CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Empecemos con este ornitorrinco

No enfades a los ornitorrincos

Cuidado con este animalito tímido

Cuidado con los lemures salvajes

Esta ratita tan adorable y peluda

Mejor comer alguna otra cosa

Este pajarillo supuestamente delicioso

El roedor aparentemente inofensivo

Los selonodones y sus dientes

Este tiburón

Este pájaro chiquito

El pitohuí

Este pulpo tan hermoso

Aléjate de los pulpos de anillos azules

Esta diminuta musaraña

Cuidado con las musarañas

Este otro pájaro aparentemente inofensivo

Este pececillo encantador

Cuidado con las aletas de las quimeras

Este ganso aparentemente normal

Este coral

Todos les tenemos miedo a las serpientes y arañas venenosas. Pero el reino animal reparte veneno entre muchas otras especies.

Como el ornitorrinco. Es adorable, hasta que lo piensas bien...

Texto de / Foto de Fairfax Media/Getty Images

Los machos tienen espolones que pueden soltar veneno. La cantidad suficiente para matar a un perro o herir bastante a un humano.

Moraleja: No enfades a los ornitorrincos. Incluso los de Disney.

Texto de / Foto de Disney XD/Getty Images

Es tan dulce y parece tan vulnerable. Pero un mordisco de lemur puede causar reacciones alérgicas en sus víctimas similares a la de la pelusa de los gatos o incluso más fuertes.

Texto de / Foto de Encyclographia vía Wikipedia

En la saliva y otras secreciones de los lemures salvajes se ha encontrado batracotoxina, el mismo veneno que se puede encontrar en los tegumentos de algunas ranas. La dieta de los lemures salvajes puede incluir criaturas o plantas venenosas y esas toxinas se pueden transmitir en sus mordiscos.

Texto de / Foto de Ed Wray/Getty Images

Te presentamos a esta rata de cola peluda y nativa del este de África. Es adorable hasta que intentas comértela.

Texto de / Foto de De Agostini/Getty Images

Esta rata embadurna a propósito su pelaje con veneno de un árbol llamado Acokanthera schimperi. También le gusta mascar el árbol, que es muy venenoso. De modo que todo lo que intenta morder a esta criatura acaba enfermo o muriendo.

Texto de / Foto de Mousse vía Wikipedia

Seguramente has comido uno de estos pájaros. Es una codorniz y suelen servirlas en restaurantes sofisticados.

Pero cuidado con las codornices salvajes cazadas durante su época de migración. Si han estado comiendo cicutas y luego tú te las comes puedes acabar en el hospital con problemas de hígado.

Texto de / Foto de Said Khatib/AFP/GettyImages

Te presentamos al selonodon, tiene nariz de Pinocho y es mejor que no dejes que te muerda...

Texto de / Foto de Seb az86556 vía Wikipedia

Hay veneno en sus bocas. El veneno se transmite a través de unos incisivos inferiores afilados, como si fueran una jeringa. No es lo suficientemente venenoso como para matar a un humano pero si te encuentras con uno ponte guantes. Es lo que hacen los profesionales.

Texto de / Foto de William B. Scott/Public Domain

Tal vez pensabas que un tiburón se conformaría con dientes afilados y ojos aterradores, pero no. A diferencia de todos los otros tiburones, los tiburones escuálidos tienen la espina dorsal cubierta de veneno.

Son moderadamente tóxicos para los humanos.

Texto de / Foto de David Doubilet/National Geographic/Getty Images

A pesar de la sonrisa en la cara de este tipo, sostener a este pájaro con las manos descubiertas es una mala idea...

Texto de / Foto de Steve Kagan/The LIFE Images Collection/Getty Images

La piel y las plumas de estos pájaros, llamados pitohuís, son muy venenosas. Es porque se alimentan a base de escarabajos tóxicos. En Papua Nueva Guinea, donde viven estos pájaros, la gente no se los come a no ser que estén desesperados y sólo después de haberlos desplumado y despellejado.

Texto de / Foto de markaharper1 via Wikipedia

¿Cómo puede envenenarte un pulpo? Mordiéndote. Y, si pasa, más vale que busques ayuda inmediatamente.

Texto de / Foto de UIG/Getty Images

Esta hermosa criatura contiene suficiente veneno como para matar a 26 humanos adultos en minutos. La buena noticia es que el pulpo no puede alcanzarte desde la distancia. No lo toques y no pasará nada.

Texto de / Foto de UIG via Getty Images

La saliva de este roedor es tóxica. La musaraña mata a sus presas mordiéndolas.

Texto de / Foto de Boston Globe/Getty Images

También hay que tener cuidado con las musarañas acuáticas. Los humanos no suelen morir de estos mordiscos pero duele mucho igualmente.

Texto de / Foto de Accipiter via Wikipedia

No comas ninguno de estos pajarillos de cresta azul y no te pasará nada.

Texto de / Foto de Public Domain

Las quimeras podrían ser la estrella de cualquier acuario. Pero, si metes una en el tuyo, pueden acabar siendo el único pez en él.

Texto de / Foto de UIG/Getty Images

Su aleta dorsal es venenosa.

Texto de / Foto de National Geographic/Getty Images

¿Un ganso? ¿En serio? Si estás en África subsahariana sí. No te molestes en cocinar esta ave autóctona. Igual que los otros pájaros de esta lista, come escarabajos venenosos. Y en una cantidad lo suficientemente grande, ese veneno puede matar a una persona.

Texto de / Foto de De Agostini/Getty Images

Este animal, que parece un coral pero es más similar a una medusa, tiene un veneno que puede causar dolor en los humanos.

Texto de / Foto de Barry Brown, UIG via Getty Images
Próxima Galerías
23 videojuegos controvertidos
25