Alicia Abella: cambiando la cara de la tecnología

[Latinos en tech 2015] La vicepresidenta asistente de los servicios y tecnología en la nube de AT&T aboca sus fuerzas a aumentar la diversidad en la industria de la tecnología.

alicia-abella.jpg

Alicia Abella, la vicepresidenta asistente de los servicios y tecnología en la nube de AT&T, dice que la diversidad de pensamiento es clave en la innovación.

Cortesía de AT&T

Alicia Abella, la vicepresidenta asistente de los servicios y tecnología en la nube de AT&T, es ávida creyente y practicante de la ruptura de barreras, especialmente de las divisiones artificiales que se han erigido alrededor del género y de los grupos étnicos.

"Como una mujer hispana en un campo dominado por los hombres, he experimentado de primera mano cómo el género y la etnia pueden crear obstáculos injustos en el camino hacia el éxito profesional", escribió Abella en un artículo que se publicó en el sitio The Huffington Post.

Y es que Abella, de ascendencia cubana, es una de las voces líderes para aumentar la diversidad en la industria de la tecnología. La ingeniera graduada de Columbia University con un doctorado en ciencias de la computación forma parte desde 2011 de la Iniciativa de la Casa Blanca por la Excelencia en la Educación de los Hispanos.

Abella no es el estereotipo de ingeniera computacional, "que trabaja sola vestida de una bata blanca en un sótano, comiendo donas", como ella misma dice entre bromas. De porte elegante y hablar alegre, Abella no sólo quiere cambiar la imagen del ingeniero estándar sino también aumentar la diversidad de las caras que conforman el sector de las ciencias, ingeniería, tecnología y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

La razón es sencilla: "Para innovar es importante tener equipos diversos", dice, y así tener "una diversidad de pensamiento".

La diversidad de ideas ha resultado en el desarrollo, por ejemplo, de Cloud QoS, que brinda más ancho de banda en la arquitectura de la nube y que viene de la mano del equipo en AT&T liderado por Abella. Esta tecnología aumenta la eficiencia en cómo las aplicaciones se ejecutan simultáneamente en condiciones de tráfico denso.

top-latinos.png

Abella, cuyos padres se asentaron en la ciudad de Nueva York luego de salir de Cuba en los años 60, fijó la mirada en las ciencias de la computación durante el colegio, en tiempos en que "Bill Gates y Steve Jobs aún estaban en sus garajes", dice entre risas. Escoger esta área de estudios y esta industria, entonces y ahora típicamente dominada por hombres, parece ser una decisión inusual. Pero Abella, quizá reflejando la convicción de entonces, dice que vio su futuro y el del mundo en la tecnología. Además, "era una oportunidad de conseguir un trabajo tan pronto terminara mis estudios".

De sus padres agradece la visión y la creencia de que la educación es la clave del éxito. Y es esta filosofía la que ha llevado a Abella a un importante puesto en una de las mayores operadoras telefónicas de EE.UU. y la que quiere inculcar en las futuras generaciones de latinos en EE.UU.

Ahora que el tema de la diversidad ocupa un lugar central dentro del discurso de las empresas de tecnología, que desde hace un par de años han revelado la composición étnica de sus cuerpos laborales, Abella apunta a crear avenidas de acceso a las oportunidades que ella tuvo.

abella-white-house.jpg

Alicia Abella, segunda desde la derecha en traje blanco, durante la ceremonia de inducción a la Iniciativa de la Casa Blanca por la Excelencia en la Educación de los Hispanos en 2011. La juez de la Corte Suprema de EE.UU., Sonia Sotomayor, ofició el juramento.

Cortesía de AT&T

Así, en la iniciativa de la Casa Blanca forma parte de una comitiva que asesora sobre formas en cómo aumentar el número de graduados hispanos en el sector STEM a través alianzas y programas de tutoría, y aboca sus fuerzas a la organización sin fines de lucro Young Science Achievers, que apunta a nutrir el interés en las ciencias entre los jóvenes estudiantes.

Frente a los desafíos del acceso a la educación, el lenguaje y una industria que apenas da sus primeros pasos para diversificar su personal, Abella hace un llamado.

"El mayor desafío es la perseverancia y el deseo de trabajar duro", dice. "Nada que valga la pena es fácil".

Close
Drag