CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La mitad del agua de la Tierra puede venir de otro mundo: estudio

Muestras de un asteroide ofrecen evidencia de que el agua de la Tierra podría haber llegado del espacio exterior.

itokawa1

El asteroide Itokawa.

JAXA/NASA/JPL

La idea de un asteroide que choca con la Tierra se contempla usualmente como un evento catastrófico que le pondría fin a la vida en la el planeta. Sin embargo, muchos científicos creen que los asteroides también pueden ayudar a que prospere la vida al traer agua a nuestro planeta hace miles de millones de años. 

Nuevos estudios de las muestras recogidas del asteroide Itokawa, que se publicaron en la revista Science Advances el 1 de mayo, sugieren que la roca espacial albergaba agua y que objetos espaciales similares en los principios del Sistema Solar podrían haber nutrido a la joven Tierra de agua, esencial para la vida. 

En 2000, la agencia espacial japonesa JAXA envió la sonda Hayabusa al asteroide Itokawa para recoger muestras de la roca espacial y traerlas de vuelta a la Tierra. Después de un primer intento fallido, la sonda pudo recolectar polvo del asteroide y traerlo a la Tierra. La sonda aterrizó en una región remota de Australia en junio de 2010. Fue la primera vez que se habían traído a la Tierra muestras de un asteroide. Los científicos han estado estudiando las muestras desde ese entonces, y nos han mostrado cómo se ve Itokawa bajo el microscopio. 

El equipo de investigación de la Universidad Estatal de Arizona recibieron cinco muestras pequeñas de la mano de JAXA. Las muestras tienen el ancho de una hebra de cabello humano. Los científicos decidieron buscar agua en las muestras, un cometido que ningún otro equipo que tiene muestras de Itokawa estaba realizando. 

"Hasta que lo propusimos, nadie pensó en buscar agua", dijo en un comunicado Maitrayee Bose, coautora del estudio. "Estoy feliz de reportar que nuestra corazonada ha rendido frutos".

Bose y el autor principal del estudio, Ziliang Jin, estudiaron los isótopos de hidrógeno y el contenido acuático en Itokawa y se dieron cuenta de que el asteroide tiene niveles de isótopos similares a los que encontrarías en las piedras en la Tierra. Aunque el asteroide tenga 8 millones de antigüedad (y su polvo y suelo es probablemente más antiguo), el equipo encontró evidencia de que las muestras de Itokawa eran ricas en agua. 

Los investigadores tienen la hipótesis de que sus hallazgos revelan que hasta la mitad del agua de la Tierra tiene origen extraterrestre. Sin embargo, advierten que queda mucho trabajo que hacer; después de todo, esta es la primera muestra de un asteroide que se ha analizado en la Tierra y que ha mostrado esta clase de resultados. 

"Se requieren misiones de recolección y devolución de muestras a la Tierra si queremos realizar un estudio a fondo de los objetos planetarios", dijo Bose.

La buena noticia es que dos misiones similares ya están en proceso. El sucesor de Hayabusa, el Hayabusa-2, ya ha hecho un hoyo en el asteroide Ryugu en un intento por extraer muestras y traerlas a la Tierra en 2020. La NASA también está realizando un estudio del asteroide Bennu al lanzar la nave Osiris-Rex en 2016 para recoger muestras de la roca. La nave está programada para regresar a la Tierra en 2023.

Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente el 2 de mayo de 2019.