8 aciertos y errores de la industria de los teléfonos en 2014

CNET repasa lo más positivo y negativo que vimos en la industria de los teléfonos inteligentes en el año que termina.

oneplusone
El OnePlus One: Excelente teléfono, mala estrategia de publicidad.Foto de Aloysius Low/CNET

Este año, como todos los años, se han visto buena cantidad de cosas positivas y negativas en el mundo de los teléfonos inteligentes. Por una parte, hay jugadores de la industria haciendo avances, como Apple uniéndose con éxito al grupo de las pantallas grandes con sus nuevos iPhones, y Google lanzando su iniciativa Android One.

Por otra parte, hay momentos oscuros. Cuando Nokia le entregó su división de teléfonos a Microsoft marcó la caída del que fuera alguna vez el rey de los teléfonos, y la criticada campaña de OnePlus "Ladies First" dejó con un mal sabor de boca a muchas personas.

Aquí le echamos un vistazo a ocho momentos positivos y negativos de 2014 en la industria de la telefonía móvil, sin un orden en particular. Si quieres compartir otro, no dudes en escribir algo en los comentarios en la parte inferior de la página.


1. Positivo: los selfies llegaron para quedarse

Incluso hace una década, ya existían los autorretratos, pero no habían tantos medios para compartirlos. Hoy en día, la combinación de una mejor tecnología de cámara frontal en los teléfonos y la explosión de las redes sociales han puesto este hábito de tomarse fotos en el ojo del huracán.

Primero llegaron las cámaras frontales de 5 megapixeles en teléfonos como el HTC One Mini 2 y el Huawei Ascend Mate 7. Luego, el software inteligente lanzado este año introdujo diferentes maneras de tomar una foto. Por ejemplo, algunos teléfonos, como los Nokia Lumia (como el Lumia 830) y el Samsung Galaxy Note 4 y Note Edge, ofrecen sistemas de guía para ayudar a tomar fotos de más alta resolución con la cámara frontal.

Los teléfonos Samsung y Huawei antes mencionados también trajeron el modo panorama a la cámara frontal para capturar selfies en grupo y escenas de paisaje. Los selfies de grupo (o "grouphies", como le gusta llamarlos a Huawei) en realidad no funcionan muy bien, pero el punto es que los fabricantes de teléfonos han respondido a las demandas de los dueños de teléfonos.

A pesar de estas nuevas y útiles herramientas, HTC se lleva la corona por su logro tecnológico con el HTC Desire Eye. Es uno de los primeros teléfonos de la industria en tener un flash frontal (después del Xperia C3), y el segundo en lograr una cámara frontal de 13 megapixeles (el Oppo N1 fue el primero; su lente rotatorio también fue el primero en tomar fotos de ambos lados del teléfono).

La atención que se le dio a los selfies en 2014 estableció las bases para avances en este rubro que seguramente continuarán en 2015.


2. Negativo: los sistemas de pagos digitales no despegan

La compra de productos y servicios con un solo toque en tu teléfono o dispositivo de vestir es algo que hemos estado esperando desde hace mucho tiempo. Por años, varios startups han mostrado soluciones a nivel local que nunca tienen suficiente influencia como una mayor adopción. Ni siquiera la influencia de Google pudo lograrlo.

Por lo tanto, cuando Apple lanzó Apple Pay -- que funcionará con el Apple Watch y con el lector de huellas Touch ID del iPhone 5S y superior - el tema de los pagos móviles volvió a llamar la atención. La participación de Apple podría elevar la conciencia de los consumidores, y ser la sacudida que necesitaba el mercado para finalmente poner a los negocios y la industria de pagos en sintonía con la gente que quiere hacer compras con su móvil.

Lo sabemos, lo sabemos. La solución de pagos digitales para teléfonos inteligentes todavía continúa evolucionando y no podemos esperar que aparezca en todas partes de un día a otro. Pero cada año parece ser el año en que servicios como Google Wallet y Software (anteriormente llamado Isis) van a despegar, y nos sentimos escépticos ante el posible éxito inmediato de Apple, a pesar de que se promueve como el salvador de los pagos móviles. Tal vez en 2015 se podrá lograr la enorme cooperación necesaria entre las fabricantes de teléfonos móviles, las operadores, las tiendas, las empresas de tarjetas de crédito y los bancos para que finalmente los pagos móviles sean más fáciles de hacer y estén disponibles en todas partes.


