CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

¿Será 2018 el año en que Apple se convierta en la empresa del billón?

En noviembre de 2017 Apple rebasó una cotización de mercado de US$900,000 millones por dos días. Aunque el valor de su acción ha caído desde entonces, la empresa podría convertirse en la primera tasada en US$1 billón.

El 8 de noviembre de 2017, la acción de Apple alcanzó los US$176.24 por unidad, lo que le valió  la gigante de tecnología una cotización de mercado de US$904,870 millones -- la mayor en su historia.

Aunque solo duró un día más arriba de los US$900,000 millones, esos dos días fueron una clara indicación de que Apple podría ser la primera empresa en alcanzar un valor de mercado de US$1 billón (sí, un millón de millones de dólares).

Y no hay nada en el horizonte que indique que esa posibilidad no se hará realidad, y que eso sucederá en 2018. De hecho, más que su competencia o las condiciones de la economía, lo único que podría evitar que alcance esa cotización es un error en su interpretación de lo que le piden los usuarios.

Todo pasa por el iPhone

Hasta hoy, lo que esos consumidores le exigen a Apple es una cosa muy clara: un mejor iPhone cada año, con mejores servicios basados en un software que funcione y se integre de forma impecable con su hardware. Y, por lo menos a corto plazo, la mayor responsabilidad la tiene el iPhone X  –y el que será su sucesor en septiembre de 2018.

"La respuesta sencilla es que siga haciendo lo que está haciendo", dice Jan Dawson, analista en jefe de la firma de investigación Jackdaw Research a la pregunta de si Apple alcanzará la cotización del billón de dólares. Apple, dice, está en camino de romper sus récords de ventas y si continúa aumentando el inventario del iPhone X "debería alcanzar ese hito relativamente pronto".

"El iPhone es fundamental si Apple quiere ser una empresa del billón de dólares", agrega Ben Stanton, analista de la firma de investigación Canalys, "por lo que el iPhone X necesita ser un gran éxito". Todo indica que, hasta el momento, el iPhone de décimo aniversario ha cumplido con las expectativas, superando en ventas a los dos modelos que lo antecedieron por unas cuantas semanas: el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. Sin embargo, según analistas, la distribución desfasada afectó a los tres productos en un principio porque mucha gente esperó hasta que saliera el iPhone X para comprar uno de los tres. Pero parece que, una vez a la venta, el iPhone X atrajo a los fanáticos de la marca.

El iPhone representa casi el 55 por ciento de las ventas de Apple. Por eso, el futuro inmediato de la empresa pasa por contestar a preguntas cómo, ¿cuántos teléfonos lanzará la empresa en 2018? ¿cómo será el sucesor del iPhone X? ¿seguirá impulsando su modelo de 4 pulgadas para los mercados emergentes? ¿cuántos modelos ofrecerá al mismo tiempo? y, ¿qué novedades ofrecerá iOS para atraer nuevos consumidores? Las respuestas a éstas preguntas, por ahora, son mera especulación, pero sin duda serán importantes para el futuro inmediato de la fabricante del iPhone.

Reproduciendo: Mira esto: iPhone X vs. iPhone 8 Plus: los mejores teléfonos de...
2:59

De todo un poco: otras categorías

Sin embargo, para una empresa del tamaño de Apple, la dependencia en un solo producto no solamente poco viable, sino casi suicida. Afortunadamente para Apple, 2018 también fue un buen año para sus otras categorías de producto. Los servicios, dice Stanton, son más importantes de lo que muchos imaginan: Apple factura 14 veces más que Twitter tan solo en este rubro (US$8,500 millones en su cuarto trimestre fiscal). Estos servicios incluyen a cosas como el App Store, Apple Pay, iCloud y Apple Music. "Si Apple quiere convertirse en la primera empresa en el mundo del billón de dólares, no lo logrará sin mayor crecimiento en Apple Services", dice.

Para Dawson, de Jackdaw Research, será importante que muchas de las innovaciones que llegaron con el iPhone X -- como el reconocimiento facial o la pantalla OLED -- lleguen a otros productos, como el iPad y las Mac. "Eso impulsará un crecimiento más rápido del negocio. Si eso sucede, creo que será inevitable que la cotización de Apple llegue al billón más pronto que tarde".

El analista piensa que el buen desempeño de las cuatro principales categorías de producto de Apple en 2017 -- teléfonos, tabletas, relojes y computadoras -- ayudará a la empresa a alcanzar la cifra bursátil récord. Incluso, señala el buen momento de los productos de audio y la promesa de más productos para el hogar como buenas señales de diversificación, las cuales no pueden sino ayudar en 2018. 

Los productos más interesantes en esas dos categorías incipientes son los audífonos inalámbricos AirPods, que generaron reacciones encontradas en 2017 -- algunos dicen que se ven un tanto ridículos colgando de las orejas como artes -- pero también un alta demanda; tanta, que los analistas esperan que se vendan el doble en 2018. El otro es la bocina inteligente HomePod, presentada en junio. La bocina supuestamente saldría a la venta en 2017, pero ahora se espera a principios del año entrante.

Otros mercados

Un reto para Apple es penetrar con más contundencia en otros mercados y países, como Latinoamérica y partes de Europa. En estas regiones se han dado distintas dinámicas que han evitado una penetración mayor de productos de Apple, en particular el iPhone. Por ejemplo, dice dice Dominic Sunnebo, experto en consumo global de la firma de investigación Kantar Worldpanel, Italia es un mercado de prepago, sin subsidios, en donde no se venden tan bien los teléfonos de alta gama. España, de forma similar, es un mercado más propenso a comprar dispositivos asequibles en donde empresas como la china Xiaomi, que acaba de llegar formalmente a ese mercado, tienen más oportunidades.

En China, dice Sunnebo, los consumidores también son muy sensibles a los precios, "y a la mayoría nos les alcanza el producto insignia de Apple". En Latinoamérica, explica, la barrera es las enormes tasas de impuestos sobre este tipo de productos.

"Apple ha batallado en las regiones emergentes en los últimos dos años [porque] sus productos tienden a ser muy caros para atraer al mercado masivo" dice Stanton, de Canalys. La empresa, explica, está atacando el problema con una oferta mayor de productos.

Los analistas coinciden en que otras oportunidades de crecimiento para Apple están en lograr que los consumidores compren con más frecuencia, robarle consumidores a la competencia y hacer que cada uno de ellos gaste más dinero en productos Apple. "Uno de los retos que Apple tiene ahora es que los consumidores se están quedando por mas tiempo con sus teléfonos", dice Sunnebo, de Kantar. Entre las fórmulas que el analista considera pueden funcionar en mercados como Europa está ofrecer una mayor rango de precios y una línea de productos más amplia.

Una de las oportunidades de Apple, coinciden, está en entrar con mayor fuerza al hogar inteligente -- categoría que actualmente dominan Amazon y Google. La empresa ya se abrió camino con la plataforma HomeKit, que ha sido adoptada por varias fabricantes. Pero en 2018, el destino del desempeño de Apple en esta novel categoría de mercado recae en la HomePod, su primera bocina inteligente, que costará US$350.

Pero por más vueltas que se le dé al tema, el futuro de Apple -- a corto y mediano plazo -- pasa por el iPhone y iOS, y en eso deberá concentrar su atención la gigante de Cupertino en 2018.