CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

'Altered Carbon' quiere saciar tu sed de misterio, sexo y fábula 'cyberpunk'

[Reseña sin 'spoilers'] La nueva serie de Netflix está basada en la novela homónima de Richard K. Morgan y nos transporta a un universo al estilo 'Blade Runner' donde intentan darse demasiadas cosas a la vez.

ac4.jpg

El universo de neones y edificios imposiblemente altos de Altered Carbon.

Netflix

Quería que me gustara Altered Carbon. La nueva serie de Netflix está basada en la novela de ciencia ficción Carbono modificado y protagonizada por Joel Kinnaman (The Killing). En ella Kinnaman interpreta a Takeshi Kovacs, un mercenario revolucionario que se despierta en la cárcel 250 años después de que lo atraparan y en un cuerpo que no reconoce como suyo. Y es que en el universo de Altered Carbon los humanos tienen una pila cortical o especie de disco duro extraíble donde se almacenan sus memorias y conciencia y que pueden ir introduciendo de cuerpo en cuerpo -- o de funda en funda -- para seguir viviendo.

A Kovacs lo ha sacado de la cárcel Laurens Bancroft (el siempre magnífico James Purefoy), un millonario que ha vivido más de 360 años y se puede permitir el lujo de pagar por clones de sí mismo cada vez que necesita cambiar de funda. Bancroft quiere contratar los servicios de Kovacs para que el mercenario descubra quién lo asesinó. Ya sé que suena confuso pero Bancroft no está muerto porque por suerte estaba pagando por lo que vendría a ser el equivalente de la suscripción extrapremium de iCloud de la época y tenía todo su ser en la nube y perdió sólo las 48 horas de su vida anteriores a su asesinato (de las que todavía no se había hecho una copia de seguridad).

De verdad que quería que me gustara Altered Carbon, pero al empezar a verla para escribir esta crítica me sorprendí entornando los ojos con desesperación más de una vez y al final la dejé al final del segundo de los 10 episodios que componen esta temporada.

02-01-42-14

Joel Kinnaman en un fotograma de Altered Carbon de Netflix.

Netflix

Para empezar está la mezcla de géneros. La serie es una historia cyberpunk, donde además se exponen varios misterios. Por un lado está el misterio de Kovacs, la guerra en la que participó hace siglos, su historia de amor con una mujer (Falconer) que se erigió como líder de la resistencia y cuya muerte él no quiere superar. Además de eso está el misterio intrínseco de la investigación del asesinato de Bancroft. A lo que hay que sumar algunas notas de sentido del humor que no acaban de encajar -- como cuando Kovacs le dice a una niña que los amigos están sobrevalorados -- y una tendencia hacia la desnudez extrema y completa de algunos de sus personajes (afortunadamente tanto de mujeres como de hombres) y de secuencias de sexo ya no gráficas y gratuitas, sino rozando lo ridículo. Hay quien ha sugerido que la serie está tanto protagonizada por Kinnaman como por su trasero y estoy completamente de acuerdo.

Además de eso abundan los diálogos en los que se nos da exposición narrativa excesiva para tratar de explicarnos este complicado universo y ponernos en antecedentes, pero por otro parece que la creadora de Altered Carbon -- Laeta Kalogridis -- haya ido a la escuela televisiva acelerada impuesta por J.J. Abrams con su Lost y se niega a seguir una línea cronológica o narrativa fácil de seguir o comprender.

Y a esto aún se le puede añadir una estética que más que beber de, casi parece simplemente sacada directamente de Blade Runner y se ve manida. Hasta lluvia constante, paraguas transparentes u hologramas y neones en los edificios tiene Altered Carbon

1

James Purefoy en Altered Carbon.

Katie Yu / Netflix

"De lo primero que te darás cuenta es de que nada es lo que parece. Ignora tus presunciones", dice una voz en off -- que todavía no tengo claro de qué personaje es -- al comenzar la serie. Así que ignora las presunciones que hayas podido hacerte y consume este título de ese modo.

Lo que está claro es que si tienes ganas de ver una serie con un look familiar; protagonizada por el actor sueco que te gustó en The Killing; donde James Purefoy y su anatomía se pueden lucir al máximo; con sexo generoso y no necesariamente del todo justificado; demás de un caso de asesinato y mucho misterio... Altered Carbon podría ser lo que estás buscando.

Altered Carbon se estrena en Netflix a nivel global el 2 de febrero.

CNET pop: Nuestro espacio en Facebook Live para hablar de cine, series y cultura popular.