3. Positivo: Apple entra al territorio de los tabléfonos

Desde que Samsung lanzó un audaz teléfono de 5.3 pulgadas en 2011, el Galaxy Note, los teléfonos con pantallas grandes (también conocidos como "tabléfonos") han tenido presencia constante en las tiendas. En 2014, los dispositivos de gran tamaño son más populares que nunca: el Note está en su cuarta generación, Google lanzó el Nexus 6 (el Nexus más grande hasta el momento), y los usuarios de Windows Phone pudieron comprar el Lumia 1520 y dispositivos más económicos como el Nokia Lumia 1320.

Con el 6 Plus (derecha), el iPhone se hizo grandote.Foto de CNET

También, Apple presentó el iPhone 6 de 4.7 pulgadas y el 6 Plus de 5.5 pulgadas como un reconocimiento muy esperado de lo que muchos de nosotros ya sabíamos: que un teléfono más grande en realidad es mejor. A pesar de que llega tarde a la fiesta, el iPhone 6 Plus se ha vendido impresionantemente bien. De acuerdo con la firma de investigación de mercado Kantar Worldpanel ComTech, el dispositivo representó el 41 por ciento de todas las ventas de tabléfonos en EE.UU. en el otoño. No está nada mal para un retoño tardío.


4. Negativo: Fin de una era -- Nokia se vuelve parte de Microsoft

Las adquisiciones y fusiones en el mundo de los teléfonos inteligentes nunca ocurren sin hacer noticia. Hubo la compra de Palm por parte de HP, que luego desapareció definitivamente; Motorola pasó a ser parte de Google y luego de Lenovo; y BlackBerry lucha por su sobrevivencia con su nuevo y extraño BlackBerry Passport.

Sin embargo, en el mundo de la telefonía la venta de la división de teléfonos de Nokia a Microsoft marcó el fin de una era. No hace tanto tiempo que Nokia era el rey. En la década de los 90, un éxito tras éxito en todo el mundo convirtió a Nokia en el número uno, con todo lo que eso implica. Recordemos algunos grandes éxitos de Nokia aquí.

Luego, en el momento que Microsoft reemplazó el nombre de Nokia con la llegada del Microsoft Lumia 535, la poderosa y dominante marca quedó oficialmente muerta. Hay quizá una chispa en los restos del negocio de Nokia, que recientemente anunció una tableta con Android. Pero, por ahora, Nokia está muerta. ¡Qué viva Microsoft!


5. Positivo: carga de batería rápida y otras especificaciones de alta gama

Cada nuevo año que pasa los consumidores esperan más avances tecnológicos en sus gadgets. Este año vimos un montón de mejoras en la categoría de alta gama. El ascenso del 1440p en las pantallas quad-HD (QHD) - primero en el LG G3 y luego en el Note 4, Nexus 6 y Motorola Droid Tubo (o Moto Maxx) -- demostró que el 1080p es ya cosa del año pasado. Y, por su parte, los procesadores Snapdragon 805 de Qualcomm han comenzado a sustituir al Snapdragon 801, y muy pronto llegará el Snapdragon 810.

El Droid Turbo es sólo uno de los muchos teléfonos equipados con tecnología Quick Charge 2.0 de QualcommFoto de James Martin/CNET

Por último, con la esperanza de que sus clientes no tengan que estar pegados a la pared, la tecnología Quick Charge 2.0 ha llegado a importantes teléfonos como el Galaxy Note 4 y Note Edge, el Sony Xperia Z3 y el Motorola Moto X y Droid Turbo. Con Quick Charge, estos dispositivos pueden cargar sus baterías de alta capacidad en mucho menos tiempo de lo normal.


