Amazon intensifica su lucha contra Google, Apple

Con el lanzamiento de un teléfono inteligente propio, la gigante minorista entra en un territorio muy competido.

151368933.jpg
Crédito: David McNew, Getty Images

El presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, ha hecho su apuesta más arriesgada a la fecha.

Cuando el gigante del comercio electrónico de Seattle presente este miércoles su teléfono inteligente, será solamente el cuarto dispositivo de Amazon en los últimos siete años.

Pero si bien sus tres primeros productos han evitado el campo de la telefonía celular - un e-reader, una tableta de precio económico y una caja de transmisión de TV por Internet - Amazon está ahora saltando directamente al corazón de una industria con el aparato de alta tecnología más personal - y crítico - de todos: el teléfono inteligente. Y, al hacerlo, Bezos está echando fuego a la lucha de Amazon contra Apple y Google por el control de los corazones y las mentes de los consumidores.

La anticipada incursión de Amazon en el mundo de los smartphones llega en momentos en que otros titanes de la tecnología han ampliado constantemente su alcance más allá de dispositivos como PCs y teléfonos inteligentes, pues tanto Apple como Google, Microsoft y Samsung, han presentado una variedad de servicios adicionales. Su objetivo común: operar y controlar desde termostatos y equipos médicos hasta automóviles. "La gran guerra de los ecosistemas ha comenzado", dice Ben Schachter, analista de Macquarie Research. "Va a ser una guerra larga y dura, con muchas batallas."


Para Amazon, se trata de volver al smartphone, un dispositivo concreto que mucha gente no va a dejar en casa y que tiene el potencial de convertirse en el mando a distancia para todos los otros dispositivos en nuestras vidas. Es probable también que la compañía lo vea como el gancho final para su servicio Amazon Prime, que cuesta US$99 al año y que ofrece a sus miembros envíos en dos días, libros electrónicos, películas y desde la semana pasada, un servicio de música en streaming.

La apuesta original de Bezos es que Prime ayude a que sus clientes vuelvan una y otra vez a Amazon, sin importar realmente desde cuál dispositivo lo hagan. Y es ahí donde radica la principal arma de la empresa. Bezos está más centrado en ganar dinero con los contenidos digitales y los elementos físicos que la gente compra a través de su hardware que en ganar dinero con la venta de dispositivos.

Pero ahora, con un teléfono inteligente, el gigante del comercio electrónico está pisando un territorio desconocido. El mundo de los smartphones es brutalmente competitivo, con Samsung y Apple dominando en la parte superior del mercado y una creciente variedad de teléfonos inteligentes de alta calidad, incluyendo el Motorola Moto X y Google Nexus 5, para presupuestos más reducidos.

Similar a como ha funcionado antes la estrategia de hardware de Amazon, también se espera que su teléfono tenga un precio bajo, algo que realmente necesita para competir. Sin embargo, su incursión al mercado de los smartphones no será fácil.

En el pasado otras empresas no telecomunicaciones, como ESPN y Disney, han lanzado sus propios teléfonos y servicios de marca, pero al final no pudieron ganar suficientes clientes para justificar los dispositivos o redes. "Hay una gran cantidad de cadáveres enterrados en el suelo de las empresas que han intentado y han fracasado", dice Julie Ask, analista de Forrester Research.

Al final del día, a Amazon no le importa si gana dinero con sus dispositivos, siempre y cuando la gente compre más en su sitio y consuma su contenido. "Amazon, no importa qué ecosistemas uses, quiere que compres sus productos", dijo Victor Anthony, analista de Topeka Capital. "Amazon quiere que compres, sin importar desde qué dispositivo lo hagas".

Close
Drag