CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Este es el Aston Martin Vulcan -- el auto más poderoso fabricado jamás por la famosa automotriz. Hecho completamente a mano en una fábrica secreta cerca de Warwick, Inglaterra, separada de las operaciones regulares de la empresa, este monstruo de la velocidad tiene algunas cualidades impresionantes. Su motor genera 800 caballos de fuerza y va de 0 a 60 millas por hora en 3 segundos, además de que alcanza las 200 millas por hora. La firma solamente fabricará 24 Vulcans, hechos casi por completo de fibra de carbón ultra ligera y súper resistente.

Sin embargo, lo más impresionante podría ser su precio: unos US$2.14 millones (1.5 millones de libras esterlinas).

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

El Vulcan fue diseñado para las pistas de carreras por el director general creativo de Aston Martin, Marek Reichman, quien también creó el Aston Martin DBS, el One 77 y el vehículo de James Bond, el DB10, que salió en el filme Spectre.

Reichman dice que el diseño del Vulcan es un indicio del aspecto de la próxima generación de autos de carreras Aston Martin.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Hay ocho técnicos responsables de armar al Vulcan, cada uno de los cuales es seleccionado especialmente entre los ingenieros del equipo de Aston por su experiencia con los autos de carrera. Toma cerca de 390 horas-hombre armarlo por completo a mano.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Casi todo el auto está hecho de fibra de carbono, que es sumamente resistente y ligera.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Los inmensos discos de frenado están hechos de cerámica para autos de carreras, que aguanta las temperaturas extremas que se generan al frenar. Miden 380mm de diámetro.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Los frenos tienen su propio sistema de enfriamiento dedicado.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Las llantas alrededor de los frenos son igualmente inmensas, con rines que permiten ahorrar en peso. Las ruedas Michelin están diseñadas específicamente para los autos de carreras.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Las llantas anchas tienen mejor agarre en las pistas.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Toma cerca de cuatro días para que el especialista en la producción de piezas de carbono termine los componentes de ese material para el motor.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Armar este impresionante carro requiere de equipo especial para proteger el rostro.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Así se ve con un terminado en color verde y azul. La automotriz dice que puede ponerle cualquier color.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

El logotipo de la marca.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Todos los ingenieros que trabajan en el Vulcan tienen mucha experiencia con autos de carreras. Todos son capaces de fabricar cualquier parte del auto.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

La cabina es un tanto estrecha y tiene una jaula de protección de acero que pesa unos 32 kilos.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Las luces de los frenos tienen un dibujo dentado en rojo.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Cuando se encienden, el dibujo brilla.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Un ingeniero conecta una laptop al auto para hacer varias pruebas a la tecnología interna.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Incluso la caja de herramientas es marca Aston Martin.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Este auto no tiene pantallotas ni nada de eso en su interior; es un vehículo de carreras.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Este es el sistema de enfriamiento para el motor.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Un ingeniero vierte aceite de alto desempeño en el motor, antes de encenderlo por primera vez.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Los ingenieros tienen todas las tuercas, tornillos y herramientas que necesitan.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

El volante es más pequeño que el de un auto normal, pero perfecto para el automovilismo.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Todos los carros deberían tener un botón rojo gigantesco para encenderlo.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Así se ve cuando está abierto.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Las alas en la parte inferior sirven para canalizar el viento, mientras que el ala superior sirve para genera fuerza descendente.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

El carro está lleno de funciones de seguridad, incluyendo un extintor para incendios.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Los afortunados que compren un Vulcan recibirán capacitación de parte de Aston Martin para enseñarles a correr su auto de forma apropiada.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

Esta es la caja de seis velocidades, que por sí sola cuesta unos US$21,500.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

The car is fed petrol manually when in the workshop.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

El Vulcan tiene dos escapes -- uno a cada lado del auto.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

La empresa no escatima en precauciones, como tener un extintor cerca todo el tiempo.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

La pantalla del tablero muestra todo tipo de medidas, como la presión del aceite o el desempeño de los frenos.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

La suspensión se puede ajustar rápidamente para acomodar el estilo de manejo del piloto.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET

La primera vez que apareció el Vulcan en público fue en el Goodwood Festival of Speed en 2015.

Fecha de publicación:
Foto de: Andrew Hoyle/CNET
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes