Warhammer 40,000: Freeblade

El fin de año ya está aquí, y para muchos de nosotros eso significa una cosa: unos días de descanso lejos del trabajo o la escuela. Llegó la hora de relajarse con un buen libro o terminar algún proyecto que se haya quedado inconcluso. O jugar videojuegos en nuestro teléfono. Muchos. Vamos a empezar por ahí y armar un poco de lío.

Warhammer 40,000 Freeblade es un juego de tiro de feria bastante sencillo que te permite ir avanzando a través de enemigos como una imponente máquina de guerra. La acción consiste principalmente en saber administrar el enfriamiento de tus armas principal y secundaria, las cuales se sobrecalentarán o quedarán sin municiones si te pasas un poco de la raya. De vez en cuanto te enredarás en un encuentro cuerpo a cuerpo: pulsa en la pantalla justo en el momento preciso para provocar la mayor cantidad de daño. Y hay mucho más que eso: puedes personalizar el aspecto de tu arma de guerra, rebuscar entre tu botín para mejorar tu equipo y competir contra tus amigos (o enemigos) para obtener la mayor puntuación.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

Minecraft: Story Mode

Minecraft: Story Mode es un juego de aventuras que ocurre en ese universo construido bloque a bloque llamado Minecraft. La experiencia de este juego es deliberadamente distinta de la del Minecraft tradicional, ya que aquí no hay nada que armar, ni hacer volar por los aires. Más bien, tu trabajo consiste en guiar a un grupo de amigos por una aventura para salvar al reino de un voraz enemigo devorador de mundos... y no te contaré más para no arruinarte el juego. Prepárate para ver un sinfín de diálogos humorísticos y un montón de ramificaciones que no quedarán claras hasta mucho más adelante. También está armado a partir de episodios, de manera que tendrás que pagar un poco más para poder tener más entregas.

Precio: $4.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

​Groove Planet

Los juegos de hacer clic tienen un atractivo muy curioso: ganas puntos constantemente, pero puedes hacer clic o pulsar para ganar un poco más. No hay un premio o finalidad más allá de eso, pero Groove Planet te deja poner música, y por razones que están fuera de mi alcance, eso marca toda la diferencia. Algunas tonadas bastante buenas vienen incorporadas en el juego, pero si tienes muchas canciones en tu biblioteca de iTunes, también podrás disfrutar de esas canciones mientras juegas.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

Her Story

No es muy común que tome notas cuando estoy jugando un juego, pero aquí me tienes, haciéndolo en el caso de Her Story. Es algo así como un asesinato misterioso que se desarrolla en forma de clips de video guardados en una vieja PC de mediados de años noventa. Tu trabajo consiste en armar la historia haciendo búsquedas: ingresas palabras clave o una frase en el buscador, y la base de datos te muestra los videos que vengan al caso. Es difícil decir más sin contarte de qué se trata la experiencia, pero una cosa sí te digo: este es uno de esos juegos que realmente tienes que explorar por ti mismo.

Precio: $4.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

​Neko Atsume: Kitty Collector

Neko Atsume es un simulador de la vida de un gato sorprendentemente realista. Prepárate para gastar dinero (virtual) en comida, botanas y juguetes para gato. Luego, tienes que colocarlo en un pequeño jardín o en tu departamento. Al poco tiempo, una serie de gatos aparecerán, inspeccionarán la comida que les ofreces y jugarán con los juguetes que has dejado regados por el piso, pero sobre todo te ignorarán. Hay un pequeño libro para visitas donde puedes llevar un registro de tus visitantes, si es que deseas mantener una relación de cómo los felinos han desairado tus ofrecimientos a lo largo del tiempo. Sin embargo, la mayor parte del tiempo simplemente te la pasarás viéndolos retozar, hermosos e indiferentes, mostrando cero interés por ti, o tus intereses, o lo que te pueda pasar. Los gatos son de lo peor.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

​King Tongue

No estaba completamente seguro de qué esperar aquí. King Tongue es un mono y todo parece indicar que ha puesto de malas a un ejército de plátanos armado hasta los dientes. El juego se desarrolla como una absoluta locura con base en la física. Pulsa en donde sea en el nivel para lanzar tu lengua: pega en una plataforma y te jalará hacia ella; pulsa de nuevo para soltarte, lanzándote como una especie de bola de ataque. O dispara tu lengua directamente contra los plátanos, jalándolos hacia ti. De cualquier forma, tu objetivo es hacerlo lo más rápido posible sin que te den: es una experiencia sorprendentemente divertida que exuda encanto, incluso aunque no pueda explicar exactamente qué es lo que está pasando.

