CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ascenso al Monte Olimpo, en Marte

Para los aventureros del siglo XXIII, los únicos destinos que valdrán la pena son los realmente espectaculares.

Desde el principio, los seres humanos hemos estado atados a un solo planeta. Pero el perfeccionamiento de un sistema de propulsión electromagnética en la década del 2100 lanzará una nueva era de viajes interplanetarios. Los humanos finalmente podrán ir a donde nunca han llegado antes. Para preparar a las generaciones futuras para esta espectacular nueva era, nos enorgullece presentar nuestra "Guía turística del siglo XXIII al sistema solar".

Comencemos por el mayor destino que nos queda cerca. Generaciones anteriores se empeñaron en llegar a cimas como el Everest y Denali. En los años 2200, nuevas bases marcianas desarrolladas por SpaceXtreme permitirán a los alpinistas visitar la verdadera cima geológica del sistema solar al escalar el Monte Olimpo, un volcán de 26,000 metros de alto. Pero ese volcán no solamente es alto, sino que abarca un área de Marte del tamaño de Arizona, que por cierto es uno de los lugares de la Tierra que más se parece a Marte.

No te olvides de llevar suficiente oxígeno extra a Marte, y cuidado con las arenas movedizas

Fecha de publicación:Texto deFoto deCortesía de NASA/JPL-Caltech
1
de 13

Navegar los lagos de metano de Titán

Durante siglos, los marinos se llenaron los pulmones con el refrescante aire de mar. Pero en el siglo XXIII, nada será igual que surcar los odoríferos e inflamables lagos de metano de Titán, la icónica luna de Saturno.

No te olvides de llevar tu traje presurizado a la expedición, porque hay mucho que explorar debajo de la superficie de este líquido, que llega a una profundidad de al menos 153 metros. Si el espíritu aventurero no te llega a tanto, no te preocupes, porque también puedes planear un recorrido en un viejo submarino de la NASA después que lo adapten para el turismo.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/Steven Hobbs
2
de 13

Museo de la Minería en la Luna

La nueva era del turismo en el siglo XXIII será posible gracias a los buscadores de metales del siglo XXI que decidieron explorar la luna y asteroides cerca de la Tierra en busca de recursos y combustible. Por eso es que una buena primera escala en cualquier viaje interplanetario sea el Museo de la Minería en la Luna. Allí puedes ser ver cómo extraían recursos clave para los viajes espaciales y, claro, cargar combustible para tu próximo trayecto.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/Pat Rawlings
3
de 13

Flotar sobre Venus

Si eres la clase de turista a quien le gusta vivir peligrosamente, entonces sobrevolar a Venus será la mejor manera de mirar la muerte a los ojos en el 2200. Allí podrás flotar sobre las nubes tóxicas de nuestro vecino espacial más cercano mientras disfrutas las comodidades de lujo de una ciudad turística flotante levantada sobre los restos de una misión fallida a finales de los años 2100.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/HAVOC/SACD
4
de 13

Valles Marineris de Marte

Marte puede ser, técnicamente, más pequeño que la Tierra, pero sus destinos principales por lo general son cosa grande. Si el Gran Cañón del Colorado estuvo entre los principales destinos turísticos durante siglos, entonces los Valles Marineris serán una escala obligatoria para cualquier turista del sistema solar en el siglo XXIII.

¿Qué tamaño tienen? Bueno, aproximadamente una quinta parte de la circunferencia de Marte, o aproximadamente lo mismo que la longitud total de los 48 estados continentales de Estados Unidos, así que para explorarlos bien, es mejor que lleves tu mochila de propulsión.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/MOLA Science Team/O. de Goursac-A. Lark
5
de 13

Carreras en los salares de Ceres

Durante un breve instante en el siglo XXI, unos cuantos soñadores pensaron que una base de alienígenas pudiera estar enviándonos rayos de luz desde Ceres. Ahora sabemos que es capa que cubre unos enormes salares, que refleja la luz, y que probablemente sea la mejor pista de carreras del sistema solar.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA
6
de 13

Centros turísticos orbitales

Desde por lo menos los años 1960, hemos hablado de crear comunidades, centros turísticos o refugios en órbita para escapar de un desastre apocalíptico en la Tierra. Afortunadamente, para el 2200 finalmente tendremos algunos funcionando.

