Bill Hewlett y Dave Packard empezaron a trabajar en el garaje de Dave en la avenida Addison de Palo Alto en 1939. Era el comienzo de lo que ha pasado a ser el Silicon Valley de hoy en día.

HP salió a bolsa en 1957 después de crecer rápidamente y su sede estaba en el número 1501 de Page Mill Road, en Palo Alto, California.

Hoy esa localización acoge HP Labs, pero el significado histórico de los simbólicos fundadores de Silicon Valley se ha preservado tan bien que tiene el mismo aspecto que en 1960.

Foto de: James Martin/CNET

Bill Hewlett dejó un céntimo en su escritorio, diciendo que alguien lo agarraría en algún momento.

Su asistente le dijo que no, todo el mundo lo reverenciaba tanto, que nadie se atrevería a agarrarlo.

Nadie lo hizo y el céntimo se quedó allí. Pronto los visitantes empezaron a dejar dinero como homenaje a Bill. Algo que sigue ocurriendo hoy en día.

Foto de: James Martin/CNET

Un cenicero gigante para 26 cigarrillos con el diseño esquemático del primer producto de HP, el 200A Audio Oscillator.

Foto de: James Martin/CNET

Los suelos, los techos, los muebles y los diseños de las ventanas nos recuerdan un tiempo pasado de la era de la computación.

Foto de: James Martin/CNET

La zona de espera en la oficina de Bill Hewlett casi parece sacada de Mad Men.

Foto de: James Martin/CNET

Tanto Bill Hewlett como Dave Packard eran conocidos por su política de "puerta abierta" con los empleados de HP. Haciendo que cualquiera pudiera entrar a sus despachos a hablar sobre temas relacionados con la compañía.

Lo extrema que era esta política se deja ver en la decoloración del suelo. El color oscuro escondido tras la puerta resistió años de desgaste.

Foto de: James Martin/CNET

Papelería personalizada, un abridor de cartas y lápices que todavía se pueden ver en el escritorio de Bill Hewlett.

Foto de: James Martin/CNET

Un recipiente para bolígrafos con el logo de HP que se puede ver en el escritorio de Bill Hewlett.

Foto de: James Martin/CNET

Los interruptores y otros elementos fijos de las oficinas son originales.

Foto de: James Martin/CNET

El escritorio de Dave Packard tiene vista directa a la silla de Bill Hewlett.

Foto de: James Martin/CNET

¿Te acuerdas de cuando todos los teléfonos eran de colores?

Foto de: James Martin/CNET

Una perspectiva del escritorio de Dave Packard en HP.

Foto de: James Martin/CNET

Tanto la oficina de Bill Hewlett como la de Dave Packard tienen ventanales que dan al oeste con vistas a un jardín y las Santa Cruz Mountains.

Foto de: James Martin/CNET

La sala de juntas de HP, que emana poder y creación de grandes ideas.

Foto de: James Martin/CNET

Un termostato Honeywell original.

Foto de: James Martin/CNET

La piel descolorida y rota de una de las sillas de oficina muestra los años de historia del lugar.

Foto de: James Martin/CNET

Uno de los teléfonos del escritorio de William Hewlett.

Foto de: James Martin/CNET

La oficina de Dave Packard, prácticamente congelada en el tiempo.

Foto de: James Martin/CNET
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes