Amazon, bajo la lupa de Europa en nueva investigación fiscal

Funcionarios de la UE alegan que la empresa se benefició de un dictamen en Luxemburgo que data de 2003 y piden que pague impuestos atrasados.

amazon.png
La CE estudia si Amazon se benefició fiscalmente en Luxemburgo.Foto de CNET

La Comisión Europea ha decidido abrir una "investigación en profundidad" a Amazon y al gobierno de Luxemburgo por posibles ventajas fiscales que ese país habría otorgado a la compañía, según dio a conocer el vicepresidente del organismo y Comisario de Competencia, Joaquín Almunia, a través de un comunicado.


"Es bien conocido que algunas multinacionales están utilizando estrategias de planificación fiscal ... para reducir su carga fiscal global, erosionando las bases tributarias de los Estados miembros de la UE", dice el comunicado de la Comisión Europea. Agrega, además, que la Comisión estudia si se han aplicado "ventajas fiscales selectivas a una empresa en particular".

El propio Comisario Almunia dijo en otro comunicado publicado por el organismo este martes que "las autoridades nacionales no deben permitir que las empresas utilicen métodos de cálculo favorables. Es justo que las filiales de empresas multinacionales paguen su parte de los impuestos y no reciban un trato preferencial que podría resultar en subsidios ocultos".

Esta investigación es prácticamente idéntica a la que actualmente enfrenta Apple en Irlanda. En ese caso se estudia si el gobierno de Irlanda habría permitido que la fabricante del iPhone 6 eludiera gran parte de su deuda tributaria con subsidios que no le corresponderían y que habría estado obteniendo durante 10 años.

El comunicado inicial advierte que la preocupación fundamental de la Comisión Europea es que crece una "práctica dudosa" de las grandes corporaciones, en donde una subsidiaria registra las ganancias, pero las regalías se las queda otra que no está sujeta a los tributos del país miembro de la UE. "Hoy se observa que a través de este mecanismo la mayoría de las ganancias europeas de Amazon se registraron en Luxemburgo, pero no se gravan [allí]", agregó la Comisión.


De descubrirse que el acuerdo entre Amazon y Luxemburgo es inadecuado, la compañía de Jeff Bezos tendrá que pagar facturas atrasadas que podrían ser millonarias. Además de Amazon y Apple, la Comisión Europea investiga a Starbucks por una situación similar en Países Bajos y a Fiat también en Luxemburgo. El caso de Google es diferente, porque lo que se estudia es si estaría ostentado una posición dominante en las búsquedas con respecto a su competencia.

Amazon no estuvo disponible para hacer comentarios.