CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas

Una catedral 'geek'

Valor cultural

Piezas de colección

Salón de la Fama

Super Mario originales

Obras de arte expuestas

Foros y conferencias

La primera consola vendida

Marcas poco conocidas

Orígenes de la realidad virtual

Convenciones de fanáticos

Historia de una pasión

Tributo a la memoria

Mapas abiertos

Espacios patrocinados

Sala interactiva

Recuperar la infancia

Fundado en 2013, Vigamus es el nombre del Museo de Videojuegos de Roma, el primero de su clase que se crea en Italia.

Funciona en el sótano de un edificio que también alberga un mercado municipal, en la vía Sabotino 4. El precio de entrada es de 8 euros, y los niños de 6 a 14 años pagan 5.

Aquí puedes tener acceso a su página web.

Texto de / Foto de Vigamus

Vigamus explica, en su página web, por qué es importante dedicar un museo a los videojuegos: "(Somos una fundación) que reconoce al medio de los videojuegos como un artefacto cultural, a ser estudiado y divulgado en virtud de su contenido simbólico".

Texto de / Foto de Vigamus

En Vigamus se encuentran expuestas verdaderas rarezas como, por ejemplo, esta máquina arcade con el juego Fix it Felix Jr., que es el título creado especialmente para la película animada Wreck-it Ralph (2012).

Los visitantes pueden jugar con ella libremente.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

El Video Game Museum of Rome, como también se conoce a Vigamus, exhibe en una de sus paredes los retratos de quienes considera las figuras fundamentales de los videojuegos, incluyendo a Shigeru Miyamoto (creador de Super Mario Bros.) y Hideo Kojima (creador de la saga Metal Gear Solid).

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

El museo posee una de las colecciones de consolas y cartuchos de videojuegos más completas de Europa. Tiene en exhibición 440 piezas originales, como estos títulos de Super Mario Bros., que son de los primeros en salir al mercado.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

La institución también muestra al público parte de su colección de arte conceptual y diseños creados para muchos videouegos importantes. Son materiales que rara vez logran ver los fanáticos

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

Una de las áreas del museo es una amplia sala con podio y sillas destinada a fotos y conferencias sobre videojuegos. El 17 de julio de 2015 se rindió tributo allí a Satoru Iwata, el presidente de Nintendo, fallecido recientemente.

Texto de / Foto de Vigamus

La sala de exhibición tiene toda un ala dedicada exclusivamente a las consolas de videojuegos. Allí está expuesta una pieza original de la primera consola que se vendió en el mundo: la Odyssey de Magnavox, lanzada en 1972.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

La colección de consolas incluye marcas poco conocidas, que se lanzaron en los años 70 y 80 del siglo pasado pero que no tuvieron éxito masivo y, por lo tanto, desaparecieron y cayeron en el olvido.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

Considerado uno de los mayores fracasos de la historia de Nintendo, en Vigamus se puede una pieza original del fallido Virtual Boy, consola de realidad virtual lanzada por la firma japonesa en 1995.

Texto de / Foto de Vigamus

Vigamus realiza continuamente eventos para la comunidad gamer de Roma, como competencias de jugadores (el Space Invanders Day, por ejemplo), sesiones nostálgicas (Intellivision Fest) y eventos asociados al lanzamiento de un título importante, como el Assassins Creed Day (en la imagen).

Texto de / Foto de Vigamus

Todas las paredes de Vigamus despliegan más de 100 paneles que cuentan los más de 50 años de historia de los videojuegos, desde los primeros desarrollos tecnológicos hasta la actualidad.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

Además de las consolas y juegos expuestos, el museo también muestra a los visitantes 15 videos retrospectivos, que suman más de 200 minutos de imágenes, en las que es posible ver videojuegos en acción que ya no están disponibles.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

En la imagen se aprecia un mapa hecho a mano, con anotaciones, de un videojuego desarrollado en Italia. Todo juego requiere de un mapa para situar la acción y los personajes, que luego se entrega a los programadores y diseñadores para que construyan las mecánicas de funcionamiento.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

En Vigamus hay una sala en la que se efectúan exposiciones de tiempo limitado sobre algún título en específico. En la imagen, se ve la exhibición dedicada al juego Aliens Colonial Marines. La muestra incluía figuras de acción, esculturas de tamaño real, arte conceptual y brindaba a los visitantes la posibilidad de jugar el título tanto en Xbox como en Playstation.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

La última sala de Vigamus está reservada a consolas auténticas de los años 80, disponibles para que las usen los visitantes. Aquí, el 28 de octubre de 2014, Vigamus habilitó tres máquinas en la que los fanáticos pudieron jugar con cartuchos que había estado enterrados por Atari en Nuevo México.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez

Vigamus, the Video Game Museum of Rome, no solo preserva la historia de un medio al que muchos todavía no consideran digno de un museo; también reivindica la nostalgia y la diversión asociada a jugar. Por eso una de sus salas disponen de consolas y maquinitas para usarlas sin límite de tiempo.

Texto de / Foto de Gonzalo Jiménez
Fecha de publicación:
Próxima Galerías
Cómo recrearon a Rachael en 'Blade...
20