CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Su majestad

El año pasado, alabé el diseño del Samsung Galaxy S6 Edge como algo que incluso Steve Jobs, el fundador de Apple, apreciaría.

Pero su hermano más común y corriente, el Galaxy S6, parecía en exceso inspirado en un producto de la empresa de Jobs, el iPhone 6.

Pero ahora, con el nuevo Galaxy S7, Samsung ha hecho muchas cosas bien. En principio, el teléfono ya no parece un pariente distante del elegante y curvo Galaxy S7 Edge. Ahora sí parecen hermanos, disfrutando de la misma hechura y cualidades -- sin bien, claramente diferenciados por el tamaño y la curvatura de la pantalla del Edge. Pero ahí terminan sus diferencias.

Fecha de publicación:Texto deFoto deSarah Tew/CNET

Muy brillante

De hecho, el Galaxy S7 retoma la corona como el teléfono insignia de Samsung y logra presumir las cualidades de la línea -- impuestas por el S6 Edge -- de forma que el Galaxy S6 no lo puedo hacer.

El teléfono viene en cuatro colores: negro, blanco, plata y dorado. Los colores metálicos aún me parecen muy brillantes, a pesar que Samsung esté orgulloso del terminado tipo espejo. En negro, también, se mancha mucho.

En mi opinión, el terminado tan brillante y la superficie que resulta como un imán para las huellas son el único defecto de un teléfono que tiene muchas cualidades de diseño.

Fecha de publicación:Texto deFoto deSarah Tew/CNET

De perfil

El Galaxy S7 tiene un perfil diferente. Mientras que el S6 era bombacho y redondeado, como el iPhone 6, el S7 tiene un contorno más afilado y asimétrico, con un hendidura hacia la parte de atrás que lo hace mucho más ergonómico.

Fecha de publicación:Texto deFoto deSarah Tew/CNET

Una cámara menos protuberante

Otro gran detalle es que ahora la cámara ya no sobresale en lo más mínimo.

Fecha de publicación:Texto de

Tajo

Parece como si Samsung hubiera tomado una navaja y la hubiera pasado por todo el costado de abajo, dándole ese borde más afilado pero mucho más elegante y ergonómico.

Fecha de publicación:Texto de

Vidrio tridimensional

También, el Galaxy S7 tiene un vidrio que abraza mucho mejor los costados, un efecto que algunos llaman 3D Glass. También, la parte superior del teléfono luce organizada y simple.

Fecha de publicación:Texto de

Todo lo contrario

El Axon de ZTE es un ejemplo perfecto de lo contrario.

Fecha de publicación:Texto de
7
de 10

Alineado

Finalmente, Samsung ha logrado alinear perfectamente las entradas de la base -- algo en lo que Apple la superaba --, lo cual es un detalle de diseño que no afecta el desempeño pero que hace mucho ruido visual.

Fecha de publicación:Texto de

Otro ejemplo de lo contrario

Por alguna extraña razón, algunas fabricantes tienen el mismo problema que Samsung tenía antes. Este es el nuevo LG G5, que tiene una entrada de 3.5mm para audífonos que casi se sale de la base y que no se alinea con el resto.

Fecha de publicación:Texto de

Otro lindo detalle

Otro lindo detalle, específicamente en el modelo negro del Galaxy S7, es que ahora el botón de inicio ya no tiene un contorno plata como en el Galaxy S6, que destacaba de forma innecesaria. Ahora el botón es totalmente negro y se integra mejor al resto del cuerpo.

La suma de estos nuevos detalles de diseño hacen que el Samsung Galaxy S7 sea no solamente uno de los teléfonos más potentes, bien construido y con excelentes especificaciones, sino que también es muy agradable a la vista. Creo que es un teléfono que también le gustaría a Steve Jobs.

Fecha de publicación:Texto de
Próxima Galerías

Las funciones ocultas en el Galaxy S9 y S9 Plus [fotos]