Salir de casa

El animador de computación originario de Estocolmo, Erik Wernquist, filmó un cortometraje espectacular que imagina cómo sería la vida si pudiéramos viajar libremente a otras lunas y otros planetas en nuestro sistema solar. Estas imágenes -- tomadas del cortometraje -- realmente te dan la oportunidad de apreciar cuánto trabajó en este proyecto.

Al crear esta película, Wernquist se apoyó en fotografías de NASA, mapas y otros datos científicos para crear algo que fuera lo más realista posible. En esta escena titulada “Irse de casa” (Leaving Home) Wernquist usó esta fotografía de la Tierra tomada desde la Estación Espacial Internacional el 21 de julio de 2003 como inspiración.

Foto de: Erik Wernquist

Desaparece la Gran Mancha Roja

Esta foto imagina que tu nave espacial se ha unido a la órbita de Júpiter, con su Gran Mancha Roja visible desde una de las grandes ventanas. La mancha, que es una tormenta violenta, es la característica de Júpiter más reconocida, pero aparenta desaparecerse, algo que indica que durante tu viaje por el sistema solar se extinguirá por completo.

Para esta imagen, él usó un mosaico de fotos del viaje de Voyager 1 de NASA en 1979, ensamblado y procesado por Björn Jonsson.

Foto de: Erik Wernquist

Cryo-géiser

Aquí, la nave extraterrestre del animador Erik Wernquist flota por dentro de algunos cryo-géiseres cerca del polo sur de la luna Enceladus de Saturno.

“Los géiseres (descubiertos por la nave Cassini en 2005) fueron formados al costado de las grietas heladas en la superficie de la luna, y disparan – entre muchas cosas – vapor de agua y partículas de hielo al espacio”, dijo. “Algunas de las columnas de vapor alcanzan alturas de cientos de kilómetros, y mientras mucho [vapor] cae como ‘nieve’ a la superficie, algunas de las partículas se disparan hasta el espacio y llegan a formar parte de los famosas aros de Saturno. Los géiseres son una de las muchas pistas de que hay grandes cuerpos de agua debajo de la superficie de la luna, haciendo de Enceladus un foco interesante en la búsqueda de vida extraterrestre en el sistema solar”.

Foto de: Erik Wernquist

Surfeando los aros

Alguna día, en vez de surfear las olas del Pacífico, los viajeros aventureros podrán surfear los aros de Saturno como lo vemos aquí. Mientras que los aros aparecen ser tiras de gas desde el aire, efectivamente están compuestos de una variedad de partículas.

Estos varían en tamaño desde ser “más pequeños que un grano de arena, hasta el tamaño de un balón de baloncesto”, dijo Erik Wernquist, el animador de un cortometraje que imagina vivir en el sistema solar. “Algunos son pequeños como un pequeño autobús. Todos son hechos de agua de hielo claro, que constantemente se están rompiendo y rebotando unos del otro, haciendo los aros sumamente reflexivos en la luz del sol que es claramente visible para nosotros”.

Wernquist dice que mayormente él se apoyó de su imaginación para crear esta escena, pues no había fotos de los aros de Saturno. Sin embargo, menciona que sí fue inspirado por una foto de 2004 tomada por Cassini.

Foto de: Erik Wernquist

Elevador a Marte

Esta foto del cortometraje imagina un elevador espacial hasta la superficie de Marte. Por años se ha discutido la posibilidad de un elevador espacial como una manera de mover carga – y pasajeros – hasta la superficie de los planetas, incluyendo la Tierra.

“Aunque este concepto es una idea plausible”, dijo el animador Erik Wernquist, “también es bastante controversial cuando tiene que ver con la construcción de la porción en la Tierra, y esto podría ser imposible dada a la increíble demanda en encontrar cables que sean lo suficientemente fuertes. En mundos más pequeños, sin embargo, como la Luna o Marte, la posibilidad de un elevador espacial es más prometedora. Como el diámetro de Marte es casi la mitad de la Tierra, el cable del elevador no tendría que ser tan largo para alcanzar la órbita geoestacionaria y dado a tener menos fuerza gravedad no sufriría de tanto estrés por su peso”.

Para crear esta toma, Wernquist dice que usó “muchas fotos de NASA de muy alta resolución de órbitas tomadas por John Van Vliet para el simulador espacial virtual Celestia”.

Wernquist también menciona unos datos que demuestran que el mejor lugar para poner un elevador espacial a Marte sería el volcán Pavonis Mons por su estatura y ubicación en el Ecuador, porque reduciría la cantidad de cable que necesitaríamos."

Foto de: Erik Wernquist

Caminado en Europa

“Esta escena demuestra un grupo de personas andando a través de los llanos helados de la luna Europa de Júpiter. El mismo Júpiter, además de su otra luna – Io – se puede ver en el horizonte”, dijo el animador Erik Wernquist. “La escena toma lugar en el lado oscuro de Europa por lo que el paisaje está iluminado completamente por la reflexión del sol de Júpiter (y de una manera más pequeña Io). La toma está diseñada para aparecer haber sido filmada desde un vehículo en tránsito y con un lente muy largo".

Europa es de interés particular para científicos porque se ha especulado que podría contener agua e incluso sostener vida debajo de su helada superficie. Wernquist se inspiró para la escena de una foto de Cassini del 1 de enero de 2001.

Foto de: Erik Wernquist

Paracaidismo en Miranda

En la pequeña luna Miranda en Urano hay un precipicio masivo llamado Verona Rupes, que según los astrónomos, es el más grande en nuestro sistema solar midiendo unos 5 kilómetros (casi 3 millas) a tal vez 10 kilómetros (casi 6 millas) de altura.

“Esta extrema altura en combinación con la poca fuerza de gravedad en Miranda lo harían un lugar estupendo para el paracaidismo”, dijo Wernquist. “Después de saltar de la cima, caerías por 12 minutos y, con la ayuda de un pequeño cohete para no estrellarte al final y aterrizar lentamente en tus pies. La órbita de Urano está lo suficientemente cerca para verse como una bola azul magnifica en el cielo”.

Para darle más vida al paisaje, él usó fotos de Voyager 2 de NASA en 1986.

Foto de: Erik Wernquist

Rayos de aros

“Esta es una de las vista más asombrosas que me puedo imaginar sentir en nuestro sistema solar”, dijo Erik Wernquist, “flotando en una brisa ligera sobre las nubes de un Saturno nocturno, mirando los gloriosos aros en el cielo, y siendo testigo de cómo llenan el paisaje con la luz del sol que reflejan. Una lluvia de aros".

Debido a que la presión atmosférica en los niveles superiores de las nubes en los planetas es entre 0.5 a dos veces más frente al nivel de la superficie de la Tierra, Wernquist dice que un humano puede concebiblemente flotar en este nivel sin la necesidad de un traje espacial sin presión — pero aún necesitará una capa con abrigo aislante térmico porque las temperaturas varían entre -170 a 110 grados Celsius.

“Me he tomados muchas libertades aquí”, dijo Wernquist, “pero quería demostrar en esta última toma una persona sin un traje espacial con la esperanza que en el futuro podamos tener un material súper aislante que haga posible dar un paseo en un balcón debajo del cielo de Saturno con sólo un abrigo y una máscara protectora de la cara".

Para componer esta fantástica imagen, Wernquist dijo que usó mucha imaginación, pues obviamente no hay fotos de la superficie de Saturno de la cual pudo haberse apoyado. Sí dijo que tomó inspiración de los dibujos del artista Björn Jonsson sobre cómo serían los cielos en Saturno.

Foto de: Erik Wernquist
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes