CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

De cerca (iPhone X)

De cerca (Samsung Galaxy Note 8)

Retrato 1 (iPhone X)

Retrato II (Note 8)

Retrato 1 (iPhone X)

Retrato 1 (Note 8)

Zoom (iPhone X)

Zoom (Samsung Galaxy Note 8)

Plano medio (iPhone X)

Plano medio (Samsung Galaxy Note 8)

Zoom II (iPhone X)

Zoom II (Samsung Galaxy Note 8)

Zoom III (iPhone X)

Zoom III (Samsung Galaxy Note 8)

Desde un auto en movimiento, con zoom (iPhone X)

Desde un auto en movimiento, con zoom (Samsung Galaxy Note 8)

Desde un auto en movimiento, con zoom (iPhone X)

Desde un auto en movimiento, con zoom (Samsung Galaxy Note 8)

Zoom IV (iPhone X)

Zoom IV (Samsung Galaxy Note 8)

Vertical (iPhone X)

Vertical (Samsung Galaxy Note 8)

'Selfie' (iPhone X)

'Selfie' (Samsung Galaxy Note 8)

Plano general (iPhone X)

Plano general (Samsung Galaxy Note 8)

Hacia arriba (iPhone X)

Hacia arriba (Samsung Galaxy Note 8)

Gran angular (iPhone X)

Gran angular (Samsung Galaxy Note 8)

Profundidad (iPhone X)

Profundidad (Note 8)

Las cámaras dobles de los mejores teléfonos de Apple y de Samsung son casi idénticas: un lente regular y un telefoto, ambos de 12 megapixeles y con estabilización de imagen óptica, con la opción de zoom óptico 2X y de los famosos efectos "retrato". 

Pero salimos a probarlas al parque nacional Yosemite para ver qué tal se comportan en un escenario real. 

Nota del editor: Elegimos su máxima resolución posible, y las reducimos apenas para que se vean mejor en nuestra Web. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En las fotos de cerca, sobre todo en entornos muy iluminados, es necesario tocar apenas con el dedo (con ambas cámaras) la parte de la imagen que deseamos priorizar. Si se selecciona el objeto, el fondo pierde riqueza en sus detalles, mientras que si se toma la decisión contraria puede que el sujeto de la imagen quede a oscuras.

En este caso, la misma foto con el Note 8 sobre-expuso el fondo, para darle más protagonismo al objeto principal.  

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El iPhone X continúa la tradición que inauguró el iPhone 7 Plus de 2016 de los efectos retrato con fondos borroneados. A este modo, llamado simplemente "retrato", le suma nuevas funciones denominadas "Iluminación de retrato", con fondos negro oscuro, sujetos blanco y negro y detalles de luces y sombra (estos nuevos efectos también están presentes en el iPhone 8 Plus, y aún están en beta). 

Mientras que los retratos clásicos como el de la foto son alucinantes, las nuevas funciones de "iluminación de retrato" suelen tener pequeñas fallas, como la confusión de partes del sujeto con el fondo.  

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Los retratos del Note 8 son muy logrados también, pero más temperamentales, y su eficacia depende mucho de las condiciones que se deseen retratar. 

A diferencia del iPhone X, el Note 8 permite editar (tanto al momento de tomar la foto como después) la intensidad del borroneado, para que el efecto sea más sutil o más dramático, y carece de opciones para oscurecer el fondo o iluminar más al sujeto. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En un entorno sobre-expuesto el fondo no se luce tanto pero, no obstante, la cámara doble del iPhone X sabe captar el rostro en un instante, y lo separa bien del fondo. También mejoró los retratos con poca luz, que aunque se ven algo pixelados el año pasado con el iPhone 7 Plus no eran posibles. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Un resultado igual de preciso con el Note 8, con un tono de piel más lavado. 

Elegimos el difuminado más sutil, porque brinda un efecto más suave y brinda la idea de foto profesional. 

Texto de / Foto de Javier Guelfi para CNET

Esta foto tomada con el zoom 2x es muy nítida, y la imagen no parece haber perdido calidad al usar el telefoto. 

El balance de blancos, sin embargo, no es muy acertado: cambió el tono de la mano a un frío violeta azulado que me hace parecer un zombie

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El balance de blancos mejora un poco en este caso con el Note 8 pero aún no es del todo exacto tal vez por el contraste entre colores cálidos y fríos.

Un detalle que me gustó de esta foto es que el fondo se borroneó de forma muy discreta, para ceder protagonismo al objeto. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En este plano medio con el iPhone X se pueden apreciar bien los negros profundos, y la capacidad de no mezclar los tonos blancos con los negros.

