CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Internet

Alexa, que aún no genera ingresos, ya influye en el futuro de Amazon

Las ventas de las bocinas inteligentes de Amazon y su amable asistente virtual todavía no generan ingresos significativos para la gigante de comercio electrónico, pero han ayudado a generar mayor lealtad entre sus consumidores.

new-echo-dot-product-photos-1.jpg

No tengas miedo ... habla conmigo.

CNET

Amazon publicó este jueves el reporte financiero del cuarto trimestre de 2016 y dijo que los dispositivos con la asistente digital Alexa fueron sus productos más vendidos durante la época navideña.

Eso es un hecho prometedor para la gigante de comercio, porque las bocinas Amazon Echo, que funcionan con la inteligencia de Alexa, aún no le generan ingresos significativos, pero están en camino de hacerlo.

Las ventas de dispositivos Echo fueron nueve veces más grandes esta Navidad frente al mismo periodo de 2015. Pero la mayor apuesta es en el potencial de la integración de Alexa en dispositivos y apps de terceros, según explicaron los ejecutivos durante una llamada con analistas esta tarde.

Analistas como Michael R. Levin de Consumer Intelligence Research Partners y Mark Mahaney de RBC Capital Markets ven a Alexa como el sistema operativo impulsado por voz que en el futuro controlará nuestros hogares, carros y otras tecnologías. Si eso ocurre, le daría una gran ventaja a Amazon sobre rivales como Apple y Google, además de facilitar aun más la compra de cualquier producto en Amazon con sólo pedírselo a Alexa -- desde cualquier dispositivo.

Amazon no compartió las ventas exactas de los dispositivos Echo, pero Levin estima ha generado ingresos de unos US$800 millones desde su debut hace dos años. Mucho más optimista, Mahaney estima que la cifra posiblemente llegue a US$1,000 millones -- o unos 10 millones de dispositivos --, tan sólo durante esta Navidad. Aun así, no es una gran cantidad para Amazon.

En su cuarto trimestre de 2016, Amazon obtuvo US$43,700 millones en ingresos, un aumento del 22 por ciento frente al mismo periodo de 2015, aunque es menos de lo que anticipaba Wall Street.

La mayoría de los ingresos surgieron de compras en Amazon.com -- y no de las bocinas Echo.

"Con el tiempo, encontraremos la manera de monetizar las diferentes cosas que hacemos", le dijo a CNET Mike George, líder del grupo de Alexa, durante CES en enero, "pero por ahora sólo queremos crear una buena experiencia para los consumidores con una plataforma de buenos servicios".