Con Project Alloy, Intel propone una realidad virtual sin cables, ni controles

No se emocionen demasiado: es sólo una referencia de diseño para sus socios fabricantes de PCs y no llegará hasta fines de 2017.

Stephen T. Shankland

Configurar la mejor realidad virtual puede ser un verdadero dolor de cabeza. Es necesario una PC costosa, un auricular de lujo y grandes controladores de movimiento, y todavía todo eso va a estar atado mediante uno o más cables. Pero el Project Alloy de Intel quiere echar por la borda esas limitaciones.

El presidente ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, dio inicio al Intel Developer Forum (IDF) el martes con una audaz afirmación: "La realidad fusionada será también uno de los cambios fundamentales que van a redefinir la forma en que trabajamos, cómo nos entretenemos y la forma en que nos comunicamos".

Pero ¿qué es la "realidad fusionada"? se estarán preguntando. Parece ser un término de Intel para describir una experiencia de realidad virtual que utiliza cámaras con sensores de profundidad para llevar los elementos del mundo real en un dispositivo de realidad virtual completamente inalámbrico.

Un vistazo de cerca al prototipo de Project Alloy de Intel.

Stephen T. Shankland/CNET

Project Alloy es la versión prototipo de esas gafas y ya parece funcionar a un nivel muy básico. En una demostración en el escenario del IDF, la compañía mostró cómo los usuarios podían caminar alrededor de un espacio virtual rudimentario e interactuar con objetos usando sus propias manos.

Mientras que el presentador batalló un poco, las cámaras integradas con RealSense de Intel le permitieron doblar cada uno de sus dedos en realidad virtual, empujar una palanca, y usar un billete de dólar del mundo real para esculpir una estatua de hilado de oro virtual en torno de un alfarero virtual. Gafas rivales como las HoloLens de Microsoft y el Meta 2 todavía están luchando para realizar un seguimiento de tus manos, por lo que la demostración que vimos pareció bastante impresionante.

Pero no se emocionen demasiado. Intel no tiene planes para producir un dispositivo de realidad virtual para el consumidor. Como de costumbre, la fabricante de chips está tratando de vender estas tecnologías a sus socios, y podría pasar bastante tiempo antes de que esto ocurra. Intel dice que incluso los socios tendrán que esperar a que el equipo de Project Alloy esté listo hasta la segunda mitad de 2017.

Además, hay una razón por la cual las mejores gafas de realidad virtual todavía tienen tantas conexiones hoy en día: se necesita una gran cantidad de CPU y GPU para hacer que un mundo virtual parezca real.

Intel no ofreció un precio ni nombró específicamente a socios potenciales del Project Alloy.

Close
Drag