guía de compras navideñas

Aereo debe pagar derechos de autor: Corte Suprema

El máximo tribunal de EE.UU. emitió un fallo en contra del servicio de 'streaming' de TV que virtualmente hace que su negocio actual sea ilegal.

supreme-court-credit-joan-e-solsman-cropped.jpg
Foto de Joan Solsman/CNET
  

La Corte Suprema de EE.UU. dictaminó el miércoles en contra del servicio de streaming de televisión abierta Aereo, clasificando ese servicio como un "espectáculo público", algo que le obliga a pagar derechos de autor a las televisoras para transmitir contenido de su propiedad.

En opinión del juez Stephen Breyer, junto con otras cinco personas, la Corte Suprema concluyó que Aereo, que utiliza matrices de mini antenas individuales para captar señales de televisión abierta, es en efecto lo mismo que las primeras compañías de cable, pero con tecnología más sofisticada.

"Detrás de bambalinas, las diferencias tecnológicas no distinguen el sistema de Aereo de los sistemas [tradicionales] de cable", escribió Breyer. "El Congreso tiene que proteger al titular de los derechos de las actividades sin licencia de Aereo al igual que lo hace con las compañías de cable".



Por esa razón, el fallo concluye que Aereo está transmitiendo públicamente obras con derecho de autor, lo que significa que debe pagar dinero a las televisoras.

Entre las televisoras afectadas y que se había unido a la lucha contra Aereo está la gigante de medios en español Univision Communications, que en la mañana del miércoles envió a CNET el siguiente comunicado: "Univision Communications está satisfecha con la decisión de la Corte Suprema de proteger las importantes leyes sobre derechos de autor establecidas. Ésta es una victoria muy importante para consumidores y creadores de contenido".

Por su parte, Paul Clement, el abogado principal en el caso de las televisoras de EE.UU. vs. Aereo (American Broadcasting Companies vs. Aereo) emitió el siguiente comunicado: "La decisión de hoy es una victoria para los consumidores. La Corte ha enviado un mensaje muy claro de que mantendrá la letra y el espíritu de la ley justo como lo dictamina el Congreso". 

La decisión de la Corte Suprema podría ser el golpe de gracia para Aereo, una start-up respaldada por el presidente de IAC, Barry Diller, que transmite emisiones de televisoras abiertas vía diminutas antenas individuales y un DVR basado en la nube. El presidente ejecutivo de la compañía, Chet Kanojia, ha dicho que Aereo no tiene un plan B si el Tribunal determina que es ilegal.

Pero la decisión en favor de las televisoras —incluyendo a CBS, la empresa matriz de CNET y CNET en Español— podría tener efectos de gran alcance más allá de Aereo, impactando los negocios de televisión y la computación en nube, los servicios que almacenan información digital y software de forma remota que se accede a través de Internet.

Aereo había argumentado que una decisión en su contra iba a poner en peligro una premisa esencial para la industria de la computación en la nube, una industria que fue construida en sí con la idea de que los servicios de streaming están cumpliendo las leyes de derechos de autor, siempre que la obra que se transmita vía streaming haya sido originalmente obtenida de manera legal y entregada a pedido de un individuo, en privado.

La transmisión de Aereo y su servicio DVR basado en la nube permite a los usuarios ver programación de la televisión abierta y, además, grabar y reproducir ese contenido en sus dispositivos personales; todo en un plan que cuesta a partir de US$8 al mes.

Sin embargo, la opinión de Breyer especifica que esta decisión no debe aplicarse más allá de las circunstancias de Aereo, diciendo que el tribunal "no puede ahora responder con mayor precisión" cómo las disposiciones de la Ley de Derecho de Autor se aplican a otras tecnologías que no son parte del caso Aereo.

"Si Aereo pierde, dudamos que continuará existiendo", dijo Rich Greenfield, un analista de BTIG en una nota a sus inversionistas.

Nota del editor: Ésta es una noticia en desarrollo; seguiremos actualizando la nota conforme tengamos más información y reacciones de las distintas partes involucradas.



Con la colaboración de Laura Martínez.