CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Móvil

La realidad virtual se usa para ayudar a los científicos a diagnosticar la demencia

Sea Hero Quest es un juego móvil que ayuda a los científicos a recoger datos e información sobre el desarrollo de la demencia. Su nueva versión VR les podría dar hasta 15 veces más información.

sea-hero-quest

Sea Hero Quest quiere ayudar a los científicos a desarrollar nuevas formas de diagnosticar la demencia en etapas iniciales.

Sea Hero Quest

Es posible que la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés) se haya convertido en una forma de entretenimiento tecnológico, pero también se está convirtiendo en un éxito en el campo de la ciencia.

Sea Hero Quest VR se ha lanzado para las Gear VR de Samsung y Oculus Rift de Facebook para recoger y analizar datos sobre la demencia como parte del experimento de investigación mundial más grande sobre esta enfermedad, informa la BBC.

El juego ya existe como app móvil -- y se ha descargado más de 3 millones de veces -- pero la nueva versión con VR generará "15 veces más datos", le explicó a la BBC Max Scott-Slade, uno de los desarrolladores del estudio Glitchers.

Glitchers creó el juego original móvil junto a investigadores de Alzheimer's Research UK y varias universidades. Todas estas instituciones tienen la finalidad de detectar la demencia en sus etapas iniciales.

En el juego eres un capitán de barco que navega por el mar y caza criaturas. Esto es porque una de las primeras cosas que pierden los pacientes de demencia es su habilidad de navegar. El juego recoge datos grabando lo que haces, además del tiempo que pasas mirando a tu alrededor. Esto les da a los científicos el equivalente a cinco horas de estudio en el laboratorio, según dicen los desarrolladores.

Hay 47 millones de personas en el mundo diagnosticadas con demencia -- 5.5 millones de las cuales viven en Estados Unidos -- con casi 10 millones casos nuevos cada año, según la Organización Mundial de la Salud. Está previsto que el número prácticamente se triplique y llegue a 132 millones en 2050.

No es la primera vez que los científicos han usado la realidad virtual para hacer avances en materia de salud. Esta tecnología se ha usado previamente para ayudar a pacientes a recuperarse de un derrame cerebral y recobrar parte de la visión perdida.