CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Adiós a Game of Thrones

Juego de tronos llega a su fin con esta octava y última temporada y vamos a sentir el vacío televisivo. Pero por suerte queda mucha tele por ver. He aquí nuestra recomendación de series que podrían gustarte si eres fan de los dragones, las intrigas políticas y las relaciones con tendencias incestuosas.

Hemos escogido títulos fantásticos o de ciencia ficción, algunos de ellos incluso con componente de época; thrillers políticos, retratos sociales o simples telenovelas con ingrediente histórico. Todo ello ingredientes que incluye Game of Thrones.

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBOLee el artículo
1
de 14

Outlander (2014)

Escenas de sexo jugosas: Sí. Véase "The Wedding"

Dragones o similares: Claire (Caitriona Balfe) viaja en el tiempo desde 1945 y acaba en la Escocia de 1743.

Intrigas políticas: Inferiores a las de Game of Thrones, pero la pugna por la independencia de Escocia ante Inglaterra juega un papel predominante en las primeras temporadas.

Ingrediente épico: Paisajes escoceses y un diseño de vestuario que hará que olvides incluso los atuendos de Khaleesi

Historia coral: La serie se ha empeñado en incorporar nuevos personajes pero en realidad se disfruta mucho más cuando son Claire y Jaime (Sam Heughan) los que están en pantalla.

Fecha de publicación:Texto deFoto deSteffan Hill/StarzLee el artículo
2
de 14

Westworld (2016)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca HBO.

Dragones o similares: Parque de atracciones temático muy Western con robots con inteligencia artificial y que acaban teniendo consciencia.

Intrigas políticas: La rebelión de los robots por controlar sus destinos.

Ingrediente épico: Caballos y parques naturales escarpados

Historia coral: Más allá de Dolores (Evan Rachel Wood) y Maeve (Thandie Newton) la serie cuenta con un reparto muy coral y es difícil apuntar hacia un solo protagonista.

Fecha de publicación:Texto deFoto deJohn P. Johnson/HBOLee el artículo
3
de 14

Deadwood (2004)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca HBO.

Dragones o similares: No. Deadwood es una serie sin ingrediente fantástico alguno.

Intrigas políticas: Conservar la cabeza en este pueblito de Dakota del Sur ambientado hacia 1870 es más complejo de lo que parece.

Ingrediente épico: Western que no idealiza el género.

Historia coral: Sí, aunque gran parte del peso de la serie lo llevan Bullock (Timothy Olyphant) y Al Swearengen (Ian McShane).

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBOLee el artículo
4
de 14

Medici: Masters of Florence (2016)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca Netflix.

Dragones o similares: No. Esta serie está muy libremente basada en la familia de los Médici florentinos.

Intrigas políticas: Abundantes.

Ingrediente épico: Te van a entrar ganas de viajar a Florencia, aunque no pueda ser la del siglo XV. 

Historia coral: No. El ex de Game of Thrones Richard Madden interpreta aquí a Cosimo de Médici y las únicas dos temporadas hasta ahora emitidas de la serie giran en torno a él. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deNetflixLee el artículo
5
de 14

Rome (2005)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca HBO.

Dragones o similares: No. Esta serie está muy libremente basada en los últimos días de la República Romana.

Intrigas políticas: Dignas de los fans de Game of Thrones más acérrimos. Varys y Littlefinger se sentirían como en su casa en la Roma antigua.

Ingrediente épico: Se recrea con bastante lujo de detalle la Roma del siglo I a.C. Con tanto detalle, de hecho, que los 12 episodios de su primera temporada habrían costado US$100 millones.

Historia coral: Sí, dominada por los personajes de Atia (Polly Walker), Lucius (Kevin McKidd) y Mark Anthony (James Purefoy).

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBOLee el artículo
6
de 14

True Blood (2008)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca HBO.

Dragones o similares: Más bien vampiros, hombros lobo, hadas y un sinfín de otras criaturas.

Intrigas políticas: Si las hay no son el motivo por el que ver la serie.

Ingrediente épico: La serie está ambientada en un Bon Temps, Luisiana, contemporáneo con una estética colorista y cálida. 

Historia coral: Sí, sobre todo a medida que True Blood fue avanzando. Aunque en realidad lo único que nos interesara fueran los líos sentimentales de Sookie (Anna Paquin) con Bill (Stephen Moyer), Eric (Alexander Skarsgård) o Alcide (Joe Manganiello).

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBOLee el artículo
7
de 14

Sense8 (2015)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca Netflix. Subidas de tono hasta para Netflix.

Dragones o similares: Ocho humanos/sensates nacidos el mismo día comparten una conexión mental y física que hace que sean más que hermanos y puedan comunicarse los unos con los otros mentalmente.

