CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

A los científicos les preocupa que tanto maratón televisivo pueda matarte

Un nuevo estudio asocia ver demasiado la televisión con la aparición de coágulos sanguíneos que matan. Algo especialmente malo para aquellos a quienes les gusta ver temporadas enteras de sus series preferidas de una tirada.

tv-watching-woman.jpg

El mando a distancia puede estar matándonos.

American Heart Association

Un grupo de científicos en Japón ha estudiado a miles de espectadores televisivos a lo largo de dos décadas y dice que mirar mucha televisión a diario puede incrementar el riesgo de morir por culpa de un coágulo sanguíneo en el pulmón. Algo especialmente malo para nuestra generación actual de devoradores de televisión o binge watchers.

Entre 1988 y 1990 los investigadores les preguntaron a 80,000 personas en Japón entre las edades de 40 y 79 cuánta televisión miraban cada día. Y a partir de ahí miraron cuánta gente moría de embolia pulmonar -- un coágulo de sangre en el pulmón -- durante los siguientes 19 años y vieron cuántas horas de televisión diaria consumían esos participantes.

Un total de 59 de los participantes murieron de embolia pulmonar y los investigadores vieron que esas muertes aumentaban 70 por ciento entre aquellas personas que miraban la televisión entre 2.5 y 4.9 horas al día. El riesgo incrementó 40 por ciento por cada 2 horas adicionales y se incrementó 2.5 veces entre aquellos que miraban la televisión más de 5 horas al día.

En resumen, las posibilidades de que un coágulo de sangre de tu pierna o algún otro lugar se libere y acabe volviendo a atascarse en tus pulmones parecen aumentar en función de cuántas horas al día pasas mirando televisión.

Lo peor es que los datos del estudio son de una era en la que el binge watching o los maratones televisivos gracias a servicios de transmisión de video todavía no había llegado.

El doctor Toru Shirakawa, de la Osaka University Graduate School (y uno de los autores del estudio que ha sido publicado en el número actual de Circulation), dice que sus descubrimientos deberían ser especialmente interesantes para los estadounidenses, que miran más televisión que los adultos japoneses, según otros estudios.

"Hoy en día, con los servicios de transmisión de video online, el término binge watching describe ver múltiples episodios de programas de televisión de una sentada y se ha hecho popular", dijo Shirakawa en un comunicado de prensa. "Esta popularidad puede reflejar un hábito que aumente rápidamente".

Los datos del estudio son anteriores a la popularidad alcanzada por computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes como dispositivos para facilitar nuestro apetito televisivo. Un estudio diferente que se llevó a cabo en España también encontró relación entre un incremento en la tasa de mortalidad y el consumo televisivo. Pero es interesante que no pudiera encontrar datos para ver que el riesgo de mortalidad aumentaba con un mayor uso de las computadoras.

Claramente se necesitan hacer más estudios sobre el impacto de los maratones televisivos en la salud. Los autores del nuevo estudio están de acuerdo con que hacen falta nuevas investigaciones para determinar los riesgos de salud a causa de todas las nuevas pantallas que usamos en nuestras vidas.

¿Qué puedes hacer si tienes el hábito de hacer maratones televisivos y te molestan tanto la idea de acabar con un coágulo sanguíneo en el pulmón como la de tener que reducir tus preciadas sesiones de televisión? (Al fin y al cabo hay mucho más contenido interesante que ver ahora del que había en 1988).

"Después de una hora o así, levántate, estira, camina un poco. O, cuando miras la televisión, tensa y relaja los músculos de tus piernas durante 5 minutos", explica el doctor Hiroyasu Iso, coautor del estudio.

Sí, claro, más ejercicio es siempre la respuesta. Tal vez. Pero no te embarques en sesiones de Crossfit de ocho horas para cancelar los efectos de ver la última temporada de House of Cards de una sentada. Tal como te explicamos el año pasado, un estudio de 2015 vio que demasiado ejercicio puede envenenar tu sangre.

Parece que estamos condenados. Así que, ¿por qué no ponerse al día con un poco de ciencia ficción postapocalíptica? Sólo asegúrate de hacer viajes vigorosos a la cocina o el buzón entre episodio y episodio.