CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Goldgenie

El principio

Los tornillos

Los circuitos

Las pinzas

La cámara

Las bocinas

La batería

El calor

Los botones

El logo

No hay que perderlo

Muchas partes

Los botones

El panel trasero

Detrás de la pantalla

Las herramientas

La coraza

Toshiba

El pulido

Limpieza

Una vez más

¿El oro?

Más líquidos

Electricidad

Más agua

El oro

El color

El plástico

Se vuelve a lavar

Los extremos

Intensidad

Otro baño más

Pulido

Diamantes

Ahora hay que armarlo

El logo

Pegamento

Los tornillos

Más complicado

Mucha precisión

Cinta adhesiva

La batería

Más que teléfonos

La pantalla

Listo

¡Funciona!

¿Perfecto?

¡Acabado!

Despampanante

Vas a destacar

El Galaxy S5

Las cajas

Autenticidad

El fundador

Acudí a la oficina de Goldgenie en Londres para ver cada paso del proceso del baño de oro de un iPhone 6.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Lo primero es desmantelar por completo cada pieza de tecnología.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Después de que los tornillos son removidos, la pantalla se puede quitar.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Los circuitos detrás de la pantalla están detenidos por sus propios tornillos.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Cuando cada pieza individual es desatornillada, necesitas de pinzas para remover los diminutos componentes.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Esta es la cámara del iPhone 6, dividida en sus pequeños componentes.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Las bocinas se encuentran en la parte de abajo del iPhone. Para removerlas tienes que colocar el destornillador por uno de los orificios de las bocinas.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

La batería está pegada por lo que necesitan el aire caliente de una secadora de pelo.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Con el calor se puede derretir el pegamento y remover la batería.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Entre las últimas piezas que son removidas se encuentran los botones laterales del teléfono.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El logo de Apple no está grabado en el panel trasero, es un set separado. También requiere del calor de la secadora de pelo para removerlo.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El diminuto logo del iPhone.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Son muchas piezas y todas tienen diminutos tornillos. Uno de los técnicos tarda una hora y media en desmantelar y volver a armar un iPhone.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Así lucen los botones de cerca.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Un panel trasero sin ningún componente.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

La parte que va detrás de la pantalla.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Estas son las herramientas que se utilizan para desmantelar el iPhone 6.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Este es el corazón del teléfono, la parte que cubre el procesador.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

También encontrarás el almacenamiento, en este caso está hecho por Toshiba.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

La estructura de teléfono es pulida y después se limpia detalladamente.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se tienen que asegurar de que esté completamente limpio porque cualquier partícula puede ocasionar imperfecciones en el baño de oro.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se limpia nuevamente con agua y después se seca.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Y este es el oro. ¿Esperabas una olla de oro líquido? Yo también.

Es una solución que cuenta con pequeñas partículas de oro de 24 quilates. Goldgenie nos explicó que su solución tiene una mayor concentración de oro que otros servicios.

Hay 12 miligramos de oro por litro.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Este líquido es un catalizador. Es aplicado al teléfono para hacer que el metal sea poroso y que el baño de oro sea posible.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El proceso requiere de una corriente eléctrica constante para que las partículas de oro se adhieran al cuerpo del teléfono.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Después de que se aplica el catalizador, se tiene que volver a lavar con agua pura.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Posteriormente, el oro es aplicado con una brocha que está conectada a una fuente de electricidad, al igual que el cuerpo del teléfono.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Después de unos minutos el color comienza a ser evidente.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Solamente se puede realizar el baño de oro de la parte de en medio ya que los extremos están separados por plástico, rompiendo la electricidad.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se lava después de cada fase del proceso de aplicación.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Ahora siguen los extremos del teléfono.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El tono dorado es más dramático hasta este punto.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se lava de nuevo antes de secarse.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El teléfono se pule hasta obtener un intenso brillo. El proceso de pulido hace que sea más resistente a los rayones.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Goldgenie coloca diamantes a los lados, en los botones y logo de Apple.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

En este punto inicia el proceso de ensamblaje.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Lo primero que colocan es el logo de Apple.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Utilizan pegamento para colocar de nuevo el logo.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Hay muchos tornillos y todos son muy pequeños. El técnico de Goldgenie nos explica que no es difícil saber el lugar en que va cada tornillo porque cada uno está diseñado exclusivamente para un lugar en específico.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Es más complicado ensamblar el teléfono que desarmarlo. El técnico debe ser muy preciso para asegurarse de no dañar ningún componente.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El técnico utiliza mucha precisión.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Utilizan una cinta adhesiva de dos lados para pegar la batería.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se presiona con firmeza para que no se despegue.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Goldgenie baña de oro toda clase de objetos como esta bicicleta que cuesta US$402,237.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Preparándose para colocar la pantalla.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Se coloca la pantalla y presiona con cuidado.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Hay que asegurarse de que funciona correctamente.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Tienen que revisar que no haya espacios.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Así luce el modelo acabado.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Un impresionante modelo.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Es una muy buena manera de destacar de los iPhones tradicionales, pero hay que pagar el precio.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Goldgenie también aplica baños de oro a la estructura de plástico del Galaxy S5.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Todos los teléfonos de Goldgenie vienen en estas cajas confeccionadas a la medida.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

Incluyen un certificado de autenticidad.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET

El orgulloso fundador de Goldgenie, Laban Roomes, mostrando uno de los iPhones cubiertos de oro.

Texto de / Foto de Andrew Hoyle/CNET
Próxima Galerías
Samsung Galaxy S9: Recordando a sus...
18