CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

¿Te ha pasado que sacas los platos de tu lavavajillas y siguen sucios? Esto es algo muy común, pero aquí te damos algunos consejos para que tus platos salgan rechinando de limpios.

Fecha de publicación:Texto deFoto deKalamazoo Outdoor Gourmet
1
de 11

Cierra la tapa

No dejes la tapa del jabón abierta antes de iniciar el ciclo de lavado, ya que si no la cierras, el jabón se va directamente al caño y no a los platos. Si no la puedes cerrar, lo más probable es que hayas puesto demasiado detergente así que te recomendamos revisar el manual de usuario para determinar la cantidad necesaria.

Fecha de publicación:Texto deFoto deChris Monroe
2
de 11

La cantidad de jabón

Añadir detergente extra para lavar los platos puede ser una idea tentadora, pero lo debes evitar a toda costa. El jabón extra no los dejará más limpios y lo más probables es que termines con platos cubiertos con una capa de jabón. Es mejor cambiar de detergente que poner más.

Fecha de publicación:Texto deFoto deAlina Bradford
3
de 11

Cepilla los platos

No hagas caso de esos comerciales que te prometen que ese plato de lasaña saldrá limpio sin necesidad de que le des una buena cepillada. Siempre se recomienda cepillar los platos antes de colocarlos en el lavavajillas.

Fecha de publicación:Texto deFoto deAlina Bradford
4
de 11

Las copas

Si tienes vasos que terminan con esas manchas de agua te recomendamos usar algún agente que sirva para remover esas manchas de agua dura.

Fecha de publicación:Texto deFoto deChris Monroe
5
de 11

¡Cuidado con partes que cuelgan!

Pon mucha atención al acomodar los platos, ollas y utensilios ya que se pueden atorar el aspersor y descomponer tu máquina.

Fecha de publicación:Texto deFoto deTyler Lizenby
6
de 11

El agua dura y depósitos de cal

Te recomendamos proteger la integridad de tu lavaplatos colocando una o dos cucharaditas de Borax o bicarbonato de sodio al detergente que usas una vez al mes.

Fecha de publicación:Texto deFoto deAlina Bradford
7
de 11

No pongas demasiados platos

Si colocas demasiados platos y no los acomodas bien, puedes ocasionar que no se laven bien y hasta se pueden romper. Colócalos con suficiente espacio entre sí para que no se toquen.

Fecha de publicación:Texto deFoto deGraphicStock
8
de 11

Usa el detergente para lavavajillas

Solamente utiliza jabón especial para lavaplatos ya que el jabón líquido regular ocasionará demasiada espuma y se desbordará.

Fecha de publicación:Texto deFoto deMichal Zacharzewski
9
de 11

Lo más pesado en la parte de abajo

Las ollas y sartenes siempre deben ir en la parte de abajo ya que es la más resistente y está más cerca de los jets de agua.

Fecha de publicación:Texto deFoto deMaytag
10
de 11

La temperatura

La mejor temperatura para lavar tus platos es de 120 grados Farenheit (unos 48.9 grados Celsius). Si tu máquina no tiene un elemento para añadir calor, asegúrate que la temperatura del tu boiler esté al menos en los 48.9 grados Celsius.

Fecha de publicación:Texto deFoto deMartin LaMonica
11
de 11