CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Adiós, Philae: el módulo de la sonda Rosetta se enfrenta al descanso eterno

Tras siete meses sin recibir una señal radial del módulo explorador, el equipo detrás de la misión se ha resignado a no volver a saber más de él.

El módulo explorador Philae descansa en paz en algún recodo de este cometa.

ESA/Rosetta/NAVCAM

Los humanos somos buenos cuando se trata de mantener las esperanzas y esperar hasta que se hayan agotado todas las posibles oportunidades antes de dar por muerto un proyecto.

El equipo de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) detrás de la misión Rosetta, que incluye a la misión del mismo nombre y que logró acoplarse a la órbita de un cometa y enviar un módulo explorador (Philae) para que se posara sobre la superficie del mismo, ha estado manteniendo la fe de poder volver a saber de Philae desde julio del año pasado.

La ESA emitió un comunicado de prensa el viernes con el título: "El módulo explorador de Rosetta se enfrenta a la hibernación eterna". Han pasado siete meses desde que el desafortunado módulo se comunicara con Rosetta, el 9 de julio de 2015. El módulo ha estado fuera de contacto debido a un propulsor averiado que lo mandó fuera de control durante su aterrizaje en la superficie del cometa67P/Churyumov-Gerasimenko en noviembre de 2014.


"Las posibilidades de que Philae contacte a nuestro equipo en el centro de control del módulo son desafortunadamente casi nulas", dijo el gerente del proyecto de Philae Stephan Ulam. "No le estamos enviando ningún comando más y sería muy sorprendente que volviéramos a recibir alguna señal".

A pesar de ello, Philae hizo la mayoría de su trabajo, pese al tumultuoso aterrizaje y a terminar posándose en un área con poca luz solar para recargar los paneles solares en el largo plazo.

"Alrededor del 80 por ciento de las actividades científicas planeadas inicialmente fueron completadas", reportó la ESA. Su lista de logros incluye tomar fotos de la superficie, buscar compuestos orgánicos y estudiar de cerca el medio ambiente del cometa.

El lugar de descanso final del módulo en el cometa aún se desconoce, aunque el equipo de la ESA sigue estudiando fotos de alta resolución con el objetivo de encontrarlo.

Puede que Philae esté perdido, pero la sonda Rosetta seguirá su trabajo de observación de cometas hasta septiembre. El destino final de Rosetta será el mismo de Philae. La sonda orbitacional aterrizará en la superficie del cometa al final de su misión y comenzará su propia hibernación eterna.