CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

El nuevo Wear OS ya está aquí –y es sorprendentemente bueno

Algunos gestos nuevos marcan una gran diferencia.

12-wearos-watch

La nueva actualización de WearOS en un reloj Fossil Q Explorist HR y el Samsung Galaxy S9 Plus.

Sarah Tew/CNET

El gran evento de hardware de otoño de Google se llevará a cabo el 9 de octubre, aunque no vemos un nuevo Google Pixel Watch en el horizonte. En cambio, está llegando una ráfaga de nuevos relojes Google Wear OS para tratar de capturar más del mercado de wearables. También hay una actualización de software Wear OS, disponible este viernes, que cambia la interfaz: en su mayoría, para mejor. Lo he estado utilizando en un reloj Fossil Q Explorist HR, y es una actualización mucho más útil de lo que esperaba.

Las nuevas características del software Wear OS, reveladas en agosto, agregan gestos de deslizamiento direccional a cada parte de la interfaz de visualización Wear OS. Cada uno de estos hace algo muy útil.

Desliza a la izquierda, y verás un Google Fit rediseñado con anillos de objetivos motivacionales basados en la actividad y en "puntos cardiacos" más activos basados en tu frecuencia cardíaca.

Desliza a la derecha, y ahí verás a Google Assistant, con sugerencias rápidas generadas por IA sobre algún tema de búsqueda o búsquedas recientes.

Desliza hacia abajo, y hay un montón de nuevos controles en el tablero, similares a los que vemos en el Apple Watch. Es más fácil silenciar el reloj, reproducir música o acceder rápidamente a Google Pay.

Desliza hacia arriba, y las notificaciones ahora se muestran en una secuencia más comprimida. Wear OS no tiene notificaciones anidadas como Apple Watch en WatchOS 5, pero es mejor que lo que solía ser Wear OS antes.

Los nuevos gestos son bastante fluidos, y hasta ahora todo se siente receptivo en el reloj Fossil que estoy probando. Acceder a las caras del reloj ahora requiere mantener un dedo hacia abajo en la esfera del reloj, en lugar de deslizar para elegir nuevas caras. Me gusta este cambio: no necesito cambios rápidos en la cara del reloj sobre la marcha, y prefiero mirar las estadísticas de fitness o usar Google Assistant más rápido.

Muchos de los nuevos relojes Wear OS de este otoño incluyen NFC y Google Pay; resistencia al agua a nivel de natación y ritmo cardíaco a bordo, pero aún hay más por venir. Los próximos relojes también adoptarán los nuevos chips de Qualcomm para una mayor duración de la batería en modos de baja potencia, lo que podría valer la pena esperar. La ola lenta de relojes es confusa desde una perspectiva de compras, en comparación con la simplicidad del enfoque de dispositivo único del Apple Watch. Si eres propietario de un teléfono Android, debes considerar comprar un Samsung Galaxy Watch (que no ejecuta Wear OS, sino que ejecuta su propio software personalizado que aún posee mejores funciones de acondicionamiento físico).

Pero, el sistema operativo Wear OS de Google ha mejorado cada vez más, incluso cuando todavía tiene margen de mejora. Si ya tienes un reloj WearOS/Android Wear reciente, probablemente estés contento con esta actualización.