CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Aplicaciones móviles

Airbnb abre su lista de viviendas en Cuba a turistas de todo el mundo

Debido al éxito que Airbnb ha tenido en la isla, la plataforma digital de alquiler de viviendas a corto plazo ahora permitirá a turistas de cualquier origen, no sólo a estadounidenses, utilizar su servicio en Cuba.

Un ejemplo de una casa particular disponible por Airbnb en La Habana, Cuba. Está descrita como un penthouse y vale hasta US$249 la noche.

Airbnb

Para conmemorar su visita a Cuba como parte de la delegación de Estados Unidos, el presidente ejecutivo y cofundador de Airbnb, Brian Chesky, anunció el lunes que cualquier persona, sin importar su país de origen, que desee viajar a la isla podrá reservar su hospedaje mediante la plataforma digital.

Chesky compartió la noticia durante un evento de prensa que tuvo lugar en La Habana este 21 de marzo, y donde se conversó sobre cómo las compañías de tecnología de EE.UU., como Airbnb, estaban ya contribuyendo, o deseaban hacerlo, a la economía local, y a la vez ofrecer servicios a los turistas estadounidenses que llegarán a la isla en el futuro. Además de Chesky, en el encuentro participó el presidente ejecutivo de PayPal, Dan Schulman.

Los empresarios estuvieron en La Habana al mismo tiempo que el presidente Barack Obama, el primer presidente de Estados Unidos que viaja a Cuba en casi 90 años. Además, compañías como Google y PayPal aprovecharon para decir lo que planificaban hacer para llevar más tecnología a la isla.

Para Chesky, estar en Cuba es una celebración. Airbnb lanzó su servicio de alquiler de viviendas a corto plazo en Cuba hace ya casi un año, el 2 de abril de 2015. Al principio el listado de las casas particulares donde un turista podría hospedarse estaba disponible únicamente para estadounidenses. Sin embargo, dijo el ejecutivo, Airbnb ahora permitirá que el servicio pueda ser utilizado por personas de todas partes del mundo.

Esto es posible porque Airbnb ha podido integrar a la plataforma unas 4,000 casas particulares de las estimadas 20,000 registradas con el gobierno cubano. Esta incorporación refleja que el modelo de negocio de estas casas se presta bien a la plataforma, según Chesky.

En Cuba, explicó, los dueños de las casas particulares que utilizan Airbnb deben tener una licencia del gobierno cubano para participar en la plataforma digital, además de pagar unos US$35 al mes en impuestos. Esto sería similar a los requisitos para dueños de propiedades en EE.UU., que tienen que pagar impuestos como un hotel, explicó Chesky. Un búsqueda por las ofertas de Airbnb en la isla muestra precios de entre US$24 y US$249 por noche.

Pero claro, la dificultad que enfrentó Airbnb y enfrentarán otras compañías de tecnología será la falta de conectividad al Internet. Para resolver este reto, Airbnb y los dueños de las casas particulares utilizan intermediarios con Internet para ejecutar las transacciones. "Así es que esencialmente podemos tener un negocio aquí", dijo.

Sin duda pudieron resolver lo suficiente para hacer que Airbnb en Cuba sea rentable, confirmó Chesky.

"Entonces, pensamos, que ha sido un éxito muy, pero muy grande para nosotros", dijo Chesky en relación Cuba, que se ha convertido en el mercado de más rápido crecimiento en todo Airbnb. La plataforma está disponible en 191 países.

Airbnb piensa que su servicio ayudará a que los cubanos conozcan más a los estadounidenses. "Pienso que nosotros representamos la diplomacia al nivel de personal", dijo Chesky.