CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas

Alcatraz

La Torre de Londres

Missouri State Penitentiary

Robben Island

Prison of Southern Michigan

Isla del Diablo

Johnson's Island

Chateau d'If

Ohio State Reformatory

Castillo de Elmina

West Virginia Penitentiary

Tuol Sleng Genocide Museum

Eastern State Penitentiary

Hoa Loa

Port Arthur

Cerró sus puertas en 1963, pero la prisión de Alcatraz sigue siendo la prisión más conocida de todo Estados Unidos. No en balde, entre sus reclusos estuvo Al Capone y "Machine Gun" Kelly. De los 36 hombres que intentaron escapar, sólo cinco no fueron aprehendidos (se sospecha que no sobrevivieron a las aguas heladas de la Bahía de San Francisco). Hoy es administrada por el Servicio de Parques Nacionales, que rifa una vez al año la posibilidad de que un grupo, tras cancelar un monto, pueda pasar la noche en la isla.

Texto de / Foto de Andrew Holmes / Flickr

Hoy alberga la colección de joyas de la Corona británica, pero lo cierto es que funcionó como prisión desde 1100 hasta entrado el siglo XX. Entre los presos célebres que retuvo están Sir Thomas More, el rey Henry VI, Anne Boleyn (Ana Bolena) y Catherine Howard (esposas del rey Henry VIII), y  Rudolph Hess.

Texto de / Foto de Nicole Hanusek / Flickr

La penitenciaría estatal de Missouri está ubicada en la ciudad de Jefferson City. La cárcel funcionó desde 1836 hasta 2004, y en una época se la consideró la más grande de Estados Unidos. En la actualidad operan tours que conducen a los visitantes por los calabozos, la cámara de gas y el patio de ejercicios.

Texto de / Foto de Basically Advanced / Flickr

Ubicada frente a las costas de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, Robben Island llegó a ser una colonia de leprosos pero el uso más notorio que recibió fue el de prisión durante el régimen del apartheid, en el que permaneció detenido Nelson Mandela, junto con otros dirigentes del movimiento de la abolición de la exclusión racial. Robben Island se puede visitar hoy tomando un ferry en Ciudad del Cabo.

Texto de / Foto de Megan Trace / Flickr

Al momento en que se completó su construcción, la prisión del sur de Michigan era la cárcel amurallada más grande del mundo, con capacidad para retener a 5,000 reclusos. La penitenciaría sigue en uso, pero un área llamada Cell Block 7 es sede de un museo sobre la historia de la prisión, en la que uno de sus motines inspiró la película Riot in Cell Block 11 (1954).

Texto de / Foto de Wikimedia Commons

Es una de las cárceles más conocidas del mundo, gracias a la popular novela de Henry Charrière, Papillon, llevada al cine en 1973 con Steve McQueen y Dustin Hoffman. Queda en la Guayana Francesa, y recibía por igual a prisioneros políticos y criminales peligrosos. Resultaba difícil escapar pues estaba rodeada de selvas intrincadas y ríos infestados de pirañas.

Texto de / Foto de Larry Halff /Flickr

Johnson's Island es una pequeña isla en Sandusky Bay, en la costa del Lago Erie (Ohio). Fue un campo de reclusión para soldados confederados durante la Guerra Civil estadounidense (1861-1865). Johnson's Island era la única prisión de la Unión reservada para oficiales del ejército sureño. Hoy un puente la conecta con el continente y es un sitio que puede alquilarse para efectuar bodas y eventos sociales.

Texto de / Foto de Counselman Collection / Flickr

Se le conoce, sobre todo, porque Alejandro Dumas situó allí la prisión de su inmortal obra El Conde de Montecristo. Está ubicada frente a la costa de Marsella (Francia) y desde 1634 hasta finales del siglo XIX fue centro de reclusión para prisioneros políticos y religiosos. Desde 1890 está abierta al público.

Texto de / Foto de Jeanne Menj / Flickr

Las imágenes de la Ohio State Reformatory, en Mansfield (Ohio), en Flickr producen escalofríos. Así de aterradora es esta cárcel, conocida por muchos pues allí se filmaron escenas de The Shawshank Redemption y Air Force One, así como un episodio de la serie Ghost Hunters.

Texto de / Foto de Tabitha Kaylee Hawk / Flickr

Ubicado en Ghana, el Castillo de Elmina fue constuido en 1492 y se le considera el edificio europeo en uso más antiguo al sur del desierto del Sahara. Por más de 300 años cumplió una función infame, servir como retén para miles de personas capturadas contra su voluntad para ser vendidos como esclavos.

Texto de / Foto de BillBl / Flickr

La página Web de la Penitenciaría de West Virginia se presenta casi como una atracción de feria, destacando el potencial de espantos y posibles fantasmas que el visitante podrá encontrar en su recorrido. Es un edificio de arquitectura gótica ubicado en Moundsville (West Virginia) y ofrece vistas como la sala de la silla eléctrica (en la imagen).

Texto de / Foto de Sean Marshall / Flickr

Es uno de los sitios más sobrecogedores del mundo, la prisión de Tuol Sleng, en Camboya, en la que hoy funciona el Museo del Genocidio, que honra a las más 17,000 personas que fueron recluidas en este recinto por los Khmer Rouge entre 1975 y 1979, y de las que sólo saldrían vivos unos pocos cientos.

Texto de / Foto de lets.book / Flickr

Construida en 1829, la Penitenciaría de Eastern State, en Filadelfia, es famosa por su aspecto tenebroso y porque allí estuvo preso Al Capone durante ocho meses (1929-1930). Clausurada en 1971, desde 1994 ofrece visitas guiadas al recinto. En su interior se filmaron algunas escenas de las películas 12 MonkeysTransformers: Revenge of the Fallen.

Texto de / Foto de See-ming Lee / Flickr

Se llama la prisión de Hoa Loa, pero se le conoce como "Hanoi Hilton", que es el nombre con el que lo bautizaron los prisioneros de guerra estadounidenses recluidos allí durante la guerra de Vietnam. Construida originalmente por los franceses, hoy sólo permanece en pie una pequeña parte de la prisión, destinada a museo. El senador John McCain estuvo retenido en el "Hanoi Hilton".

Texto de / Foto de Flickmor / Flickr

Se sabe que muchos criminales ingleses e irlandeses eran enviados por Gran Bretaña a la entonces colonia de Australia. Y la prisión más infame de todas allí fue la de Port Arthur, que es como se conoce a la colonia de convictos en Tasmania. Operó desde 1833 hasta la década de los 1850s. Hoy sólo quedan ruinas, pero la UNESCO lo considera un patrimonio histórico, por lo que se ofrecen visitas guiadas a los edificios que se conservan en pie, como parte de la penitenciaría, el hospital, el asilo y la capilla construida por los presos.

Texto de / Foto de Mylor / Flickr
Fecha de publicación:
Próxima Galerías
Cómo recrearon a Rachael en 'Blade...
20