Intrigas políticas: Más bien intento de thriller de ciencia ficción.

Ingrediente épico: No, pero la serie se rodó en San Francisco, Seúl, Ciudad de México, Ámsterdam, Londres, Chicago, Bombay, Berlín, Nairobi, Reikiavik, París, Nápoles y me estoy dejando lugares...

Historia coral: Sí. Aunque acabaran importándonos más las historias de algunos sensates como Nomi (Jamie Clayton), Riley (Tuppence Middleton), Kala (Tina Desai) o Lito (Miguel Ángel Silvestre), que las de otros.

Fecha de publicación:Texto deFoto deMurray Close / NetflixLee el artículo
8
de 14

American Gods (2017)

Escenas de sexo jugosas: Las habituales marca Starz.

Dragones o similares: Dioses antiguos y los nuevos dioses americanos. Oh, y Gillian Anderson interpreta a la diosa de los medios de comunicación y eso bien vale por tres dragones por lo menos.

Intrigas políticas: La pugna por el poder entre las dos facciones divinas no tiene desperdicio.

Ingrediente épico: Bryan Fuller es el creador de esta serie y eso se nota en una estética de colores imposiblemente saturados y donde todo lo que sale por pantalla está cuidado hasta el más mínimo detalle.

Historia coral: Sí, pero dominada por el personaje de Shadow Moon (Ricky Wittle).

Fecha de publicación:Texto deFoto deJan Thijs, © 2017 Starz Entertainment, LLCLee el artículo
9
de 14

The Crown (2016)

Escenas de sexo jugosas: Nada especialmente destacable.

Dragones o similares: No. Esta serie está basada en la historia de la reina Elizabeth II del Reino Unido (Claire Foy). 

Intrigas políticas: Muy jugosas y no podrás evitar preguntarte si la familia real inglesa debe estar viendo la serie.

Ingrediente épico: No, pero te horrorizarán algunos de los modelitos sesenteros faltos de toda elegancia que llevaba la reina.

Historia coral: Es cierto que descubrirás bastantes cosas sobre algunos personajes que han rodeado a la reina Elizabeth II. Pero en realidad te van a interesar sobre todo su historia y la de su hermana Margaret (Vanessa Kirby).

Fecha de publicación:Texto deFoto deStuart Hendry / NetflixLee el artículo
10
de 14

Downton Abbey (2010)

Escenas de sexo jugosas: Nada especialmente destacable.

Dragones o similares: No. Downton Abbey narra la historia ficticia de una familia aristócrata inglesa entre 1912-1926. 

Intrigas políticas: Más bien envidias e intrigas familiares. Y la típica historia de lacayo arribista.

Ingrediente épico: Nada más allá de aristócratas ingleses tomando el té, criticándose, cambiándose para la cena o paseando por la campiña inglesa.

Historia coral: Sí, pero todas las secuencias son mejores si están aliñadas por alguna frase afilada de la Dowager Countess (Maggie Smith).

Fecha de publicación:Texto deFoto deNick Briggs/ Carnival Film & Television LtdLee el artículo
11
de 14

House of Cards (2013)

Escenas de sexo jugosas: Nada especialmente destacable.

Dragones o similares: No, pero Robin Wright tiene cualidades de criatura mítica.

Intrigas políticas: Básicamente eso es toda la serie.

Ingrediente épico: El vestuario de Claire Underwood (Robin Wright).

Historia coral: No. La serie es mejor cuando se centra en las figuras de Frank (Kevin Spacey) y Claire. Y gana en su última temporada enfocada únicamente en la figura de ella en la presidencia.

Fecha de publicación:Texto deFoto deDavid Giesbrecht/NetflixLee el artículo
12
de 14

The Wire (2002)

Escenas de sexo jugosas: Hay un par de momentos con McNulty (Dominic West) siendo McNulty que no tienen desperdicio. 

Dragones o similares: No. Esto es lo más parecido a una serie naturalista (pero con sentido del humor) que hay en esta lista.

Intrigas políticas: Del día a día.

Ingrediente épico: Sólo porque la considero la mejor serie de la historia de la televisión. Así que es perfecta si creías que Game of Thrones es insuperable.

Historia coral: Sí, hasta el punto que es difícil destacar a uno, dos, tres o hasta cuatro protagonistas. Personalmente soy muy fan de Bunk (Wendell Pierce), Freamon (Clarke Peters), Stringer Bell (Idris Elba) y Bubbles (Andre Royo).

Fecha de publicación:Texto deFoto deHBOLee el artículo
13
de 14

5 señales de que estás viviendo en el mundo de Game of Thrones

Fecha de publicación:Foto deHelen Sloane/HBOLee el artículo
14
de 14
Próxima Galerías

‘Game of Thrones’: Las 20 mejores teorías de los fanáticos [fotos]