CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Alberto Villarreal: Guardián del diseño de los dispositivos móviles de Google

[Latinos en tech 2017] El mexicano Alberto Villarreal combina su cultura mexicana con una sensibilidad nórdica para explorar la forma y función de los productos de Google, incluyendo los teléfonos Nexus y Pixel.

villarreal-google

Alberto Villarreal es el director creativo de hardware para el consumidor en Google.

Google

Si has tenido un teléfono Pixel de Google en las manos, estás en la presencia del trabajo del diseñador mexicano Alberto Villarreal, jefe creativo del grupo de hardware para el consumidor de Google, parte del equipo que diseña los celulares y el hardware de la gigante de Mountain View.

Villarreal, de 41 años, nació en el sur de la Ciudad de México y creció rodeado de muchos sudamericanos que habían huido de las dictaduras en sus países. Parte de la influencia de estos extranjeros -- muchos de ellos intelectuales y artistas -- fue inculcar un espíritu de debate que impulsaba el libre pensamiento en escuelas como a la que fue Villarreal de niño. "De las cosas más importantes de mi niñez", dice, "fue un enfoque en la creatividad en vez de en el rigor académico".

top-latinos.png

"Para mí era normal estar con gente de diferentes culturas, que sacaban palabras diferentes para describir un objeto o que comían cosas diferentes", dice Villarreal sobre cómo aprendió a apreciar la diversidad, otras culturas y la diferencia de opiniones.

Otra ventaja de crecer en el sur de la Ciudad de México y con padres académicos -– ambos científicos, ya retirados -– fue tener acceso a múltiples centros culturales. Su padre es ingeniero químico, pero también tiene una maestría en diseño industrial, lo cual le permitió a Villarreal estar expuesto a libros y publicaciones muy visuales que lo encausaron a decidirse por esa carrera de diseño desde los 9 años. Desde que recuerda, ha dibujado y tomado clases de pintura y cerámica.

"Hay un dibujo que hice que mi mamá tiene enmarcado. Es del comedor de mi casa, de muebles tradicionales de madera muy sólida. Le cambié las patas y le puse unas patas cromadas de metal. Fue la primera vez que intencionalmente hice una cosa de diseño", dice. "Fue la primera vez que intencionalmente cambié algo". Villarreal vive con su esposa y su hija en Los Gatos, California.

El encuentro de culturas y escuelas de diseño 

Villarreal estudió diseño industrial en la facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México de 1995 a 2000 (de 1999 a 2000 hubo una famosa huelga en la escuela) y, posteriormente, una maestría en diseño de vehículos en Suecia, interés que le nació desde su tesis de licenciatura, graduándose de ese programa en 2002.

Mientras que en México aprendió a resolver problemas básicos con la tecnología existente -- como procesos de producción y materiales --, en el país nórdico le enseñaron a pensar más en el futuro del diseño en términos conceptuales (o sea, a echar a volar más la imaginación). También, las diferencias culturales fueron obvias: "En México nos da miedo los espacios vacíos y siempre queremos llenarlos", dice, mientras que en Suecia "es más minimalista y el uso del color es muy diferente". Tener ambas influencias, dice, le permitió diferenciarse en los dos lugares.

La carrera de Villarreal – quien se describe como un generalista que en 2009 cofundó la agencia de diseño Agent con el arquitecto Michel Rojkind -- se ha caracterizado por diseñar todo tipo de productos, desde camiones de pasajeros hasta relojes, anteojos y teléfonos para empresas como Volkswagen, Nike, Hewlett-Packard, Plantronics y, por supuesto, Google.

"Al principio -- explica -- me importaba realmente el proceso de diseño, así que no me importaba qué productos hacer", dice. "Mientras estuviera diseñando, no me importaba si era un cepillo de dientes o el espejo retrovisor de un coche", y a pesar de su pasión por el diseño de transporte, con el tiempo, "empecé a tener menos interés en los vehículos y más interés en los productos de consumo, porque era un ciclo de diseño más rápido" que el de los carros y otros vehículos. Su trabajo le ha resultado en más de 30 premios internacionales en los últimos años.

De los Nexus al Pixel

En 2013, Villarreal se unió a la gigante de Mountain View para ayudar a resolver problemas de producción con el Nexus 5, un teléfono creado en conjunto con la surcoreana LG. "Viniendo de la industria como consultor nunca había estado tan de cerca en la producción", dice. Con el Nexus 6P y 5X – creados con la china Huawei y LG, respectivamente, y lanzados en 2015 – Villarreal estuvo desde el principio como director creativo del equipo y líder del proyecto del Nexus 6P, del que recuerda en particular los estudios de ergonomía que hizo el equipo para resolver dónde quería el usuario tener el lector de huella dactilar.

Del Pixel y Pixel XL, Villarreal destaca el trabajo que realizaron para integrar detalles de diseño como la forma de cuña que se le dio al teléfono – que es un poco más ancho en la parte superior – para ocultar la protuberancia de la cámara. El teléfono, que recibió buenos comentarios de los expertos sobre todo por su excelente cámara, también se destaca por su cuerpo bicolor y su forma de cuña que sirve para ocultar la cámara. (El año pasado, Villarreal le contó a CNET en Español el proceso de diseño detrás de estos celulares).

Actualmente, dice, su rol está dividido en varias partes. La más importante es la dirección creativa de todos los productos de Google en el área móvil, donde coordina un equipo de diseñadores. "Ya no trabajo solo en un proyecto, sino que estoy coordinando el lenguaje de diseño [de varios] para que sea consistente en diversos productos, accesorios y empaques". También, trabaja con los directores creativos de otras categorías de producto para que el diseño sea coherente en todos.

Su trabajo también implica estudiar los comportamientos sociales actuales para imaginar cómo usará la gente los productos del futuro. Y, en un futuro inmediato, tocará ver qué tanto se nota la mano de Villarreal -- y su amor por el diseño y sus procesos -- en el esperado Pixel 2, que ya está a la vuelta de la esquina.