CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Sin masticar

Blanco y rosado

Alto contenido calórico

Obras costosas

Cocodrilo comestible

Temas artísticos

Se ignora la marca

Reconocimiento mundial

El color de lo artificial

Comentario político

Lo primero que el escultor Maurizio Savini advierte cuando le preguntan cómo elabora sus esculturas de goma de mascar es que no las mastica antes de iniciar su obra. Simplemente, él y sus dos asistentes las retiran de sus empaques, las cortan con tijeras y las pegan en moldes, para que no pierdan la forma con el calor.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Savini sólo emplea goma de mascar de dos colores: blanco y rosado. El artista descubrió que el material es muy inestable, pues contiene altas cantidades de azúcar. Así que Savini, tras aplicar el bubble gum a un molde, le aplica luego un baño de formaldehído y antibióticos para que conserve la forma.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Las esculturas son tan detalladas que hay obras que requieren hasta 3,000 piezas de goma de mascar en su elaboración. Una en especial, llamada "La lupa", pesa 14 kilos de puro bubble gum.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

El precio promedio de una escultura de Savini es de US$56,000. No sólo se utiliza mucha materia prima, sino también el trabajo artístico y artesanal de Savini y su equipo para crear obras tan complejas como el bisonte de la imagen.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Las primeras obras que esculpió Savini, de 45 años de edad y residente en Roma, Italia, se vinieron abajo a los tres meses de esculpidas (y debió devolverle el dinero a los dueños). Por eso, el artista empezó a usar moldes y químicos para protegerlas. Aquí puedes ver un video de su elaboración.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Uno de los aspectos que sorprenden más de las esculturas es el amplio rango de temas: animales, candelabros, zapatos y figuras humanas. Savini también introduce, siempre que puede, alguna referencia a algún tema político.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

El artista nunca ha divulgado el nombre de la marca de goma de mascar que emplea. Poco importaría, de todas maneras, pues Savini la calienta con un secador de pelo para que se vuelva maleable y pueda trabajarla sobre un molde de fibra de vidrio.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Con estudios de arquitectura, Savini ha participado en más de 100 exposiciones colectivas y más de 50 muestras individuales. Sus esculturas se exhiben en museos de Londres, París, Moscú, Madrid, Edimburgo, Nueva Dehli y Berlín.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Savini ha planteado, en el blog de la galería Emmanuel Fremin, que le gusta trabajar el rosado de la goma de mascar pues éste es el "rosa [que] representa lo artificial; cuando se lo ve, se asocia con un mundo falso".

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery

Savini asegura que la goma de mascar llegó a Italia con los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que considera que hay un componente histórico y político cada vez que usa esta materia prima para sus esculturas.

Texto de / Foto de Emmanuel Fremin Gallery
Próxima Galerías
Esta era la tecnología de punta hac...
16