6. Negativo: OnePlus se vuelve misógino, y estalla el Bendgate de Apple

¿A quién no le gusta un buen escándalo? A nosotros no, especialmente cuando el incidente en cuestión apesta de la peor clase de misoginia. Caso en cuestión: el fabricante de teléfonos OnePlus, cuya campaña Ladies First para el teléfono OnePlus One lanzó un concurso que buscaba que las mujeres compartieran fotos con el logo de OnePlus estampado, o en un trozo de papel, o dibujado o pintado en su cara o mano. Al percatarse que posiblemente no era una buena idea pedirle eso a las mujeres porque muchas de esas fotos fueron alteradas. La campaña provocó fuertes críticas de varios medios de comunicación, que los acusó de misóginos.

Apple también probó el desdén del público cuando Internet se inundó de informes que indicaban que el iPhone 6 Plus se doblaba cuando los usuarios se sentaban sobre él. Mientras que Apple aceptó una importante falla de software, la empresa dijo que sólo nueve clientes se quejaron del doblez inesperado.


7. Positivo: continúan los esfuerzos para lanzar teléfonos en mercados emergentes

Los esfuerzos por lograr colocar un teléfono en la mano de todos se retomó en 2014 donde se había quedado el año pasado. En 2013, los teléfonos inteligente solo representaban cerca del 55 por ciento de las ventas totales de dispositivos en el mundo, pero se estima que este año aumente a 64 por ciento, según un estudio realizado por ABI Research. A pesar de no tener la misma fuerza de Apple o Samsung, los fabricantes Chinos como Oppo, ZTE, Lenovo y Xiaomi esperan llenar el vacío en países como la India y Sudáfrica, y zonas como el Medio Oriente. Estos son grandes mercados con gran potencial para el crecimiento de los teléfonos inteligentes. Por ejemplo, este año analizamos el ZTE Open C, teléfono disponible en Europa del Este, Asia y América Latina.

El Open C le da prioridad al precio.Foto de Stephen Shankland/CNET

Además, este año Google lanzó su iniciativa Android One con tres nuevos teléfonos desbloqueados de fabricantes de India: Spice, Micromax y Karbonn. Todos cuestan Rs6,399 (US$100), un precio que Google piensa es lo suficientemente bajo como para que las "próximas cinco mil millones" de personas lo paguen. Aunque el programa ha tenido inconvenientes -- varias tiendas físicas que se enojaron por no estar incluidas --, aún se espera que Android One llegue a Indonesia y Filipinas, así como a otros países del sur de Asia.


8. Negativo: la innovación está estancada

"Innovación" es una palabra chistosa, porque significa cosas diferentes para mucha gente. Los fabricantes de teléfonos aseguran implementar innovaciones, tal vez pequeñas mejoras en la duración de la batería o un nuevo modo de la cámara. Cuando pensamos en innovación, sin embargo, estamos pensado en componentes y especificaciones revolucionarias que hacen que un producto esté en boca de todos, funciones que van más allá que las pequeñas mejoras mencionadas anteriormente.

Este año tuvimos unas cuantas innovaciones así, como el flash y cámara frontal del HTC Desire Eye y la pantalla curva del Samsung Galaxy Note Edge (que todavía se siente como un solución muy buena, aunque el problema que resuelve no es muy importante). Y no nos olvidemos del original LG Aka, con sus ojos digitales que no llegarán a la mayoría de los mercados.

El Samsung Galaxy Note Edge crea una nueva interfaz para la pantalla curva.Foto de Sarah Tew/CNET

Aun así, la conclusión es que cuando vemos si la industria está desarrollando formas diferentes y sorpresivas que generan expectativas, la realidad es que no lo está haciendo.

Los teléfonos inteligentes siguen siendo muy populares, pero como en años anteriores, los principales contendientes ofrecen casi que lo mismo en formas ligeramente diferentes. En general, los ingenieros están colocando sus esfuerzos de diseño en cosas nuevas y emocionantes como la automatización del hogar y los dispositivos de vestir, dos espacios que, sin embargo, dependen del teléfono inteligente como la base computacional para hacer las cosas.

Con la colaboración de Juan Garzon.