CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Automobile Driving Museum

Franklin

No me toques

Packard

Palancas y botones

De paseo

Cabezal en L

12 cilindros

V12

Hupmobile

El hermoso Modelo T

Eficiencia

Como nuevo

Aero

Descapotable

Diseño escocés

Caddy

Adornos

Asiento en vez de maletero

Woody

Mini Woody

Importado

Poco espacio

MGA

Para competir

Nash

Laaaargo

Avances de la época

Avanti

Moderno/retro

1958 Hawk

Gasolina especial

Clásico

Regalo de Hughes

Rosa y blanco

Patrulla de Carreteras de California

Pura potencia

De buen ver

El correcaminos

Salón separado

Elegantísimo

Puro lujo

De los años 30

8 cilindros en línea

¿Cuero?

Locur por las cuatro ruedas

El Automobile Driving Museum en Los Ángeles tiene autos de todo el siglo XX, pero sobre todo de la primera mitad.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

¿Qué te parece un Franklin Runabout de hace 101 años? Tiene un motor de 6 cilindros en línea de 25.3 caballos de fuerza, con enfriamiento por aire.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

No puedes sentarte en los autos, pero puedes acercarte bastante.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Cada semana se ofrecen rodadas en las calles con algunos de los autos del museo.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Es fascinante observar los controles antes que muchos se estandarizaran.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Ford Modelo T Roadster de 1915 tenía 20 caballos de fuerza. No mucho, pero la velocidad de 45 millas por hora que alcanzaba era aterradoramente rápida para esa época.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este motor de 4 cilindros tiene un cabezal en forma de L.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este Packard "Twin Six" tenía un motor de 12 cilindros y 88 caballos de fuerza. Es uno de los tres que existen.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Los motores V12 son grandes, pero funcionan sin mucho ruido ni vibración

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Es una compañía que probablemente no conoces, but Hupmobile fabricó vehículos hasta . Este es un Century Six de 1929.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Modelo T de 1909 se ofrecía con seis diseños de carrocería. El precio nuevecito era US$840, un poco más de US$20,000 en dinero de hoy.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este motor de 4 cilindros y 20 caballos de fuerza rendía unas 25 millas por galón.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Como todos los autos en el museo, este está en perfecto estado.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un Chrysler Airflow de 1935 con su revolucionario diseño curvilíneo, tiene un motor de 8 cilindros en línea y 130 caballos de fuerza.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Windsor de 1947 fue un gran éxito de ventas para Chrysler después de la Segunda Guerra Mundial, pero no cambió mucho en comparación con el modelo anterior.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este tipo de interiores ya no se ve, y costaba más que la versión Highlander.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

La limosina Cadillac Serie 75 de 1939 tenía capacidad para siete personas

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

No muchos vehículos tienen ornamentos en el capó. Este Rolls sí lo tiene, y además se puede esconder.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

No es frecuente que puedas ver de cerca autos antiguos con un asiento donde normalmente está el maletero. Este es un Ford Roadster de 1936.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un Buick Super Woody de 1949, basado en el modelo Roadmaster. El motor de 8 cilindros en línea generaba 120 caballos de fuerza.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Los paneles de madera eran el último grito de la moda a finales de los años 1940, incluso en autos más pequeños como este xxx. Aunque sólo tenía 44 caballos de fuerza, contaba con frenos de disco en las cuatro ruedas, algo poco común en esa época.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un MG TD inmaculado. que parece haber salido de la fábrica en Abingdon. Al fondo se observa un Morgan de 1935.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un tanto maltratado, pero todavía en buen estado para ser un vehículo británico fabricado hace 82 años.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El MGA tenía una transmisión manual de cuatro velocidades y un motor de 4 cilindros y 72 caballos de fuerza. Esas líneas de la carrocería... mejor no hablemos de eso.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Muchos MG se usaban para competiciones. Este modelo era propiedad y lo corrió uno de los instructores del museo, quien lo bautizó "Lucille". Inicialmente fue uno de los últimos autos de carrera que salió de la fábrica y varios equipos privados lo corrieron hasta 1985.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Aunque el Nash Rambler fue en su momento objeto de bromas sobre su tamaño, el modelo Metropolitan (en la foto) es incluso más pequeño, unas pocas pulgadas más largo que el Mini de hoy en día.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un Lincoln Premiere de 1957, con un motor V8 de 300 caballos y 18 pies de largo.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Asientos y ventanillas eléctricos, frenos de alta potencia y dirección asistida, lo último del momento.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Avanti, fabricado por Studebaker, tenía un poderoso motor V8 y carrocería de fibra de vidrio, pero eso no fue suficiente para salvar la marca.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Avanti parece un modelo de estos días, un interior retro en un auto moderno.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este modelo de Packard no logró sobrevivir una década en el mercado.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Es pequeño, pero debajo del medidor de la gasolina hay una etiqueta que dice "usar gasolina de alto octanaje". Es fácil olvidarse que este tipo de vehículos todavía funciona, algo agradable de ver en un museo como éste.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El Thunderbird de 1957.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este Packard Caribbean 1955 fue un regalo de Howard Hughes a la actriz Jean Peters.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El interior está en excelente estado, considerando los años.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

No hay mucha información sobre este auto, pero se conserva asombrosamente bien para haber sido una patrulla policial. Tal parece que acaba de salir de una película.

Y el Mercury Colony Park de al lado es ua belleza.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Las llaves de este AMC Javelin estaban sobre el capó, ni había ningún otro auto obstaculizándome el camino. Y además yo estaba solo en el museo Tremenda tentación.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este modelo tiene un motor 360 ci con el paquete "Go Package" de fábrica, que incluía un diferencial de deslizamiento limitado. Hermoso.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El enorme estabilizador de cola del Road Runner Superbird que viste en la primera foto.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Los vehículos más costosos de la colección están en un salón aparte, que por lo general se visita con un chaperón. El Packard Roadster de 1936 tenía un motor de 8 cilindros en línea y 130 caballos de fuerza, de ahí la nariz tan larga.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este Packard Touring, también de 1936, es elegantísimo, y tiene un motor V12 de 175 caballos de fuerza.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Incluso después de tantos años, la elegancia es evidente.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Un increíble Pierce-Arrow Town Car de 1937. Si te preguntas cómo una compañía que fabricaba autos como éste sobrevivió la Gran Depresión, bueno, no sobrevivió.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Este tipo de motor ya no se ve por ninguna parte, porque 8 cilindros en línea no se considera el mejor tipo de motor.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

El auto del medio es un Stutz Monte Carlo. Si la pintura te parece rara, bueno, es porque no es pintura. Todo el vehículo está cubierto con imitación de cuero Zapon.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET

Una tarde divertida. El Automobile Driving Museum es pequeño pero tiene vehículos fantásticos.

Texto de / Foto de Geoffrey Morrison/CNET
Próxima Galerías
Ford Ranger de 2019: Ford vuelve a...
53