CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

2015 Dodge Challenger SRT Hellcat

Algunos cambios

El turbocompresor

Las tomas de aire

El poder

Entradas de aire

Las llaves

El desempeño

SRT

El lanzamiento

Dejando huella

La velocidad

El sonido

La suspensión

En la ciudad

Rines

La gasolina

En el tráfico

Motor vs. estéreo

El interior

Los asientos

El volante

Las palancas

Los detalles

Para encenderlo

Los instrumentos

La pantalla

Uconnect 8.4

La navegación

En la parte trasera

La seguridad

Muy poderoso

Único en su tipo

Se afirma que el 2015 Dodge Challenger SRT Hellcat es el auto más poderoso que se ha fabricado.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

A pesar de que cuenta con un motor más pequeño, lo compensa con un supercharger.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El turbocompresor con doble husillo está a cargo de alimentar el motor con aire.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Las tomas de aire y ventiladores del cofre no son sólo parte del diseño, jalan y empujan aire al motor para enfriar el sistema de propulsión.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Gracias al turbocompresor, el auto alcanza 707 caballos de fuerza.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Una entrada de aire frío está camuflada en uno de los faros con luz de día.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El Hellcat viene con dos llaves: una llave negra que limita el poder a 500 caballos de fuerza y una roja que te deja utilizar toda la potencia.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Electrónicos SRT permiten que el conductor personalice el desempeño para las calles o la autopista.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

La páginas SRT que vienen en la versión estándar del sistema de información y entretenimiento, Uconnect 8.4, permiten que el conductor personalice y escoja entre las cuatro modalidades de manejo.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El control de lanzamiento es estándar y permite que el Hellcat alcance 96 kph en sólo 3.5 segundos.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Si eres un aficionado de dejar marcas de los neumáticos en el pavimento, puedes desactivar el control de la tracción.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Alcanza su velocidad máxima a los 320 kph y recorre un cuarto de milla en 11.2 segundos.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El ruido que este coupé hace con el pedal hasta el fondo es una mezcla entre el rugir de un V-8 y el chillido de un turbocompresor mecánico.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El Hellcat también viene con una suspensión ajustable de tres configuraciones.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

La modalidad para manejar en la ciudad (Streets) es muy cómoda, mientras que la de la pista de carreras (Track) mantiene cierta rigidez en las esquinas. El modo deportivo (Sports) se encuentra en medio de las modalidades anteriores.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Los rines estándar son de 20 pulgadas y vienen con frenos Brembo.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Si lo compras te la pasarás viendo el tapón de la gasolina, ya que en mis pruebas obtuve un promedio de 19 km por galón.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Me sorprendió lo fácil que resultó conducirlo en la vía pública y durante las horas de tráfico.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Con el pedal hasta el fondo, el motor emite un sonido más alto que el estéreo, pero también resulta silencioso a altas velocidades.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

En la parte de adentro encontramos una mezcla de pedazos de plástico barato y algunos toques más sofisticados.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Los asientos opcionales Laguna cuentan con superficies ventiladas y otras con calefacción.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El volante también incluye calefacción.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Las palancas en el volante están hechas de un aluminio ligero.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

No me encantó el toque de imitación de piel que parece metal alrededor del panel de instrumentos y la consola central, pero sí me gustó el resto de la cabina.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El botón de encendido y el poder utilizarlo sin necesidad de insertar la llave son funciones estándar.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Entre los instrumentos hay un par de indicadores y una pantalla a color.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

La pantalla central y el turbocompresor fueron los únicos lugares en donde me topé con la insignia de Hellcat.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El sistema de información y entretenimiento Uconnect 8.4 es estándar y viene con una buena lista de fuentes de audio digitales.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Si quieres el sistema de navegación, tendrás que pagar US$695, pero es una buena inversión. El comando de voz y la función de rutas son muy buenas.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Tiene unos faros traseros con LED y un spoiler negro.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Algunas de las opciones de seguridad estándar son la cámara para la reversa, alertas de proximidad para estacionarte y monitonización de puntos ciegos.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

El Challenger SRT Hellcat puede intimidarte y es muy poderoso, pero no será difícil vivir con él siempre y cuando puedas pagar esos costosos tanques de gasolina.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET

Actualmente, no hay otro auto como el Challenger SRT Hellcat, al menos no hasta que llegue el 2015 Charger SRT Hellcat con dos puertas más y los mismos 707 caballos de fuerza.

Texto de / Foto de Antuan Goodwin/CNET
Próxima Galerías
La nueva cara del Chevy Camaro de 2...
8