CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Esta Impresora 3D transforma líquidos en sólidos

Le llaman "el replicador" y usa la luz para transformar líquidos en objetos 3D en cuestión de minutos. La tecnología podría usarse para prótesis o calzado. Por ahora solo recrea objetos pequeños.

La ciencia ficción es cada vez menos ficción y más ciencia. 

La última prueba de ello es una impresora 3D que utiliza la luz para transformar líquidos pegajosos en objetos sólidos complejos.

El nuevo invento lleva por nombre "el replicador", en alusión al dispositivo de Star Trek (Viaje a las estrellas), que materializaba cualquier cosa, desde alimentos hasta objetos personales. Recordemos cómo actuaba el "Replicator" en la serie:

Ahora lo compararemos con la nueva impresora 3D:

Los responsables del interesante invento son los investigadores de la Universidad de California en Berkeley, quienes utilizaron un proyector de video digital como fuente de luz para crear objetos que son más suaves, más flexibles y más complejos que los replicados por una impresora 3D tradicional. 

"Básicamente, tienes un proyector de video comercial, que literalmente traje de casa, y luego lo conectas a una computadora portátil y lo usas para proyectar una serie de imágenes computadas, mientras que un motor gira un cilindro que tiene una resina de impresión 3D en ella ", dijo Hayden Taylor, profesor asistente de ingeniería mecánica en UC Berkeley, en un artículo publicado en el Berkeley News.

Así se recreó al pequeño Rodín.

UC Berkeley

Según los investigadores, la tecnología tiene el potencial de transformar la forma en que se diseñan y fabrican muchos productos, desde prótesis hasta calzado. "Creo que esta es una ruta para poder personalizar aún más los objetos en masa, ya sean prótesis o zapatillas", dijo Taylor al medio fuente.

En el video podemos ver lo que han logrado replicar hasta ahora: un mini-Pensador de Rodin, una dona suave y altamente flexible y un modelo de la mandíbula. Los objetos son pequeños porque por ahora solo pueden reproducir cosas con un diámetro de 4 pulgadas (10,16 centímetros). La buena noticia es que no contamina: la sustancia puede reutilizarse en impresiones posteriores.

Otro detalle innovador, que podemos ver en el video, es que la impresora puede recrear cualquier forma alrededor de objetos sólidos, por ejemplo generar el mango de un destornillador.

Los científicos publicaron la investigación el 31 de enero en la revista Science. Si quieres conocer todos los detalles de esta investigación (en inglés), puedes hacer clic aquí.