De la misma manera que tomar un crucero de paseo era una aventura con toda comodidad en el 2016, disfrutar de unos días en órbita dando vueltas será realmente agradable.

Fecha de publicación:Texto deFoto deDon Davis/NASA
7
de 13

Persecución de tormentas en la atmósfera de Júpiter

Para el 2216, perseguir tormentas de la manera en que se hace en el siglo XXI, con camiones pesados en carreteras rurales, pudiera parecer algo pasado de moda. Si realmente quieres ver los extremos de la naturaleza de cerca, no puedes perderte una de las grandes tormentas del sistema solar. Ya sea la Gran Mancha Roja de Júpiter o los ciclones de Saturno, el concepto de windbot ayudará a allanar el camino para que los buscadores de aventuras naveguen los vientos de estos gigantes de gas en una combinación de persecución de tormentas con un ala delta.

Asegúrate de verificar todos tus sistemas, porque de lo contrario te aplastará la fuerte presión en las bajas latitudes de esos planetas.

Fecha de publicación:Texto deFoto deUAlaska/CalTech/Gemini Obs./AURA/NSF
8
de 13

Un paseo por Europa

Los viajes interplanetarios en el siglo XXIII tendrán cosas buenas y malas. Podrás admirar los hermosos mares de Titán, pero tendrás que soportar el olor del metano. Puedes divertirte en las aguas cristalinas de Europa, pero desafortunadamente son negras debido a una capa de hielo que bloquea la luz del sol. Al menos, si optas por ir a Europa, la luna de Júpiter, sus oscuras aguas son un poco más seguras de iluminar porque no son inflamables. Como bonificación, para el 2200 la NASA habrá abandonado toda una flotilla de submarinos en forma de calamar para que puedas pasear a tu gusto.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/Cornell University/NSF
9
de 13

Encélado, la nueva Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara son espectaculares, pero la mejor aventura romántica del siglo XXIII será en una nava espacial, para recorrer silenciosamente los majestuosos anillos de Saturno, cuando de pronto ves una neblina en la distancia. En ese momento, tu nave se acerca a una pintoresca columna de agua que sale del polo sur de la luna Encélado hasta que moja tu nave, rompiendo el silencio. Reserva ya para el Día de San Valentín del 2216.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/JPL/Space Science Institute
10
de 13

Recorrido por los cometas

Un robot aterrizó en un cometa por primera vez en el 2015. Aunque no lo sabíamos, nació un nuevo deporte.

Para el 2200, los pilotos ya estarán aterrizando en cometas, y los más atrevidos se dedicarán a tratar de posarse sobre esas rocas voladoras cerca de su perihelio, su punto más cercano al sol, y quedarse allí el mayor tiempo posible hasta que su cola crece a su máximo y el cometa enfrenta la perspectiva de desbaratarse.

Fecha de publicación:Texto deFoto deESA
11
de 13

Buscando diamantes en Saturno

¿Quién dijo que el mejor regalo que se puede hacer a una mujer es un diamante? Bueno, ¿qué te parece entonces viajar por el sistema solar para sacar un montón de diamantes de la atmósfera de un enorme planeta rojo? En el siglo XXIII los diamantes tendrán menos valor porque cualquiera podrá ir a Saturno y literalmente recogerlos en la atmósfera.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA / JPL-Caltech
12
de 13

Esquiar en Plutón

Para finales del siglo XXI, los esquiadores ya habrán conquistado todas las montañas de la Tierra. Naturalmente, el comienzo de los viajes interplanetarios los llevará al Cinturón de Kuiper en busca de nuevas aventuras. Resulta seguro decir que Plutón, con su abundancia de montañas de hielo, nieve y cielo azul, les ofrecerá mucho.

Con tantas opciones de viaje en nuestro futuro, sobrevivir el siglo XXIII cargando tu conciencia en la nube no será suficiente.

Fecha de publicación:Texto deFoto deNASA/K.B. Kofoed
13
de 13
Próxima Galerías

¡Ver para creer! Imágenes espaciales que parecen de mentiras [fotos]