CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El cambio

El botón de regreso

Deslizar a la derecha para desbloquear

Ajustes de permisos y preferencias

Un app de mensajes

Los mapas

Las nuevas sorpresas

Después de ser un usuario de iPhone por mucho tiempo, decidí cambiarme a Android porque buscaba una pantalla más grande. Cambié mi iPhone 4S por un Samsung Galaxy S4 y, posteriormente, al Galaxy Note 3.

La enorme pantalla era exactamente lo que buscaba, pero acostumbrarte al salvaje oeste de Android después de estar acostumbrado al tranquilo jardín de iOS, toma su tiempo.

Con el iPhone 6 y el 6 Plus, finalmente tendría una pantalla más grande con un dispositivo de Apple y pensé que era el momento ideal para regresar.

Sin embargo, si cambiar de Android a iOS fue un reto, volver resultó en un choque cultural.

Estos son los cinco principales retos a los que me enfrenté inmediatamente.

Pasa el mouse sobre la foto y haz clic en la flecha para ver la siguiente imagen (versión de escritorio) o desliza la pantalla hacia la izquierda (versión móvil o app).

Texto de / Foto de CNET

El hecho de que el iPhone tenga un solo botón resulta lo suficientemente simple, pero cuando necesitas realizar otras funciones dentro de un app, además de regresar a la pantalla de inicio, requiere un botón extra en la pantalla o un widget, algo que genera una falta de consistencia de un app a otro.

Con Android, el botón de regreso funciona de la misma manera en casi todos los casos. Esto fue algo que extrañé inmediatamente.

Texto de

Generalmente, utilizas tu huella para desbloquear el iPhone, pero en ocasiones todavía necesitas hacerlo manualmente.

Me acostumbré a desbloquear el teléfono deslizando mi pulgar hacia arriba en mi Android, por lo que ahora me toma dos o tres veces poder desbloquear mi iPhone 6 Plus.

Probablemente me acostumbraré en un par de semanas, pero de momento tengo que pensar antes de desbloquear mi dispositivo.

Texto de

La manera en la que iOS consolida los permisos y las opciones de los apps en un menú central, hace que el proceso sea más simple y también me da mayor confianza que los desarrolladores de apps se están apegando a las reglas.

Por otra parte, me la pasaba entrando y saliendo de los apps al menú de ajustes, algo que se vuelve tedioso después de un rato.

Texto de

Me divertí con WhatsApp, Viber y Google Hangouts, pero regresar a iOS significa que podré utilizar iMessage, permitiéndome consolidar mis chats tanto en móvil como en mi computadora de escritorio. Seguramente hay otras formas más completas de consolidar todos tus mensajes de texto dentro de un solo app, pero  la ausencia de fricción que ofrece iMessage es una buena sorpresa.

Texto de / Foto de Apple, Inc.

Uno de mis primeros pasos es descargar e instalar el navegador Chrome. Regresar a iOS también significa tener que instalar Google Maps, mover el app a la pantalla de inicio y convertirlo en tu opción estándar de navegación. Funciona mucho mejor que Apple Maps, especialmente si utilizas frecuentemente el transporte público como yo.

Texto de

En un par de semanas, espero que la mayoría de estos cambios sean imperceptibles, excepto el botón de regreso porque creo en el concepto.

Estoy seguro de que me toparé con más retos en las siguientes semanas, pero te invito a compartir tu experiencia sobre este cambio de sistema operativo en nuestra sección de comentarios.

Texto de / Foto de Jason Cipriani/CNET
Próxima Galerías
Las funciones ocultas en el Galaxy...
33