CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

El auricular AlterEgo del MIT puede leer lo que 'dices' en tu cabeza

Cuando piensas una frase en tu cabeza, tu cerebro puede enviarle señales a tu boca y mandíbula. Este auricular del Media Lab del MIT lee esas señales con un 92 por ciento de acierto.

mit-silent-speech-0

Lorrie Lejeune/MIT

No quiero alarmarte, pero los robots ahora pueden leer tu mente... Más o menos.

AlterEgo es un nuevo auricular desarrollado por el Media Lab del MIT. Te lo pones en la cara, le hablas, te habla. Pero no se llegan a decir palabras. Dices cosas en tu cabeza como, "en qué calle estoy" y el aparato lee las señales que tu cerebro le envía a tu boca y mandíbula y contesta la pregunta por ti.

En este video del Media Lab de MIT puedes ver el potencial de AlterEgo:

Así que sí, según el Media Lab, pronto podrás controlar tu televisión con la mente.

La institución académica ha explicado que AlterEgo se comunica contigo mediante audífonos por conducción ósea, que eluden el conducto auditivo externo transmitiendo vibraciones de sonido a través de los huesos de tu cara. Esto, según el Media Lab, hace más fácil que AlterEgo pueda hablar contigo mientras tú hablas con alguien.

Además, en pruebas con 15 personas, AlterEgo tenía una tasa de transcripción con un 92 por ciento de precisión.

Arnav Kapur, el estudiante de postgrado que lideró el desarrollo de AlterEgo, lo describe como un "dispositivo de inteligencia aumentada".

"Básicamente no podemos vivir sin nuestros teléfono, nuestros dispositivos digitales",  dijo Pattie Maes, la tutora de tesis de Kapur en el Media Lab. "Pero por el momento el uso de dichos dispositivos es muy disruptivo".

"Mis estudiantes y yo llevamos mucho tiempo experimentando con factores del nuevo formato y nuevos tipos de experiencias que permiten que la gente se beneficie del maravilloso conocimiento y servicios que esos dispositivos nos dan, pero haciéndolo de una forma que les permita permanecer en el presente", añadió Maes.