​Alemania quiere que Google revele la 'fórmula mágica' de su buscador

Europa se vuelca en contra de las empresas del sector tecnológico que aumentan su dominio en los mercados de Internet y la gestión de datos, en su mayoría estadounidenses.

Google-juicio-europa-
Google se enfrenta a la justicia europea. Google

Desde que la Canciller de Alemania Angela Merkel descubriera que sus llamadas eran escuchadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, algo ha cambiado en las relaciones entre Europa y América. Desde entonces las investigaciones del viejo continente a empresas como Microsoft, Facebook, Apple o Google no paran y parece que el trago más amargo está por llegar.


El Financial Times ha publicado una entrevista al ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, quien ha asegurado que Google deberá aumentar su transparencia sobre el algoritmo que utiliza para crear los ránkings de su motor de búsqueda, ¿el motivo? Documentos filtrados indicarían que Google fue una de las empresas que permitió que los servicios de inteligencia de Estados Unidos accedieran a la información de sus usuarios, violando así la normativa de Protección de Datos de la Unión Europea.

Las querellas de Google en Europa

La historia de desamor entre Google y Europa tiene varios capítulos. Uno de los más relevantes ha sido el del derecho al olvido, una consigna que ha recorrido todo el continente y que ha obligado al buscador a borrar entradas de cientos de demandantes. Sin embargo la disputa actual va más allá. Europa cree que Google podría estar abusando de una posición dominante al ofrecer sus productos y servicios como primera opción, una cuestión que afectaría la economía del continente.

El ministro Maas ha sido claro: "Europa debe comprobar si la empresa abusa de su posición dominante para proporcionar sus propios servicios como vuelos, compras o restaurantes. El motor de búsqueda tiene un impacto importante en la evolución de la economía, hay un problema y se tiene que solucionar", dijo en la entrevista con el diario inglés.

La preocupación de Alemania, que desempeña un papel fundamental en la ofensiva contra Google y las empresas estadounidenses en general, se basa en un hecho tangible: Google domina el 90 por ciento de las búsqueda del continente, mucho más que en Estados Unidos, en donde esta cifra alcanza el 68 por ciento.

Otro de los problemas a los que se enfrentan los grandes de la tecnología es la protección de datos. Si una empresa ha vivido esto en carne propia es Facebook. Peter Thiel, inversionista de startups y director de esta red social dijo al Financial Times que "Silicon Valley es bastante ajeno al grado en que esta preocupación se está acumulando en Europa. Es algo muy importante y Silicon Valley lo está subestimando gravemente".

La semana pasada la UE rechazó el tercer intento de Google por alcanzar un acuerdo que pusiera fin a la investigación que debe comprobar si abusa o no de posición dominante. La lucha entre la gigante estadounidense y Europa continúa.

Close
Drag