CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

París es la capital política de Francia, pero su capital en materia de aviación está en Toulouse. Aquí es desde donde el Concorde voló por primera vez, donde han nacido otros grandes aviones franceses y donde Airbus tiene su sede.

Algo que hace que Toulouse sea el sitio perfecto para el Museo de Aeroscopia Aeronáutica (Musée Aeroscopia Aéronautique).

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El Concorde volaba gracias a cuatro motores Rolls-Royce/Snecma Olympus 593.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Casi 50 años después de que el Concorde volara por primera vez, sus líneas elegantes siguen siendo como salidas del futuro.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El fuselaje del Concorde puede describirse como largo y puntiagudo.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Bajo el ala del Concorde se puede ver el A400 M de Airbus, que se construyó por primera vez en 2009. Se diseñó como medio de transporte para tropas y equipo militar. Puede transportar hasta 30 toneladas.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El A400 M lleva 4 turbohélices con 8 filos cada una. Son cosas enormes y casi se diría que delicadas.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

También se puede ver el Caravelle, un avión francés hecho en Toulouse y que hizo su primer vuelo en 1955. Se trata del primer avión diseñado para vuelos comerciales cortos (perfecto para moverse entre ciudades europeas).

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Una característica distintiva del Caravelle son sus ventanas triangulares para pasajeros. El Caravelle que se puede ver en Aeroscopia es el último que se construyó. Voló en 1973 y estuvo en servicio hasta 1995.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

La mayoría de la colección de Aeroscopia está en un hangar. Lo primero que se ve al entrar a su segundo piso es una réplica del Blériot XI colgando del techo. Se trata de un monoplano para una sola persona, que podía alcanzar un máximo de 40 millas por hora y se usó para entrenar a las tropas francesas en la Primera Guerra Mundial.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

En medio de la segunda planta hay una exposición con todos los modelos Airbus, incluyendo al original A300.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El A300 ocupa un lugar de honor en Aeroscopia. En la década de los 60 -- cuando Boeing y Douglas dominaban el mercado de los aviones comerciales -- los gobiernos de Francia, Reino Unido y Alemania (Occidental) quisieron vencer a las compañías americanas. Airbus se formó en diciembre de 1970 y el A300 hizo su primer vuelo en octubre de 1972.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Se puede entrar al A300 para ver su cabina, la zona de primera clase y de clase turista, además de este dormitorio que hay en la parte trasera del avión.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

También es muy interesante este suelo transparente que te permite ver los contenedores que llevan equipaje.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El A300 volaba con dos motores General Electric CF6.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Dentro del museo se puede ver este otro Concorde, el F-WTSB. En lugar de servir en una aerolínea, funcionaba como avión de prueba y para entrenar a la tripulación de Air France hasta 1985.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Desde esta perspectiva se puede ver la magnitud de las alas del Concorde.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Sólo al entrar a la cabina, te das cuenta de lo pequeña que es. Tuve que agacharme para entrar.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

A pesar de lo caros que eran los pasajes, los pasajeros tenían que apretarse en asientos que no pensarías que son de primera clase y competir por espacio de almacenamiento.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Las ventanas del Concorde también eran muy pequeñas, más o menos la mitad del tamaño de las actuales.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Si te pones bajo el Concorde, parece mucho más grande que cuando estás dentro de él.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Aérospatiale era una aerolínea francesa que existió entre Sud Aviation y Airbus. El logo de BAC representa la British Aircraft Corporation, que codiseñó y construyó el Concorde.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Entre el Concorde y el A300 hay un Wassmer WA 28 Espadon Glider colgando del techo.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Otro de los aviones curiosos de Aeroscopia es el Super Guppy. Lo construyó la empresa americana Aero Spacelines e hizo su primer vuelo en 1965.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El interior oscuro del Super Guppy tiene un volumen de 50,000 pies cúbicos. Estar en él es como estar en un cine IMAX.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Mi cámara apenas alcanzó a abarcar todo el interior en una sola toma.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Con 49 pies de alto y 153 pies de largo, el Super Guppy se alza por encima de todo lo demás en Aeroscopia.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Es igualmente grande visto desde atrás.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Bajo el morro del A300 hay un helicóptero SA340 Gazelle.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El Dassault Falcon 10 era un avión francés para negocios. Podía llevar hasta siete pasajeros y se alzó por primera vez en 1971.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Parece un pez gigante a punto de tragársete entero pero en realidad es un Mikoyan-Gurevich MiG 15 BIS.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El MiG 15 se basó en tecnología alemana conseguida durante la Segunda Guerra Mundial.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El Lockheed F-104G Starfighter voló por primera vez en 1954. Una de sus características únicas, y no necesariamente seguras, era el asiento del piloto que se disparaba hacia abajo (no hacia arriba) en caso de emergencia.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Cerca de él hay un Dassault Aviation Mirage III C, el primer avión europeo en alcanzar Mach 2 (el doble de la velocidad del sonido).

Texto de / Foto de Kent German/CNET

El Messerschmitt BF 109 representa una era anterior de la aviación. Formó parte de la base de la Luftwaffe alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Este Fairchild Swearingen SA226-AT Merlin IV A es una versión alterada de un avión que empezó a volar en la década de los setenta. Este avión fue el jet particular del gobernador de Kentucky y más adelante lo vendieron al servicio meteorológico francés.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Esto no es una minivan con alas. De hecho es un Cessna 337 Super Skymaster. Se usó como avión de reconocimiento durante la guerra de Vietnam.

Texto de / Foto de Kent German/CNET

Para acabar tenemos un modelo del Airbus Beluga. Se trata del recambio del Super Guppy y, como él, se basa en un avión más antiguo, en este caso el A300.

Texto de / Foto de Kent German/CNET
Próxima Galerías
Estos increíbles disfraces invaden...
47