Ábrete, Sésamo: empleados suecos se implantan chips para abrir puertas

Si se te olvidó la tarjeta de acceso a la oficina, estos chips que se implantan en la mano permiten a los empleados abrir puertas y realizar otras acciones con el sólo movimiento de la mano.

chipped1.jpg
¿Estarías dispuesto a que te implanten un chip en la mano para tener la habilidad de abrir la puerta con un solo gesto?Foto de Captura de pantalla por Bonnie Burton/CNET

Nada es más molesto que darte cuenta de que se te ha olvidado tu tarjeta de acceso a la oficina cuando llegas al trabajo. O que se te olvide ese código para poder usar la fotocopiadora.

Ahora, gracias a unos chips RFID del tamaño de un grano de arroz que se pueden implantar bajo la piel, los empleados que laboran en las oficinas de Epicenter en Suecia pueden, con el gesto de una mano, abrir puertas y operar aparatos cual maestros Jedi que utilizan la fuerza.

El proceso de implantar un chip en los empleados fue organizado por el hacker Hannes Sjoblad. "Ya interactuamos con la tecnología todo el tiempo", le dijo Sjobald a BBC News.

"Es un poco complicado hoy: necesitamos códigos PIN y códigos de acceso. ¿No sería más fácil que pudiésemos acceder a un lugar con el toque o el gesto de una mano? Eso es algo más intuitivo".

Sjoblad fue tan convincente que el reportero de BBC News Rory Cellan-Jones se ofreció para que le implantaran un chip. Los resultados fueron mixtos. "Cuando puse a prueba el chip, me di cuenta de que no es tan intuitivo", dijo Cellan-Jones. "Tenía que doblar la mano en una posición poco natural para que funcionara la fotocopiadora".

Los empleados también utilizarán los chips RFID para interactuar con sus teléfonos inteligentes, computadoras y hasta las cerraduras de las bicicletas.

Mientras que no todos los empleados están muy entusiasmados con la idea de que les implanten un chip por el bien de la conveniencia, Sjoblad y otros miembros del grupo de hackeo biológico BioNyfiken quieren poner esta tecnología prueba antes de que salga a las masas.

"Queremos ser capaces de comprender esta tecnología antes de que las grandes corporaciones y los gobiernos nos digan que todos debemos tener un chip implantado -- el chip de los impuestos, el chip de Google o el chip de Facebook", le dijo Sjoblad a la BBC.