El marrón también presenta sus sutilezas, con una textura del tronco muy pronunciada y que brinda sensación de profundidad. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Los negros, en esta foto, son más apagados y menos intensos, pero no por ello erróneos, sino que tienden más al gris. 

El tronco presenta similares texturas, pero un color apenas más sobre-expuesto. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Esta aproximación con zoom también demuestra que no se renuncia a la calidad por usar este lente, y noté también que las capturas son más veloces con la incorporación del sensor de estabilización de imagen óptica. 

Los colores son complejos y variados, con gran cantidad de detalles. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El zoom del Note 8 también es realmente increíble: la calidad de la imagen es bella, y las fotos no salen movidas por su estabilización de imagen óptica.

Los colores son vibrantes, y con mucha diversidad de tonos. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En un diner de noche, con luz artificial, el zoom no funciona mal, pero se nota la preponderancia de las zonas más iluminadas, y pierden detalles las áreas más oscuras.  

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Lo mismo sucede aquí (es inevitable, salvo que agreguemos una luz adicional del lado contrario) pero el Note 8 compensó la falta de luz a la izquierda, y la imagen quedó más compensada. Me llamó la atención en otras ocasiones el mismo logro: de "balancear" la exposición entre las partes más oscuras y más claras. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

La cámara del iPhone X, incluso con zoom, consigue maravillas para aplacar el movimiento. Esta foto pareciera haber sido tomada desde un lugar estático, por su nitidez y claridad de los detalles. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El Note 8 también nos impresionó en esta situación, pero en el extremo derecho inferior se nota que las hojas están algo borrosas por el movimiento (algo que también se percibe si nos acercamos más en la foto del iPhone X también). 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Los colores más claros, como las hojas amarillas, se ven algo movidos, pero la calidad general de esta imagen es muy buena. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Muy buena imagen, con la misma excepción de los colores amarillos.

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Como vimos en ejemplos anteriores, el zoom desde una posición estática, apuntando a un objeto quieto, es buenísimo. Aquí, además, hasta se puede interpretar la forma del hueco dentro del árbol. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

De nuevo, el Note 8 mejora los contrastes, y hace que los sitios más oscuros dentro de una imagen muy iluminada se vean mejor. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Esta imagen en formato vertical de este árbol se ve muy interesante visualmente. Los elementos más lejanos, como las hojas de los árboles más distantes, se ven algo movidas, pero la nitidez de esta toma difícil es muy admirable. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

La misma foto del Note 8 es también bellísima, pero los sectores más lejanos no sólo pierden algo de nitidez, sino también algo de fuerza en el color. De todos modos, la composición es muy acertada. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Las selfies del iPhone X son muy naturales, sin opacar el fondo que también se ve muy nítido. Además, este teléfono ahora permite la opción de borronear el fondo en las selfies, o de tomar los efectos de "iluminación de retrato".  

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El Note 8, al igual que los Samsung Galaxy S8, aclara el tono de la piel, y la vuelve más homogénea, por lo que aplaca los contrastes (este efecto se puede alterar manualmente). 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En las tomas gran angulares, de lejos, el iPhone X también se luce, por su exaltada naturalidad. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

El Note 8 también brilla en estas condiciones, con colores más exagerados y un balance de blanco que tiende al amarillo. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Los tonos del cielo, y las texturas de las nubes se ven fantásticos. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Los contrastes son también muy lúcidos en el Note 8. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

En este plano con tanta información visual, cada objeto tiene mucho nivel de detalle, y no se confunde con el resto. Los colores son muy similares a los de la escena real. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Misma gran definición de los detalles, con colores más brillantes y anaranjados. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

Este plano en perspectiva brinda mucha sensación de profundidad de campo. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET

También percibimos un efecto similar con el Note 8.

Para resumir: ambas cámaras son muy parecidas, y con un gran nivel de excelencia. Para los retratos, seguimos prefiriendo al iPhone X porque su bokeh es más estable, con la excepción de los fondos negros que aún no están del todo aceitados. Pero a oscuras, y sobre todo en cuartos con iluminación diferente en partes de la foto, el Note 8 corrige de modo automático la escena y compensa las zonas con falta de luz. 

Para escenas con zoom, ambas cámaras son ideales, con gran estabilidad para tomas de cerca, y con iguales capacidades para escenas en movimiento. En cuanto a colores y a composición en general, el iPhone X privilegia las tomas más naturales, y el Note 8 ensalza los colores con tonos más fuertes. 

Texto de / Foto de Mariana Marcaletti/CNET
Próxima Galerías
Samsung Galaxy S9: Recordando a sus...
18