes inteligentes parece estar cambiando a las características geek como notificaciones. Sólo basta ver la presentación de Apple de la semana pasada. Cuando la compañía introdujo el Apple Watch Series 2, se centró casi exclusivamente en los aspectos de la medición de aptitud del aparato, dejando de lado los rasgos de la moda del original. El Series 2 tiene un cuerpo resistente al agua y GPS integrado para los corredores.

Incluso los ejecutivos de Samsung reconocieron que los únicos que compran un smartwatch son los usuarios masculinos. Los principales consumidores están más interesados en los monitores de fitness, que ofrecen un beneficio práctico inmediato y obvio.

De hecho, los monitores de fitness y relojes analógicos con funciones inteligentes incorporadas impulsarán el mercado, según la firma de investigación CCS Insight. Más dispositivos de alta tecnología-pesado pueden ser condenados a languidecer en las tiendas.

A la vuelta de la esquina

A pesar de la liberación de un número de diferentes smartwatches en el mercado, algunos todavía están tratando de determinar lo que resuena con los consumidores.

Esa es en gran parte la razón por la que LG, que recién lanzó el LG Watch Urbane 2nd Edition LTE en marzo, no ha presentado ningún otro reloj este año. "Queremos ver qué es lo que funciona", dijo el portavoz de LG, Ken Hong.

El LG Watch Urbane 2nd Edition LTE es el primer reloj con Android Wear que puede hablar con un teléfono vía una conexión celular.

Foto de CNET

Dos quejas comunes acerca de los smartwatches son el grueso y la corta duración de la batería. En lugar de adelgazar las cosas, Samsung aumentó el tamaño de su Gear S3, lo que probablemente decepcionará a muchos consumidores.

El espacio extra en el Gear S3 sí permite que el reloj empaque una radio LTE, lo que significa que puede funcionar independientemente de un teléfono. Motorola, que cuenta con el reloj Android Wear más popular (el Moto 360) no estaba preparada para ampliar su reloj para dar cabida a la radio.

"Una de las cosas que vemos en el futuro son los relojes conectados [celular], y nuestra opinión es que si bien es técnicamente posible, los sacrificios que aún deben hacerse significa que no estamos listos todavía", dijo una portavoz de Motorola, una unidad de Lenovo.

Huawei, por su parte, estaba esperando que los componentes se encojan y que el procesador gane eficiencia antes de seguir adelante con un sucesor de su Huawei Watch, de acuerdo con un ejecutivo que prefiere permanecer en el anonimato.

Google declinó hacer comentarios para la historia.

Un mundo de Apple y Samsung [¿otra vez?]

Es fácil ver a Apple y Samsung impulsando sus respectivos relojes y asumir que se disponen a dominar el mundo de los relojes inteligentes al igual que lo han hecho en el mundo de los teléfonos. Después de todo son las empresas número 1 y número 2 en el mercado de smartwatches, según IDC.

Pero la misma vacilación que los consumidores sienten acerca de los smartwatches significa que todavía hay un montón de oportunidades para los diferentes jugadores.

La fabricante de chips para móviles, Qualcomm, ha creado una plantilla para un smartwatch conectado a una red celular, que ha inspirado a nuevos operadores como Fossil entrar en el desarrollo de tecnología para vestir.

fossil-q-marshal.png

Fossil utilizó un chip de Qualcomm para construir su propio reloj con Android Wear.

Foto de Fossil

También está el tema de Android Wear 2, una actualización importante al software dado a conocer durante la conferencia para desarrolladores de Google I/O en mayo. LG dijo estar trabajando con Google para usar ese software.

Afortunadamente para LG y otros, parece no haber nada realmente significativo de parte de Apple y Samsung como para sacudir el mercado.

"Cuando veo al nuevo Gear S3 y lo que escucho sobre el nuevo Apple Watch, no estoy escuchando cambios enormes o introducciones de funciones que van a desatar el interés de los consumidores", dijo Llamas.

Por ahora, Android Wear y sus socios bien pueden tomarse su tiempo.

Close
Drag