Base rusa en la Luna

Los impulsos imperiales de Rusia pueden haber encontrado una nueva frontera, o quizás sea sólo otra fase de la carrera espacial de antaño. Según fuentes citadas por la agencia rusa de noticias, Tass, los rusos planean establecer una base permanente en la Luna tan pronto como en el 2030. Apostamos que no será como esta imagen, pero uno nunca sabe.

Foto de: NASA

Por el momento, no piensan en Marte

En momentos en que Estados Unidos se centra más en Marte (esta es una imagen del habitat de entrenamiento de la NASA para los futuros astronautas que viajen a ese planeta), los rusos están listos para llevar su ciencia y tecnología a la Luna.

La propuesta base lunar incluye varias secciones prefabricadas, como una estación eléctrica solar, un centro de telecomunicaciones, un módulo científico, un vehículo de investigaciones que puede recorrer largas distancias, una plataforma de aterrizaje y despegue, y satélite propio en órbita.

Una base lunar con fines espaciales

Toda la experiencia que Rusia acumuló en su colaboración con Estados Unidos y Europa en la Estación Espacial Internacional se usará en la base lunar, que según las fuentes de Tass también contará con una plataforma de preparación en la órbita terrestre.

Foto de: Roscosmos

No lo harán solos

"Tenemos que ir a la Luna", dijo Igor Mitrofanov, uno de los principales científicos del programa ruso, a BBC News, y agregó: "Tenemos que trabajar con nuestros colegas internacionales".

La Agencia Espacial Europea ya ha brindado su apoyo con el desarrollo de este sistema de aterrizaje, que incluye un taladro que puede perforar la superficie de la Luna, y que se ubicará en la Cuencia Aitken del Polo Sur.

Foto de: ESA

Irán a donde haya agua

El descubrimiento de grandes cantidades de agua cerca de los polos de la Luna ha aumentado la posibilidad de que los seres humanos puedan vivir y trabajar allí. Por eso el equipo ruso y europeo planea llevar misiones a la Cuenca Aitken del Polo Sur, que se muestra en azul aquí, en la década de los años 2020.

Foto de: NASA

A lo mejor imprimen los albergues

El Instituto de Investigación Virtual del Sistema Solar de la NASA (SSERVI, por sus siglas en inglés) señala que la impresión en 3D de albergues lunares con materiales locales podría ser una opción viable en cualquier misión lunar futura.

"La impresión en 3D ofrece el potencial de facilitar la colonización de la Luna con menos recursos enviados desde la Tierra", dice Scott Hovland, de la Agencia Espacial Europea.

Foto de: NASA

Edificios impresos en 3D

"La tecnología de impresión en 3D ya ha generado estructuras completas", explicó Laurent Pambaguian, jefe del proyecto de colaboración de la Agencia Espacial Europea con los rusos. "Nuestro equipo industrial investigó si se pudiera usar para construir un habitat lunar".

Los aliados de negocios de la Agencia Espacial Europea crearon un diseño de domo "catenario" con una pared de estructura celular para ayudar a proteger a los astronautas de los micrometeoritos y la radiación espacial. El SSERVI reporta que el diseño de la base se basó en las propiedades de la tierra lunar impresa en 3D, con un bloque de 1.5 toneladas a manera de ejemplo.

Foto de: NASA

Tierra impresa en 3D

Los rusos (o cualquiera otro contingente que construya una base lunar) también podrían usar una cubierta inflable especial que proteja de la radiación y el impacto de los meteoritos al aplicar capas de regolito rocoso tomado de la superficie lunar. (La tierra podría imprimirse en 3D o Rusia podría echar mano al método tradicional, la pala).

Foto de: NASA

Podrían terminar en cuevas lunares

En la Tierra comenzamos en las cuevas, ¿así que por qué no hacerlo también en la Luna? Con el descubrimiento del primer tubo de lava en la Luna en el 2011, este tipo de refugio subterráneo podría ser una opción viable.

Según la agencia de noticias Reuters, Serguei Krikaliov, jefe del programa de capacitación de cosmonautas rusos, dijo: "este nuevo descubrimiento de que la Luna pudiera ser más bien porosa, podría cambiar significativamente nuestro enfoque al crear bases lunares. Si resulta que la Luna tiene cuevas que puedan ofrecer alguna protección contra la radiación y las lluvias de meteoritos, podría ser un destino más interesante de lo que se había pensado anteriormente".

Foto de: NASA

Quizás tengan que cavar... mucho

Otra posible ubicación de la base rusa, dicen analistas, es bajo la superficie. La lógica indica que cualquier estructura en la superficie tendría que ser capaz de proteger a los investigadores del frío y el calor extremos.

Foto de: NASA

Seis vuelos para la base

Sin importar lo que terminen construyendo en la Luna, la base probablemente exija seis lanzamientos. Los primeros dos se encargarían de llevar el módulo alunizador (muy similar al de la imagen) y un cohete para llevarlo hasta el satélite terrestre; la segunda fase de lanzamientos incluiría el orbitador tripulado/vehículo de regreso (y el cohete), y los vuelos finales llevarían la base lunar inicial.

Foto de: NASA

Ideas grandes y pequeñas

En vez de los enormes cohetes que Estados Unidos solía usar para enviar los astronautas a la Luna en los años 1960 y 1970, se dice que la agencia espacial rusa, Roscosmos, ha decidido reducir la carga de los lanzamientos.

La nueva misión lunar rusa contempla lanzar varios cohetes en pares, que se unirían en órbita para combinar recursos y desde allí seguir camino a la Luna.

Foto de: NASA

Cohetes pesados

Un factor clave de las ambiciones lunares de Rusia es el cohete pesado Angara-A5V, que Moscú comenzó a probar en el 2014. Alimentado por oxígeno y queroseno, el Angara-A5V, formado a su vez por cinco cohetes, puede llevar a la órbita de la Tierra 50,000 libras de carga (con una mayor capacidad en el futuro).

Foto de: Russian Ministry of Defense

Cohetes enormes

Aunque no tan poderoso como el viejo cohete impulsor estadounidense Saturn (en la imagen), el Angara-A5V, de tres etapas y 180 pies de alto, es poderosísimo.

Colonizar la Luna

Esta no es la primera vez que un país planea colonizar la Luna. Estados Unidos ha jugado también con la idea, fundamentalmente durante la presidencia de George W. Bush. Este es un dibujo conceptual de la NASA que muestra cómo luciría nuestra base en el satélite terrestre.

Foto de: NASA

Con los recursos en la mira

El hecho de que en algunas partes de la Luna siempre brille el sol facilita crear electricidad en la superficie, o mejor aún, en órbita. La electricidad generada podría usarse en la Luna, o enviada a través de rayos a la Tierra, un concepto planteado por científicos espaciales japoneses.

Y aunque la parte científica seguramente es parte del atractivo para Rusia y otras potencias espaciales como China, encontrar minerales vitales como el titanio y cualquier otro que se pueda hallar sería una gran bonificación en momentos en que los recursos en la Tierra se van agotando.

Foto de: NASA
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes