CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

La apuesta de Amazon por los supermercados, drones y películas no afecta sus ganancias

La gigante de comercio digital reportó otro sorpresivo resultado financiero, esta vez es una buena sorpresa.

Whole Foods Market Acquisition
Getty Images

No, Amazon no ha terminado de crecer. 

La gigante de comercio digital superó con creces las expectativas de Wall Street en su más reciente resultado financiero, gracias de nuevo a ingresos significativamente más altos (¡hola, Prime Day!) y muy rentable división de computación en la nube Amazon Web Services. 

El hecho de que la empresa pueda reportar altas ganancias a pesar de grandes inversiones en mercados internacionales, entregas de drones, una nueva bodega, la cadena de supermercados Whole Foods y un estudio de cine de Hollywood parecen definir la lógica. De hecho, los gastos operativos saltaron 35 por ciento a US$43,400 millones. Pero es importante notar que los gastos del presidente ejecutivo, Jeff Bezos, han afectado los resultados trimestrales de Amazon durante años, incluyendo el trimestre anterior, cuando decepcionó las expectativas de Wall Street. 

Y el hecho de que sus resultados financieros siguen siendo muy difíciles de predecir demuestra que Amazon sigue funcionando como una startup, aunque sea una de las empresas más grandes del mundo. Amazon es una de las pocas empresas que pueden arriesgarse a invertir en proyectos aparentemente locos como drones que realizan envíos de discos Blu-Ray y videojuegos.

Una de las apuestas que le están rindiendo fruto a Amazon es Prime Day, que inició como el equivalente veraniego de Black Friday en 2015, pero en dos años se ha convertido en un fenómeno de compras en sí mismo.

Su otra gran apuesta fue la adquisición de Whole Foods a finales de agosto, que contribuyó US$1,300 millones en ingresos en poco más de un mes.

Durante el tercer trimestre, Amazon reportó ventas de US$43,400 millones, que representa un incremento de 34 por ciento con respecto al año anterior. Las ganancias subieron a US$256 millones, o 52 céntimos de dólar por acción, con respecto a los US$252 millones el año pasado. 

Wall Street predijo ingresos de US$42,100 millones y una ganancia por acción de 3 céntimos.