CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Suspiria

El remake de Suspiria está a cargo de Luca Guadagnino, el director de la hermosa Call Me By Your Name. La trama mantiene el título y el nombre del film de 1977: una estudiante de ballet se traslada a una escuela en Europa para perfeccionar su danza, cuando descubre una conexión entre diferentes muertes, que involucran al lugar donde recibe clases. 

¿Será mejor? Pues según Guadagnino, Quentin Tarantino lo abrazó y lloró cuando vio esta nueva versión. Y la actriz Chloë Grace Moretz, una de las protagonistas de la película, la compara con El Resplandor, de Stanley Kubrick.

La película se estrena en noviembre. Mientras tanto, revisemos una lista de películas que han mejorado –o igualado– los productos originales.

Fecha de publicación:Texto deFoto deFrenesy Film Company
1
de 18

The Fly

The Fly (1986), la historia sobre la transformación de un humano en un insecto, encabeza la mayoría de listas de cintas que han superado a la versión original de 1958.

Ambas son muy disfrutables, aunque la actuación de Jeff Goldblum, el maquillaje (ganó un Óscar por ello) y sobre todo una atmósfera muy perversa, convierten al remake en un clásico memorable. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deSLM Productions Group
2
de 18

Funny Games

Diez años de diferencia pasaron entre la original Funny Games (1997) y su remake (2017). La historia gira en torno a dos jóvenes que torturan a una familia, sin ningún motivo.

Michael Haneke relanzó su cinta copiando los mismos planos, pero cambiando al elenco y la fotografía. La primera se rodó en alemán con actores austríacos y la segunda en inglés, con estrellas del cine norteamericano. El resultado no es el mismo.

Naomi Watts y Tim Roth se nos hacen tan familiares, que nos "duele" verlos sufrir. El villano, Michael Pitt, es mejor actor que el actor de la cinta original, Arno Frisch. Estos condimentos hacen de la segunda versión un producto más interesante. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deCelluloid Dreams
3
de 18

It

It es una de las obras más recordadas de Stephen King, y su paso al mercado audiovisual en 1990 no fue afortunado, aunque la interpretación de Tim Curry, como el payaso diabólico que caza niños, le valió el reconocimiento internacional.

La versión cinematográfica de It de 2017 fue todo un suceso. El director Andy Muschietti no se cortó al momento de mostrar sangre y desmembramientos, consiguiendo el tono que merece la historia de King. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deNew Line Cinema
4
de 18

Let me in

Let me in (2010) es uno de los pocos casos en los que la esencia de un film europeo es respetada y de allí su éxito. 

Basada en la cinta que dirigió el sueco Tomas Alfredson en 2008, la trama de Matt Reeves mantiene el mismo origen: la amistad entre un niño y una pequeña con un "don" muy especial. Sin embargo, la envuelve en una atmósfera más críptica y elegante, generando un efecto de sorpresa más fuerte en el espectador. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deOverture Films
5
de 18

The Crazies

The Crazies (2010) es un gran ejemplo sobre cómo es posible tomar una cinta de poco impacto y convertirla en un producto muy digno, sin gastar demasiado dinero.

La original fue realizada por el estadounidense George A. Romero en 1973 y basa su premisa en el intento de las fuerzas militares de Estados Unidos por detener un virus que ellos mismos han plantado sin querer en el agua. La idea es interesante, pero son evidentes los problemas de financiamiento, fotografía y actuación en esta obra.

La contemporánea lleva el mismo nombre, pero se centra en el pueblo y específicamente en una familia, que debe sobrevivir y encontrar una manera de detener a los infectados. Este enfoque relanzó a la cinta. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deOverture Films
6
de 18

Evil Dead

La  original, que dirigió Sam Raimi en 1981 es muy divertida, pero como film de horror, la de 2013, que mantuvo el mismo título, es mucho más sanguinaria y aterradora. 

La premisa de una posesión diabólica en una cabaña, que cobrará la vida de varios jóvenes, toma en manos de Fede Álvarez nuevos caminos que impactan a la audiencia. El humor negro permea a toda el largometraje, pero no es la clave del cuento. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deTriStars Pictures
7
de 18

La cosa

No hay mucho que argumentar. The Thing (1982), de John Carpenter es uno de los grandes clásicos del terror y la ciencia ficción. Kurt Russell quedó inmortalizado en esta película sobre un alien que puede apoderarse de los cuerpos humanos. 

The Thing from Another World, de 1951, es una cinta torpe, de efectos especiales pobres y actuaciones de bajo nivel, que representa muy bien a los temores de una sociedad aún muy inocente. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deUniversal Pictures
8
de 18

Goodnight Mommy

Hay que hilar muy fino para encontrar las similitudes entre Goodnight Mommy (2014) de los austríacos Severin Fiala y Veronika Franz y la estupenda The Other (1972), de Robert Mulligan. 

Pero los tópicos que unen a los dos filmes están allí: la maldad en la infancia, los dos gemelos, la madre ausente y la pérdida de la conexión entre el ser humano y sus pares. 

Incluso el fuego, como elemento clave en la resolución de la trama, las une. Son dos obras de calidad, pero la actual es mucho más terrorífica porque el mensaje -los problemas de empatía entre padres e hijos - es muy actual. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deUlrich Seidl Film Produktion GmbH
9
de 18

Little Shop of Horrors

Muchas veces que una película sea mejor que otra no quiere decir que no se pueda disfrutar de las imperfecciones de la primera. 

Lo anterior aplica para la hermosa película Little Shop of Horrors (1960), que no era un musical sino una película de terror. Roger Croman rodó en tiempo récord una trama que en manos de Frank Oz (1986) se convirtió en oro.

El relato de un florista que cría una planta carnívora consiguió dos nominaciones al Óscar en su nueva versión, prueba suficiente de las diferencias entre una y otra obra. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deThe Geffen Company
10
de 18

Cape Fear

La película de Martin Scorsese gana esta batalla por goliza. Cape Fear (1992) es inolvidable. Le valió una nominación a Robert de Niro como Mejor Actor. En esta cinta, todos los personajes están bien construidos, desde el abogado cobarde que interpreta Nick Nolte hasta la adolescente coqueta que representa Juliette Lewis.

La novela de John D. MacDonald, que cuenta el acecho de un exconvicto a una familia de clase media, se filmó por primera vez en 1962, con Gregory Peck y Robert Mitchun en los roles principales. Pero en esa oportunidad los personajes eran completamente planos y ni hablar de las diferencias en el ritmo y el manejo de las cámaras entre Scorsese y J. Lee Thompson.

Fecha de publicación:Texto deFoto deAmblin Entertainment
11
de 18

The Ring

Ringu (1998), de Hideo Nakata, es una película de terror perfecta. Pero como sucedió con Funny Games, la presencia de Naomi Watts en el remake hace la diferencia. 

Gore Verbinski realizó la nueva versión en 2002, bajo el título de The Ring. La protagonista, la atmósfera, la fotografía, y el enfoque de las muertes, una vez que se veía una cinta vieja, están trabajadas con mejor detalle que primera versión. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deDreamWorks
12
de 18

La mancha

The Blob debe examinarse con cuidado. Primero, porque la original, de 1958, es uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción por su estilo despreocupado. 

Por ejemplo, la cámara registra risas de los extras cuando la mancha los persigue; en algunos casos la materia extraterrestre parece goma de mascar derretida y las decisiones de los humanos (disparar con un rifle por ejemplo) son hilarantes. 

Pero en el remake de Chuk Russll (1988), la trama se vuelve un poco más seria y hay escenas que realmente dan miedo, el fin de toda película de terror. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deTriStars Picture
13
de 18

13 Ghosts

La primera 13 Ghosts (1960) representa todo lo fallido que puede reunir una película de terror: malas actuaciones, peores efectos y una cantidad interminable de pifias del guión. Y por eso, precisamente por eso, mucha gente le tiene cariño.

El remake de 2001 es mejor, aunque por poco. Al menos aquí sí se ven todos los fantasmas que penan en una casa embrujada. En la primera solo aparecían 4, a pesar del título. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deWarner Bros
14
de 18

Maniac

Dos cintas que aportan mucho al género, desde diferentes ángulos.

La Maniac de 1980 nos muestra a una Nueva York desdibujada, fría y aterradora, en la que un asesino en serie puede hacer de las suyas sin preocuparse demasiado por las consecuencias.

En el remake de 2012, que mantuvo el título original, Elijah Wood da una clase de actuación magistral interpretando al restaurador de maniquíes con problemas para relacionarse con las mujeres.

Lo que hace mejor a la segunda es la dirección de Franck Khalfoun, mucho más artística y cohesionada. La de William Lustig se regodea en el slasher (persecución y asesinatos) tradicional, dejando muchos cabos sueltos en el guión.

Fecha de publicación:Texto deFoto deLa Petire Reine
15
de 18

The Hills Have Eyes

Wes Craven (Scream, The Last House on the Left) es un director que combina un éxito con varias películas desechables. Y uno de esos productos sin pena ni gloria, The Hills Have Eyes, se convirtió en una joya en las manos de Alexandre Aja (2006).

Una familia se pierde en el medio de la nada y es atacada por otra, conformada por seres humanos que parecen haber sufrido algún tipo de ataque biológico. Esta premisa da pie a una magnífica pieza en la que muchos no podrán mantener los ojos frente a la pantalla.

Detrás de todo esto hay subtextos que no aparecen en la original, como el uso de la violencia cuando no hay otra posibilidad, le dan al remake un puntaje muy elevado al compararse con la primera. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deCraven-Maddalena Films
16
de 18

Dawn of the Dead

Litros de tinta corrieron cuando Zack Snyder, sí el mismo de 300 y el montón de superhéroes, debutó en 2004 con Dawn of the Dead, adaptación del clásico, que lleva el mismo nombre, de George A. Romero. 

Mostrar a unos zombis capaces de correr y manifestar su sed de sangre de la manera más violenta y, de cierta manera, racional fue criticada por muchos puristas.

Sin embargo, estamos en presencia de una de las mejores películas sobre muertos vivientes que se han hecho en la historia, my superior a la realizada por Romero en 1978, gracias a que Snyder puso toda la carne en el asador: acción, claustrofobia y hasta bebés caníbales. Una auténtica joya que envejece muy bien. 

Fecha de publicación:Texto deFoto deStrike Entertainment
17
de 18

El señor de la noche

Cerramos nuestras comparaciones con la mejor demostración de que un clásico siempre se puede mejorar.

Cuando hablamos de Drácula, para los fanáticos del terror, vienen a la mente las diferentes interpretaciones de Bela Lugosi y la escalofriante Nosferatu el Vampiro, pero como película, ninguna supera la versión de Francis Ford Coppola (1992).

Incluso podríamos afirmar que Gary Oldman está lejos de representar al mejor vampiro de la historia, pero es cada detalle del filme (la sangre, los castillos, el trabajo artístico) lo que convierte a esta película en un clásico. Tres premios de La Academia lo refrendan.

Fecha de publicación:Texto deFoto deAmerican Zoetrope
18
de 18
Próxima Galerías

Las imágenes más curiosas vistas en Google Street View [fotos]