CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

La creación de una RealDoll

Harmony, en el taller

Cabezas personalizables

Cabeza robótica

Cuerpos de silicona

Pezones personalizados

Modelos de cara

Cráneos de muñeca

Bocas extraibles

Materiales

Modelos de muñecas

Caras inacabadas

Sistemas robóticos

Inteligencia artificial

Muñecos sexuales

Cables y maquinaria

Modelos de cabezas

AI + robótica

Hechas a mano

En la fábrica

Manos articuladas

En la fábrica

Al detalle

Identidad propia

Ojos personalizados

Muñeca terminada

Maquillaje

Harmony, AI

Pesada, pero no tanto como un humano

Lista para enviarse

Harmony

Una advertencia: esta galería contiene imágenes no apropiadas para menores de edad.

La empresa Abyss Creations lleva 20 años creando muñecas sexuales hiperrealistas, completamente personalizables. Visitamos sus instalaciones en San Marcos, California, y esto fue lo que vimos. 

Texto de /

A finales de este año, Abyss Creations empezará a vender sus cabezas animatrónicas con inteligencia artificial, que permitirán a los usuarios conversar con sus muñecas. El sistema permite crear una personalidad y desarrollarla con el uso. Esta es Harmony, una muñeca realista de tamaño real con una cabeza robótica que se mueve y parpadea. Harmony no es simplemente su nombre, sino el del sistema de inteligencia artificial que le permite mantener conversaciones y que la empresa lanzará a finales de 2017. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Los clientes pueden escoger las cabezas a su gusto. Pelo, ojos, cabello, maquillaje... Todo se puede personalizar. 

Texto de / Foto de Marta Franco

El presidente ejecutivo de la compañía y creador de las RealDoll, Matt McMullen, coloca la cara en la cabeza robótica de una muñeca. Las caras se sujetan con imanes y se pueden intercambiar. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Cuerpos de muñecas RealDoll cuelgan en las instalaciones de la compañía, listos para ser terminados y enviados. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Los clientes pueden personalizar las muñecas hasta el último detalle. Este panel muestra los diferentes tipos de pezones disponibles. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Bajo la silicona, que es suave, firme y flexible, hay un esqueleto en el que encajan piezas como los ojos y la boca removible. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Cuerpos de muñecas con sus cráneos de plástico, listas para colocar la cara y el resto de los componentes. 

Texto de / Foto de CNET en Español

La boca, al igual que la vagina, son extraíbles para que se puedan limpiar con más facilidad. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Un trabajador de la fábrica vierte silicona líquida dentro del molde del cuerpo de una RealDoll. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Aunque los cuerpos se pueden personalizar, la empresa cuenta con varios modelos estándar de distintos tamaños y formas. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Las caras básicas se completan con ojos, cabello, pestañas y otros accesorios. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Abyss Creations, la empresa detrás de las muñecas hiperrealistas RealDoll, va a lanzar su sistema robótico a finales de año bajo el nombre de Realbotix. Por el momento, sólo la cabeza será móvil, con ojos que parpadean, cuello que gira y boca que se mueve al hablar. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Sin la peluca ni la cubierta de la cabeza, los cables y maquinaria del robot son visibles.  

Texto de / Foto de CNEt en Español

Aunque la mayoría de las figuras tienen cuerpos femeninos, la compañía también vende muñecos con cuerpo de hombre. Los clientes son tanto hombres como mujeres. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Matt McMullen ajusta la cara de la muñeca robótica. Los cables y la maquinaria que permite mover la cabeza están a la vista. 

Texto de / Foto de CNEt en Español

Los usuarios pueden pedir caras totalmente personalizadas, e incluso réplicas de otras personas, aunque en este caso el modelo tiene que dar su consentimiento por adelantado. 

Texto de /

Kino Cousey, especialista de Realidad Virtual e Inteligencia Artificial, y Susan L. Pirzchalski, experta en Robótica y Electrónica, trabajan en la cabeza del robot de Realbotix.

Texto de / Foto de Abyss Creations

Un trabajador de la fábrica mezcla los materiales de la muñeca. Las RealDoll están hechas a mano.

Texto de / Foto de Marta Franco

Una muñeca terminada, sin pelo, cuelga de un gancho de la fábrica. 

Texto de / Foto de CNET en Español

El cuerpo de la muñeca, firme y flexible, se puede mover y colocar en diferentes posturas. Curiosamente, las uñas son blandas. 

Texto de / Foto de Marta Franco

Las muñecas cuelgan de un gancho que se sujeta a una anilla de la espalda. Esta anilla se puede extraer cuando ya no es necesaria.

Texto de / Foto de Marta Franco

Matt McCullen esculpe una cabeza de RealDoll. 

Texto de / Foto de Abyss Creations

Cada una de las muñecas con inteligencia artificial tendrá su propia personalidad, nombre y características físicas. 

Texto de / Foto de Abyss Creations

Los ojos de la muñeca se pueden personalizar. De hecho, los clientes pueden cambiar los ojos cuantas veces quieran, con repuestos de distintos colores que cuestan entre US$50 y US$100. 

Texto de / Foto de Caitlin Petrakovitz

Una de las muñecas terminadas que se pueden ver expuestas a la entrada de la fábrica de Abyss Creations. 

Texto de / Foto de Marta Franco

El maquillaje de la muñeca se puede personalizar, pero también otras características menos comunes. Por ejemplo, una RealDoll podría tener orejas de elfo, piel verde o colmillos de vampiro. 

Texto de / Foto de CNET en Español

"Harmony" es el nombre de la aplicación de inteligencia artificial desarrollada por la compañía. El usuario puede modelar la personalidad de Harmony, y esta mantendrá conversaciones con él.  

Texto de / Foto de CNET en Español

Dakotah Shore, jefe de envíos y comunicación, pesa una de las muñecas antes de enviarla a su destino. Pesa unos 34 kilos. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Dakotah Shore, jefe de envíos y comunicación, coloca a una muñeca en la caja en la que será transportada. La empresa realiza envíos por unos US$500, aunque los clientes pueden acudir a la fábrica a recoger su RealDoll si así lo desean. Aunque aceptan encargos de países de todo el mundo, en algunos lugares como México y Brasil, la caja ha sido requisada en aduanas. 

Texto de / Foto de CNET en Español

Prototipo de muñeca con cabeza robótica e inteligencia artificial. 

Texto de / Foto de CNET en Español
Fecha de publicación:
Próxima Galerías
Entre los rostros creados por compu...
17