CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Grey's Anatomy

Comencemos con uno de los secretos mejor guardados: Nuestros placeres inconfesables. Porque seamos honestos: hay series que a pesar de ser malísimas, nos encantan, Y entre ellas está Grey's Anatomy.

Vamos por la temporada 17. Si el éxito no se discute, no debería encabezar esta lista. Pero a pesar de sus 7.6 estrellas en el archivo de IMDb, todos sabemos que esta es una copia de una novela latinoamericana, recreada en un hospital estadounidense.

En todo caso, la exitosa serie de Shonda Rhimes que se estrenó en ABC en 2005 catapultó a Ellen Pompeo como una de las actrices mejor pagadas de la televisión.

Texto deFoto dePhoto by Byron Cohen/ABC
1
de 12

You

El arte del stalkeo llevado a nivel dios. Con You, Netflix encontró un nicho en el público millennial, explotando sus miedos de una manera muy inteligente. Esta serie, con un guión bastante absurdo, se las arregla para que, aunque no creamos lo que pasa en la pantalla, nos dé curiosidad cómo terminarán los dos protagonistas.

Se estrenó en en canal Lifetime, pero fue en la plataforma de streaming donde explotó. De hecho Netflix se hizo con los derechos y estrenará una segunda temporada.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNetflix
2
de 12

Easy

En 2016, sin bombos ni platillos, Netflix estrenó Easy, una serie sobre las relaciones personales, con cameos de figuras como Orlando Bloom, Emily Ratajkowski y Malin Akerman. 

Es una versión moderna de los conflictos que Woody Allen planteaba en sus cintas, y aunque se hace repetitiva (los problemas entre las parejas no cambian), se deja ver y de alguna manera se vuelve adictiva porque nos hace desear conocer la resolución de los problemas. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deNetflix
3
de 12

Beverly Hills, 90210

En los 90 no teníamos tantos problemas como ahora y una demostración es Beverly Hills, 90210, una de esas series que parecían efímeras y se terminó convirtiendo en un objeto de culto. Su último episodio se transmitió en 2000 y Fox le sacó mucho jugo, convirtiéndola en su caballito de batalla del prime time.

Fue creada por Darren Star y producida por Aaron Spelling. De alguna manera muestra lo que una generación anhelaba: una vida con comodidades y problemas superfluos. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deAaron Spelling Prods/Everett Collection / Everett Collection
4
de 12

Glee

Un número habla de su impacto: La música de Glee vendió más de 36 millones de sencillos digitales y 11 millones de discos a nivel mundial para 2011. La serie comenzó en 2009 y finalizó en 2015. Obviamente fue un mega éxito para Ryan Murphy y de Fox.

Pero después de un inicio prometedor, en el que se trataban temas como la diversidad sexual o bullying, Glee se convirtió en una parodia de sí misma. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deFox Broadcasting Co.
5
de 12

Charmed

La foto lo dice todo. Habla de una época en la que Shannen Doherty (Prue), Holly Marie Combs (Piper) y Alyssa Milano (Phoebe), nos podían convencer de que eran hermanas y tenían superpoderes para proteger a la humanidad.

Detrás de esta cándida serie estuvo el cerebro de los culebrones noventeros: Aaron Spelling y WB Television Network. Duró ocho temporadas y resurgió, gracias a la nostalgia, en 2018.

Fecha de publicación:Texto deFoto deWarner Brothers and Alliance Atlantis.
6
de 12

Sex and the City

Los que no veíamos esta serie nos vimos obligados a conocerla por nuestras parejas o amigas. Tal fue su éxito que hasta dos películas dejaron en el camino. Cómo se las ingeniaron para que millones de espectadores en el mundo vieran a Sarah Jessica Parker como una mujer muy sexy es uno de los grandes misterios de la TV.

HBO se apuntó un gran éxito con esta serie de Darren Star, que tuvo seis temporadas. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBO
7
de 12

True Blood

He aquí el caso de una serie que tenía todo para ser un fiasco, pero consiguió mantener cierto nivel antes que llegaran sus últimas dos temporadas. 

Unos vampiros que viven en Lousiana se revelan contra el pacto establecido (beber sangre sintética), generando un caos en la vida de los humanos. HBO la estrenó en 2008 y cerró en 2014, cuando ya le había chupado todo el éxito a la moda de los romances entre humanos y seres de la noche.

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBO
8
de 12

Santa Clarita Diet

Probablemente estamos tan enamorados de Drew Barrymore (Sheila Hammond), que no nos importa que Santa Clarita Diet sea tan... ¿tan qué? realmente no tenemos palabras para describirla. Esta serie no es ni mala ni buena ni chistosa. Tal vez un poquito sangrienta en algunos capítulos, pero no más.

La historia de una mujer sedienta de carne humana no da para mucho, pero en Netflix parece tener un gran éxito y llegó a tres temporadas.

Fecha de publicación:Texto deFoto deSaeed Adyani/Netflix
9
de 12

Scandal

He aquí como una buena actriz puede prevalecer por encima de los guiones truculentos. Olivia Pope (Kerry Washington) es la clave de cualquier posible adicción a Scandal, una serie sobre una especialista en manejar crisis y escándalos.

Detrás de este producto audiovisual se encuentra Shonda Rhimes, que no ha mantenido pegados a Grey's Anatomy. La serie duró seis temporadas, entre 2012 y 2018. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deABC
10
de 12

Big Bang Theory

Cuando las personas hablan de Big Ban Theory se refieren más a los personajes que a los capítulos en sí. Lo que arrancó muy bien como un divertimento intelectual se transformó en un sitcom al uso, que encontraba picos cuando intervenía Sheldon Cooper (Jim Parsons). 

Aceptémoslo de una vez, la serie de Chuck Lorre y Bill Prady no envejeció bien, pero eso no significa que la dejamos ir sin lágrimas cuando se despidió este año.

Fecha de publicación:Texto deFoto deMichael Yarish/CBS
11
de 12

Baywatch

Y fue en esta playa, en 1989, que Pamela Anderson se convirtió en un ícono mundial. Solo por eso, Baywatch merece su puesto en el Olimpo. Pero obviamente, hacer creíble que en este balneario pasaba de todo, desde ataques de tiburones gigantes hasta desmantelamiento de carteles de droga, era hilarante. Aun así, nos hacíamos los locos y la disfrutábamos. 

Baywatch se transmitió desde 1989 hasta 2000 y tuvo dos secuelas terribles: Baywatch Nights y una película protagonizada por Zach Efron y Dwayne Johnson. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deNBC
12
de 12