CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Alphabet contempla una inversión en Lyft: reporte

La compañía quiere aprovechar los estragos de Uber de los últimos meses para impulsar su crecimiento en varios países, al tiempo que estaría a punto de recibir una gran inversión de Google.

Lyft podría recibir una inversión importante de Alphabet que le ayudaría a hacer realidad su sueño de la internacionalización.

Kelly Sullivan, Getty Images para Lyft

Lyft está mirando al mundo para iniciar su expansión internacional. El servicio, que es prácticamente idéntico al prestado por Uber, se diferencia en particular porque solo está presente en Estados Unidos, mientras que este último ya ha llegado a al menos 70 países.

Según un reporte de The Information, Lyft quiere aprovechar el impulso que ha obtenido en Estados Unidos por los estragos de Uber para emprender su expansión, que comenzaría en Canadá. Si todo sale bien, la empresa se trasladaría a otros mercados internacionales como Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y México.

Parece que en esta nueva andadura Lyft no estaría sola. Otro reporte, esta vez de Bloomberg, asegura que Alphabet estaría a punto de invertir US$1,000 millones en el servicio de choferes a pedido, abrazando así la vieja máxima de "el enemigo de mi enemigo, es mi amigo".

No debemos olvidar que Waymo se encuentra en plena batalla legal con Uber, debido a que supuestamente la empresa fundada por Travis Kalanick le habría robado secretos a la de Alphabet después de contratar a Anthony Levandowky, un ex ingeniero de Google.

Mientras que la popularidad de Uber ha caído por las acusaciones de sexismo en la empresa y el apoyo inicial de su fundador Travis Kalanick al presidente Donald Trump, Lyft ha crecido en Estados Unidos, llegando además a nuevas ciudades y lanzado servicios como el Taco Mode de la mano de Taco Bell.

El dinero fresco de Alphabet que podría llegar de la mano Google o incluso de su brazo de inversiones Capital G, ayudaría sin dudas a Lyft a afianzar su posición local en Estados Unidos y a incursionar en nuevos países para plantar cara de una vez por todas a Uber, que sin dudas domina la escena de choferes a pedido mundial.