CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

'La Finale'

El Bugatti Veyron es famoso por haberse ganado la corona del auto para carretera más veloz del mundo, alcanzando la impresionante velocidad de 429 kph -- una corona que le quitó al McLaren F1. Su fenomenal desempeño no dejó a un lado el lujo y el estilo, algo que lo convirtió en el auto favorito de los niños, los ingenieros de autos y los adolescentes de todo el mundo.

Después de 10 años, Veyron cierra la producción, pero no se despide sigilosamente. El último modelo ha sido bautizado como La Finale, y Bugatti nos mostró cómo nace este monstruo de millones de dólares.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
1
de 12

El comienzo

La Finale comienza con una estructura más bien modesta, producida por la fábrica de Bugatti en Molsheim, al este de Francia.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
2
de 12

Tres meses

El proceso de fabricación es completamente a mano y toma unos tres meses, pero eso es tan sólo tras varios meses de adquirir partes y fabricar aquellos componentes personalizados  (como las vestiduras o paneles de colores específicos).

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
3
de 12

Componentes especiales

Debido a las altas velocidades --sin olvidar las temperaturas que alcanza el motor -- que el auto logra alcanzar, Bugatti no pudo usar los componentes típicos que encontramos en el diseño automotriz.

Utilizan soportes de fibra de carbono para sostener el motor y la transmisión, mientras que la cabina está hecha de un monocasco del mismo material.

Pernos de titanio se usan para conectar la parte de enfrente, la de en medio y la de atrás.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
4
de 12

Los paneles

Se añaden los paneles de fibra de carbono.

Bugatti fabrica sus propios paneles de fibra de carbono prensados a mano y ha desarrollado su propio método para pintar en este rojo especial a La Finale.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
5
de 12

Mucha potencia

Para alcanzar la potencia deseada, Bugatti tuvo que fusionar dos motores VR8 para crear un W16 -- con cuatro turbo cargas. Estos motores logran alcanzar los 100 kph en sólo 2.5 segundos.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
6
de 12

Los frenos

Utilizaron discos de fibra de carbono para los frenos pero son tan grandes que tuvieron que crear una suspensión especial y llantas a la medida.

Las llantas son Michelin y cuestan unos US$26,000 por un par.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
7
de 12

Las pruebas

El auto se somete a pruebas rigurosas de calidad antes de salir de la fábrica, incluyendo un tipo de monzón en el que el agua azota el carro para ver si funcionan bien los sellos a prueba de agua.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
8
de 12

Hecho a mano

Los últimos detalles son tan minuciosos que también son hechos a mano.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
9
de 12

El interior

En la imagen vemos cómo se acomodan los paneles interiores y los electrónicos. Una gran variedad de vestiduras están disponibles y Bugatti dice que se usa la piel de 16 toros para el interior de un solo Veyron.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
10
de 12

Pulido y encerado

También debe pulirse para ser entregado a su dueño sin una sola huella digital en la pintura.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
11
de 12

La firma

La insignia de 'La Finale' está bordada en los asientos de piel y también en los paneles de fibra de carbono del exterior.

Fecha de publicación:Texto deFoto deBugatti
12
de 12