Un espacio privado

Esta oficina se ve como cualquier otra, pero en realidad es una recreación a escala de la pequeña habitación londinense donde el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha estado asilado durante casi cinco años, desde el 19 de junio de 2012. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Los artistas Carmen Weisskopf y Domagoj Smoljo crearon esta réplica a escala de la oficina de Assange después de visitarlo en la Embajada de Ecuador en Londres. Dicen que es una réplica perfecta del espacio donde Assange ha vivido y trabajado por cinco años. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Visité esta oficina falsa este año cuando se exhibió en Liverpool, Inglaterra. A través de las ventanas, podía ver a la gente pasar y escuchar la música que se escabullía por los resquicios. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

La Embajada de Ecuador

Esta es la Embajada de Ecuador en Londres, custodiada por un oficial de policía. Assange se ha hospedado aquí durante los últimos cinco años. La embajada ocupa el primer piso y no cuenta con espacio en las afueras. 

Foto de: Carl Court/AFP/Getty Images

Una vista al exterior

Assange sale de su recinto sólo cuando tiene que hablar con los medios desde un pequeño balcón en la embajada. 

Foto de: Jack Taylor/Getty Images

Un espacio privado

Assange puede interactuar con el mundo a través de su computadora. En la réplica de esta oficina, traté de experimentar el sentimiento de aislamiento.

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Este es el tipo de equipo que utiliza Assange en su oficina para comunicarse con el mundo. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Esta es una MacBook antigua con una etiqueta que lee "Twitter". Los artistas Carmen Weisskopf y Domagoj Smoljo afirman que han registrado y recreado meticulosamente cada detalle del santuario de 43 pies cuadrados de Assange. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Una mesa y sillas llenan el espacio de esta oficina, que será exhibida en la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne en Suiza. En la mesa se encuentran hojas de papel que incluyen emails del gobierno de Estados Unidos. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Una copia del libro The Art of War (El arte de la guerra) yace al lado de un vaso de whiskey. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Las carpetas llenan los libreros. Llevan las etiquetas de "Iraq", "Scientology", "Snowden" y "Sweden".

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Una máscara del grupo Anonymous parece mirar fotos que muestran a Assange y el cofundador de Pirate Bay Gottfrid Svartholm intercambiar mensajes. Svartholm ha estado apresado en Suecia y Dinamarca bajo cargos de hackeo y fraude. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Una vista del escritorio de Assange, con computadora y merienda. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Una serie de antiguos teléfonos Samsung y Nokia.

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Como muchos de los libros y películas que están en la oficina, Putney Swope cuenta la historia de un individuo que se enfrenta a la autoridad. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Libros acerca de Richard Nixon y el movimiento de protesta Black Panther se unen a la lista de obras de autores como James Joyce, Irvine Welsch, Slavoj Žižek y Quentin Tarantino.

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

La cinta The Shining, de Stanley Kubrik, forma parte de la colección de DVDs.

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Documentos oficiales. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Assange sigue administrando WikiLeaks desde esta pequeña habitación. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Más documentos oficiales.

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Un mapa del tren y un boleto para el cine. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Los cables serpentean por la habitación. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Detrás del escritorio, se encuentra una máscara de oxígeno. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Assange dice que ya no se da cuenta del desorden. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET

Un espacio privado

Un dibujo que retrata su deseo de abandonar sus confines. 

Foto de: Richard Trenholm/CNET
Galerías destacadas

VIDEO

Teléfonos estúpidamente baratos que te sacarán de un apuro

Para niños, visitas de otro país o casos de emergencia, ten a mano estos celulares que cuestan unos US$50.

Productos recientes