Precio: $1.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

Octodad: Dadliest Catch

Octodad es absolutamente ridículo pero también fascinante. Se trata de interpretar a un pulpo que se hace pasar por humano: no tengo idea de cómo le hizo para conquistar a una pareja humana, o tener hijos, y todos esos detalles como que los dejan pasar por alto. No es que importe mucho: sospecho que tú, como yo, estarás interesado principalmente en mantener a Octodad en pie. Resulta que es bastante complicado para un cefalópodo que lleva pantalones preparar café o moverse por una casa en desorden. Y si bien estarás tentado a hacer que las leyes de la física hagan su tarea y ocurra un desastre, mientras más daño provoques, más sospechas despertarás sobre el hecho de que tal vez, sólo tal vez, no seas un humano común y corriente después de todo.

Precio: $4.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

Downwell

Puede ser un poco complicado entender qué está pasando exactamente cuando juegas Downwell por primera vez. Como su nombre sugiere, se trata de bucear en el interior de una especie de pozo lleno de peligros y seres hostiles (y el ocasional tendero). Pero el jugador va armado con un par de botas de goma; pulsa una vez para saltar; pulsa de nuevo para disparar una ráfaga de fuego desde sus pies. Sin embargo, la munición es limitada, así que necesitarás aterrizar en una superficie plana para poder recargar. Y eso es todo: llegar a lo más profundo del pozo como puedas, recolectando armas y aprendiendo nuevas tácticas para pelear.

Precio: $2.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

Monument Valley

Monument Valley se siente un poco limitado, pero hace un trabajo admirable presentando pequeños y muy astutos acertijos, y presume de un nivel de diseño absolutamente impresionante. Los controles son simples, el fondo musical tenebroso, y la caprichosa narrativa que se va desarrollando (con muy poco texto) te deja con ganas de más. Una vez que hayas terminado el nivel principal, gasta un poco más y obtén la versión extendida; vale bastante la pena.

Precio: $3.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

Mr Jump

Cada vez que siento que el mundo no me merece, o simplemente cuando estoy de buenas, me reconforta saber que Mr Jump está esperándome para ponerme en mi lugar. Se trata de un repetitivo juego de plataformas, lo cual me hace pensar mañosamente que la clave para avanzar está en memorizar las etapas. La simple mecánica consistente en saltar con un botón me convence de intentarlo una y otra vez. Y cada vez que pierdo, el juego me muestra algunas estadísticas: el número de veces que he intentado conquistar el nivel, el número de veces que he saltado, e incluso qué tan cerca estuve de alcanzar el final de la etapa. Es todo un baño de humildad. Es un juego no apto para gente que pierde la paciencia con facilidad.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

Prune

Meditativo a la par que obsesionante, Prune es en parte un simulador de jardinería, y en parte una trágica metáfora sobre la pérdida y la sanación. O a lo mejor me estoy clavando en la textura. De cualquier manera, tu trabajo es darle forma a los árboles conforme van creciendo. Les encanta la luz del Sol, pero necesitarás cortar las ramas errantes para asegurarte de que las plantas crezcan en el sendero correcto, o que tengan la energía suficiente para llegar aún más alto. El ritmo lento y relajado del juego se contrapone con unos acertijos realmente intrincados conforme avanzas, pero tu esfuerzo se verá recompensado con unos fondos de pantalla realmente hermosos. Este es un juego verdaderamente bonito.

Precio: $3.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

​Rayman Adventures

Siento debilidad por la última generación de los juegos Rayman y ésta es una muy agradable recreación de esa conocida fórmula. En este caso el jugador sigue corriendo al final de cada etapa recolectando animalejos amarillos flotantes para ganar puntos, pero recibe la ayuda de unos monstruos bizarros que rescata de unos huevos: algunos lo conducirán hacia los secretos en un nivel, mientras que otros lo harán invencible, permitiéndole avanzar a través de hordas de rivales. Hay un buen número de pequeñas transacciones que harán que los minuteros se muevan un poco más rápido o que obtengas algo más de ayuda, pero puedes ignorarlos con facilidad si lo que quieres es disfrutar del juego.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

​Last Horizon

En Last Horizon, tú eres parte módulo lunar, parte parásito. Te moverás rápidamente a través del universo, evitando meteoroides y rozando agujeros negros, en la búsqueda de planetas propicios para aterrizar. Necesitarás explotar estos planetas para conseguir el oxígeno y el combustible que necesitas para seguir adelante, recoger minerales para reparar tu nave, y agotar la energía de aquellos planetas ricos en vida, para dar a tu futuro hogar una nueva oportunidad. Es más difícil de lo que parece y más bien sombrío, pero bien vale la pena probarlo.

Precio: $2.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

​Tiny Rogue

Me encantan los juegos tipo Rogue, y Tiny Rogue representa a todo este género en una pequeña joya. Los niveles son generados al azar, y si bien técnicamente recibes un objetivo a conseguir a cambio de puntos extra, en realidad tu único objetivo es sobrevivir tanto como puedas, al tiempo que vas matando malvados y apoderándote de cuánto botín puedas para aumentar tu puntuación. Realmente hace falta destreza para administrar los elementos disponibles en tu limitado inventario de turnos mientras encaras a los malosos que salen a tu paso, pero encontrar la manera de hacerlo lo convierte en un juego muy divertido.

Precio: $2.99

Foto de: Nate Ralph/CNET

Soda Dungeon

Este es un juego en el que lo principal es hacer números sin influir mucho más. Tú interpretas a un emprendedor en busca de calabozos para saquear, pero que carece de la voluntad para arriesgar la vida. Contratas luchadores en una taberna local, atrayéndolos con "soda" (que, faltaría más, no es alcohol, no, no), pagas una cuota marginal y luego conservas una buena parte del botín con la que tropiezan mientras acaban con los monstruos. Si estás dispuesto a encontrarlo, hay una sorprendente cantidad de profundidad en el juego. Además, el equilibrio exacto entre fuerza bruta y equipo para sanar marcará la diferencia entre batallar para atravesar una etapa o salir indemne de una pelea con el mínimo esfuerzo.

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

Traffic Rush 2

Los policías de tránsito la tienen bastante difícil. Los conductores son implacables, volándose los cruceros sin ningún tipo de preocupación por los demás. Ah, pero tú los puedes detener -- simplemente pulsa en el techo del coche -- pero eso, si te va bien, sólo te funcionará durante algunos segundos. Tu mejor opción será deslizarlos con el dedo para hacerlos cruzar de volada, con la esperanza de que el efecto de tu velocidad no ocasione un accidente. La dinámica del juego puede volverse repetitiva después de un rato, pero hay un número bastante amplio de nuevos vehículos que tener en cuenta al tiempo que intentas hacer que la mayor cantidad de coches crucen la intersección sin provocar un accidente (o tal vez simplemente ver cuánto caos puedes provocar).

Precio: Gratis

Foto de: Nate Ralph/CNET

Lara Croft Go

Yo era un gran admirador de Hitman Go, de manera que me encanta ver que el legendario Tom Raider está recibiendo básicamente el mismo tratamiento. La fórmula es similar: te tienes que mover a lo largo de una cuadrícula, resolviendo rompecabezas que están principalmente centrados en la idea de encender interruptores en el orden correcto, o deshaciéndote de tus enemigos por detrás. Como toda aventura propia de Lara Croft, parece estar enfocada en explorar los hermosos alrededores. Sin embargo, los peligros te acechan en la oscuridad... Si te gustó Hitman Go, seguramente te darán ganas de jugar este juego.

Precio: $4.99

Foto de: Nate Ralph/CNET
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes