CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tabletas

Confirmado: el iPad Pro de Apple tiene 4GB de RAM

Los chicos de iFixit dicen que la tableta de 12.9 pulgadas es muy difícil de reparar y que el iPad Pro sacrificó vida de la batería por tener cuatro bocinas.

Las entrañas del iPad Pro, a detalle

iFixit

Como ya es costumbre, los chicos de iFixit abrieron el gadget de moda para ver su interior, conocer sus componentes y averiguar qué tan sencillo es -- o no -- reparar el dispositivo. En esta ocasión, fue el turno del iPad Pro.

Según los hallazgos, la nueva tableta de 12.9 pulgadas de Apple tiene 4GB de RAM, el primer dispositivo de la gigante de Cupertino con dicha capacidad. El iPad Pro también comparte el diseño y distribución de los componentes internos del iPad Air 2.

El procesador es un A9X de 64 bits que incluye el coprocesador M9 que se encarga de medir y almacenar la información de los sensores. Tristemente, iFixit no logró descubrir quién está detrás del procesador, aunque Samsung y TSMC son las fabricantes más probables.

Otro de los hallazgos de iFixit es que la tarjeta madre está situada en medio de la tableta, muy similar al caso del iPhone y muy diferente a todas las tabletas anteriores de Apple.

Los expertos de destripar dispositivos electrónicos también dicen que Apple pudo colocar una batería de mayor tamaño, pero debido a las cuatro bocinas (dos en la parte inferior y dos en la parte superior de la tableta), las cuatro bocinas ocupan la mitad de espacio que las los baterías, dice iFixit. La capacidad de la batería presente en el iPad Pro es de 10,307mAh.

En conclusión, iFixit le da una calificación de tres sobre diez en cuestión de qué tan sencillo es reparar la gigantesca tableta (diez es lo más sencillo de reparar). iFixit dice que es difícil de reparar la tableta debido al ensamblado de la pantalla; si se intenta reparar, puede afectar a todo el panel. Asimismo, iFixit dice que hay un montón de adhesivo, lo que dificulta la reparación del iPad Pro por manos inexpertas.