CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Una Amazon Echo Show servirá como prueba en un caso de doble homicidio: reporte

Un juez ordenó a Amazon que entregue las grabaciones de la bocina inteligente como prueba situada en el lugar del crimen.

second-gen-amazon-echo-show-product-photos-1

Las grabaciones de la Echo Show podrían ser concluyentes para el caso.

Tyler Lizenby/CNET

Podría parecer el comienzo de un episodio de Black Mirror, pero se trata de algo completamente real. Según un reporte de Business Insider, un juez en Nueva Hampshire, Estados Unidos, ordenó a Amazon que entregue cualquier grabación hecha desde una bocina inteligente con pantalla Amazon Echo Show, debido a que los fiscales de un juicio por doble homicidio creen que contiene pruebas concluyentes para el caso.

Según el medio fuente, Christine Sullivan y Jenna Pelligrini fueron halladas muertas con signos de violencia por arma blanca en enero de 2017. Timothy Verrill, de 36 años, fue acusado en relación con los asesinatos, aunque se declaró inocente y está a la espera de ser juzgado en mayo de 2019.

Los fiscales del juicio solicitaron acceso a Amazon para acceder a las grabaciones de una Echo Show que se encontraba en la casa donde sucedieron los hechos.

"Los investigadores creen que Sullivan fue atacada en la cocina de la casa situada en el 979 en Meaderboro Road, donde estaba ubicada la bocina Echo. Por ello los fiscales creen que existen razones para creer que hay evidencias registradas en ella, como grabaciones de audio del ataque y lo que sucediese después", dijeron los fiscales en un reporte registrado por CBS Boston.

Amazon no respondió a la solicitud de comentarios de Business Insider, pero según indica el medio, un portavoz de la compañía le dijo a NBC News que no dará ninguna información del cliente "sin una demanda legal válida y vinculante que se nos haya entregado correctamente".

Esta no es la primera vez en que un dispositivo similar se utiliza en un caso de homicidio. En noviembre de 2015, la policía de Bentonville, Alabama, en Estados Unidos, sospechó que James Bates tuvo que ver con la muerte de su amigo Victor Collins, un oficial de policía de Arkansas que fue encontrado muerto en el jacuzzi de Bates.

La policía solicitó escuchar el audio de la bocina Echo de Bates y aunque en un principio Amazon rehusó facilitar esta información, citando la Primera Enmienda, decidió entregársela a la policía después de que Bates declarase que no tenía nada que ocultar. 

Finalmente, el juez absolvió al acusado después de que los fiscales dijeran que las pruebas no apoyaban ninguna explicación razonable.

Reproduciendo: Mira esto: Amazon Echo Dot 3: Más potente y elegante pero igual...
1:17